Edición Regional04 Oct 2018

Alcalde del distrito más rico del Cusco manejará un presupuesto de S/265 millones

Megantoni, creado en La Convención en 2016, tiene un presupuesto del canon del gas de Camisea que equivale a los ingresos juntos de La Molina y Jesús María. Ocho mil habitantes elegirán a su nuevo alcalde entre un comerciante de la construcción, un dirigente indígena, un ingeniero geólogo y un excandidato en la región Lima.
INGRESOS MILLONARIOS. El distrito cusqueño de Megantoni recibe millones de soles por concepto del canon que deja el gas de Camisea.
Foto: Andina.

El distrito de Megantoni, creado en el 2016 bajo la jurisdicción de la provincia de La Convención (Cusco), alberga las reservas de recurso natural más importante del Perú: el gas de Camisea. En dicha región se explotan los lotes 56, 57, 58 y 88, operados por las compañías Pluspetrol, Repsol y CNPC Perú, algunas de las compañías petroleras más poderosas del país.

Esta actividad económica ha generado que el presupuesto para este año supere los S/ 265 millones, ingreso de dinero semejante al que manejan los distritos limeños de La Molina y Jesús María. Con este panorama en marcha, los más de ocho mil habitantes de Megantoni decidirán al alcalde que regirá sus destinos en los próximos cuatros años.

Hoy, cuatro aspirantes con experiencia política pretenden reemplazar a Esau Ríos Sherigorompi, el alcalde saliente. Sin embargo, ninguno de sus planes de gobierno indica cómo se ejecutará de manera eficaz el millonario presupuesto procedente del canon gasífero, en favor de la población y del medio ambiente.

INTERINO. Esau Ríos Sherigorompi (al centro y con el micrófono) dejará el cargo de alcalde de Megantoni a fines de diciembre. 
Foto: La República.

El candidato empresario

Emerson Choronto Manchiñari (34), con secundaria completa, busca alcanzar la alcaldía de Megantoni por el partido Democracia Directa. En diciembre del 2017, luego de crearse dicho distrito, Choronto tentó la alcaldía interina de Megantoni, pero ocupó el tercer lugar con el 15% de los votos.

En su plan de gobierno, Choronto Manchiñari dice que ‘‘Megantoni es codiciado por los agricultores sin tierra, madereros informales, cultivadores de coca y el narcotráfico que los fomenta’’. También indica que la zona es una‘‘mina de oro para todos los aprendices a políticos deshonestos que pululan en el país’’.

Sin embargo, el análisis del candidato sobre el futuro de Megantoni, más allá de los calificativos, no dice qué decisiones tomará para ejecutar de manera eficiente los millones de soles que tendrá que manejar como eventual alcalde. Su plan de gobierno también omite propuestas sobre cuidado medioambiental y la lucha contra el narcotráfico.

Ojo-Publico.com revisó la declaración jurada presentada por Choronto al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y encontró que este reportó un ingreso anual de S/24 mil, pero no informó sobre su centro de trabajo. El candidato tampoco informó si poseía bienes inmuebles o inmuebles o acciones en compañías. Esta última información contrasta con lo descubierto en los Registros Públicos.

El 2017 el candidato constituyó Servicentro Parotori en Megantoni. Además figura como gerente general de otras tres compañías en dicho distrito: Cooperativa de Producción y Servicios Múltiples Puerto Huallana, dedicada al transporte fluvial; Central de Multiservicios Amazónicos Kashiri, del rubro de materiales de construcción y ferretería; y el Grupo Kashiri, de venta de maquinarias.

Actualmente, Choronto además figura como presidente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Yayantsi.

El regidor que pretende ser alcalde

Daniel Ríos Sebastián (42), nacido en la provincia de Echarate (La Convención, Cusco) y quien tiene estudios de ingeniería geológica, fue elegido el 2017 regidor de Megantoni con el 22% de los votos. Hoy aspira a convertirse en alcalde con el partido Avanza País.

Entre sus propuestas destacan: aumentar en 70% los recursos recaudados, captar los capitales del turismo en Machupicchu y fortalecer el ordenamiento territorial del distrito. Sin embargo, no indica los procesos para cumplir con sus planes. Tampoco menciona punto alguno sobre el manejo del millonario presupuesto por canon gasífero que recibe Megantoni.

EXPERIENCIA MUNICIPAL. Daniel Ríos Sebastián, como regidor de Megantoni, en una visita a la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos del Congreso. 
Foto: Congreso de la República.

