Opinión

Tras la pista de los grupos de poder en el sector salud

20 Ago 2015
Un ejercicio del periodismo de investigación para cubrir una agenda que también importa: la salud de los ciudadanos por encima de los intereses de la industria y de sus dueños.

Durante las últimas décadas la mejor tradición del periodismo de investigación en el Perú ha tenido la vida del bombero: apagando los incendios internos del país, enfrentando acontecimientos que ponían en riesgo la propia supervivencia del Estado. En frenesí constante, comprometido con su realidad, sin aliento y sin descanso. Sometido a la coyuntura de la violencia de la época o a los vaivenes de nuestra clase política, jaloneado por la tiranía de la historia diaria.

En la década de los 80, la cobertura periodística se centró en la violencia de Sendero Luminoso desde su origen en las alturas de Ayacucho hasta su desembarco en Lima. En los años 90 toda la atención recayó en la continuación de la saga subversiva, pero ya en tierra de narcos. Época oscurantista que fue testigo del ascenso meteórico de Fujimori y Montesinos, del autogolpe del 5 de abril y la aparición del grupo paramilitar Colina como preludio de la derrota senderista. Tiempos aciagos que acabaron en la 'filmoteca' del ex Servicio de Inteligencia Nacional.

Los mejores colegas de la época reportaron el proceso de combustión de cerca, siempre al extremo, al borde del abismo.

Después del 2000, con la caída del fujimorismo, se abrió un periodo democrático que trajo consigo innumerables investigaciones contra los principales dirigentes y funcionarios del gobierno fujimorista, el inicio de los juicios contra militares y policías por violación a los derechos humanos durante la guerra contrasubversiva y, finalmente, la anulación y reinicio de los procesos por terrorismo contra miles de procesados de Sendero Luminoso y del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA).

Este último periodo, intenso y abundante de historias para el obsesionado por la investigación periodística, concluyó aproximadamente en el 2010, cuando las mafias del narcotráfico ya habían consolidado su posición de mando en los valles cocaleros de Ayacucho y del Alto Huallaga, en los principales puntos de salida de la droga por los puertos del Callao, en el norte del país, y en las calles de Lima a través de las primeras acciones del sicariato, las más silentes, las menos conocidas. No se sabía entonces, pero aquel era el inicio de la ofensiva criminal que hoy se reporta como una serie de HBO en la prensa de tinta roja.

Durante las últimas décadas el periodismo de investigación en el Perú ha vivido así: hijo de su tiempo. 

Hoy, atrevidos y convencidos por la tarea de repensar el periodismo, lanzamos el primer ensayo para cambiar el derrotero. Un intento por conocer y revelar al poder en el Perú, pero desde un ámbito que muchos olvidamos hasta que caemos enfermos, afectados por un malestar o por el paso del tiempo.

Durante las últimas décadas el periodismo de investigación en el Perú ha vivido así: hijo de su tiempo. 

Durante los últimos cinco meses, Ojo-publico.com ha investigado los secretos de la industria privada de la salud, sus millonarias inversiones en el rubro y los grupos económicos detrás de ella, así como la incipiente capacidad del Estado para fiscalizar y defender al ciudadano de a pie que llega a confíar su vida a las principales compañías del mercado de la salud.

En este especial periodístico -al que hemos llamado Cuidados Intensivos- el lector encontrará la radiografía del poder en el sector salud. Lo descubrirá en un poderoso buscador que contiene el perfil de los médicos del Perú, junto a información detallada sobre las clínicas y aseguradoras de todo el país; en las investigaciones, reportajes y entrevistas con los principales personajes vinculados al tema, así como en la data inédita representada en potentes visualizaciones. Toda la información puesta al servicio del ciudadano. 

Nos atrevemos a alejarnos un poco de la agitada coyuntura para sumergirnos en una agenda que también importa: la salud de los ciudadanos por encima de los intereses de la industria y de sus dueños.

Esta aplicación periodística es un ejercicio para penetrar en las entrañas del poder en el Perú, del poder real.

Hoy, por lo pronto, nos toca publicar, usted tiene el deber de leer.

VEA CUIDADOS INTENSIVOS: Una aplicación para vigilar el negocio privado de la salud.

Foto de portada: Centro financiero de Lima/Andina

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.