El candidato declaró en su hoja de vida un ingreso anual de S/45.600, proveniente del sector privado, omitiendo el ingreso del sector público debido a su labor de regidor.

Su esposa, Rosa Huaman Baca, creó la empresa Nia Sankari Osarite EIRL en 2012 –hoy dada de baja–, que contrató con la municipalidad de Echarate y el gobierno regional de Cusco por S/ 671 mil, entre 2013 y 2016. En 2014 Ríos asumió la titularidad de la empresa, y ese mismo año postuló sin éxito a consejero regional por la provincia de La Convención.

El postulante que se presenta por cuarta vez

Feliciano Hinojosa Rondan (59) es el candidato con más experiencia política: esta será la cuarta vez que aspire a un cargo público. El 2002 postuló al cargo de regidor accesitario del Callao por el Movimiento Amplio País Unido. El 2010 a consejero regional en la provincia de Huarochirí (Lima) por Fonavistas Perú, mientras que el 2014 fue candidato nuevamente al mismo puesto en Huarochirí, pero por el movimiento Justicia y Capacidad. En todas las elecciones perdió.

Para estos comicios, Hinojosa Rondan, nacido en el Cusco, postula a la alcaldía de Megantoni con el Frente Amplio. Su plan de gobierno indica que uno de los principales problemas del distrito es su bajo ingreso económico y menciona entre sus propuestas: mejorar la calidad en la educación, potenciar la agricultura y el turismo en el distrito.

El candidato, como pasa con sus principales contendores, no brinda detalles sobre la ejecución de sus propuestas. Tampoco sobre el manejo de dinero procedente del canon que tendrá, si finalmente asume como alcalde de Megantoni.

PROPUESTA TURÍSTICA. Feliciano Hinojosa considera dentro de sus propuestas potenciar el turismo en Megantoni. El aspirante omite el manejo de los millones provenientes del canon que tendrá si llega a ganar las elecciones. 
Foto: La República - Janet Lobo. 

El aspirante por el Frente Amplio declaró al JNE un ingreso anual de S/ 3.600 por sus labores como técnico electrónico de profesión y una vivienda con un valor de autovalúo que no supera los S/ 60. En sus postulaciones en 2010 y 2014 no reportó ningún ingreso económico al ente electoral.

Según Registros Públicos, el candidato fue socio fundador en la Empresa de Transportes Señor de Huanca en 1999, en La Convención. Esta compañía tampoco fue declarada en su hoja de vida presentada al JNE.

Candidato y presidente de comunidades nativas

El movimiento Fuerza Inka Amazónica presentó a Ismael Hernández Sebastián (48) como candidato. En febrero de este año, en su calidad de presidente de la Central de Comunidades Nativas Matsigenka, el postulante acompañó las protestas contra la Transportadora de Gas del Perú (TGP) por el derrame de gas líquido que afectó a 22 comunidades y siete asentamientos nativos en la quebrada de Kemariato en Megantoni.

Hernández Sebastián es natural de Ucayali y se desempeña como docente. Es otro de los experimentados en la carrera a burgomaestre por Megantoni ya que tiene dos elecciones previas, pero sin lograr acceder a cargo público. El 2010 tentó la alcaldía distrital de Echarate (Cusco) por el partido Perú Posible y el 2014 a regidor de la misma comuna con el movimiento Fuerza Inka Amazónica.

IMPACTO AMBIENTAL. Visita de autoridades locales tras el derrame de gas líquido ocurrido en Megantoni en febrero de este año. 
Foto: La República. 

En su plan de gobierno, el candidato reconoce que Megantoni posee la mayor reserva de gas a nivel nacional. Sin embargo, su propuesta de ejecución del presupuesto se pierde en vaguedades y conceptos sin sentido: ‘‘Al ser los recursos provenientes de esta actividad una oportunidad para el desarrollo del distrito se ha considerado necesario realizar un mayor análisis en el diagnóstico de las variables estratégicas’’.

Un detalle llama la atención en el caso de Hernández: la involución de su patrimonio. De acuerdo a sus últimas declaraciones al JNE, el candidato registra menos ingresos cada vez que postula. El 2010 su ingreso anual fue de S/ 20.400, el 2014 se redujo a S/15.600, y en estas elecciones apenas reportó S/2.000. Tampoco registró en el JNE bienes inmuebles.

Al cierre de este informe, Ojo-Publico.com intentó comunicarse con todos los candidatos, pero no recibió respuesta de parte de ellos.

Autor: