26 Jul 2018

Daniel Salaverry: Los antecedentes del tercer presidente fujimorista en el Congreso

Parlamentario de Fuerza Popular y exregidor aprista en Trujillo encabezará la Mesa Directiva junto a Leyla Chihuán, Yeni Vilcatoma y Segundo Tapia. La lista fujimorista se impuso con 69 votos.
NUEVO CARGO. Daniel Salaverry, electo presidente del Congreso de la República para el período legislativo 2018 - 2019.
Foto: Andina.

El legislador fujimorista Daniel Salaverry Villa (45) -representante de la región La Libertad- se convirtió esta tarde, con 69 votos, en el nuevo presidente del Congreso de la República. Con el inicio de la legislatura 2018- 2019, Ojo-Publico.com detalla sus antecedentes y relaciones políticas y empresariales antes de su llegada al parlamento.

La aparición de Salaverry en el escenario político se remonta al 2006, cuando fue elegido regidor en la provincia de Trujillo por el Partido Aprista (el alcalde era César Acuña). En la siguiente elección del 2011 fue candidato a la alcaldía trujillana -también con el APRA- pero quedó en segundo lugar. El ganador de esa contienda fue César Acuña Peralta, político que logró un cargo en una ciudad caracterizada por tener victorias recurrentes del partido que Salaverry dejó en febrero de 2014.

El hoy presidente del Congreso tuvo su primer acercamiento con el fujimorismo en la contienda electoral del 2014. Ese año Salaverry volvió a postular a la alcaldía de Trujillo, pero esta vez por Fuerza Popular. La elección regional, donde alcanzó menos del 10% de votos, preparó el camino a las presidenciales 2016, proceso que le permitió llegar al Congreso con más de 57 mil votos.

ELECCIÓN LEGISLATIVA. El Congreso decidió con 69 votos que Daniel Salaverry sea el nuevo presidente del parlamento peruano. 
Foto: Andina.

Desde el parlamento, Salaverry ha apoyado proyectos de ley que impulsan, entre otras iniciativas, la creación de los distritos de El Milagro y Alto Trujillo, ubicados en la región La Libertad. Meses después de ocupar el cargo de legislador, también se sumó a la iniciativa de la congresista Karina Beteta que declaraba el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes.

CONTRATACIONES PÚBLICAS Y PATRIMONIO

Salaverry fundó DSV Constructores el año 2004 con su padre Francisco Raúl Salaverry Pinillos, empresa dedicada a la construcción y proyectos de arquitectura. En febrero del 2016 Salaverry dejó de ser el apoderado legal. En julio de este año la empresa fue dada de baja por la Sunat, con una deuda acumulada de más de un millón de soles correspondientes a Essalud, ONP y el Estado.

Luego de dejar el cargo de regidor municipal en Trujillo, Salaverry continuó con sus actividades empresariales al mando de DSV Constructores. Entre 2011 y 2014 su compañía tuvo contrataciones con el Estado por más de S/ 15 millones, específicamente con los municipios de Longotea y Marcabal, que en ese momento tenían alcaldes del APRA.

El año pasado se reveló que esta empresa  tenía una deuda acumulada con el Estado peruano por más de un millón de soles. Luego de la denuncia, la contadora de la empresa denunció el robo de un disco duro que tenía información contable de la constructora. Antes de ingresar al parlamento, Salaverry dejó de aparecer en los registros de la compañía.

LISTA FAVORITA. Daniel Salaverry estará acompañado en la Mesa Directiva del Congreso por Leyla Chihuán, Yeni Vilcatoma y Segundo Tapia.   
Foto: Andina.

Una comparación entre las declaraciones juradas de Daniel Salaverry como regidor en Trujillo y la presentada el año pasado como congresista también muestran el incremento de sus ingresos en catorce veces. Al cese de su cargo provincial, el legislador fujimorista declaró el 2010 S/ 34.500 de patrimonio. Siete años después, ya como parlamentario el 2017, este ascendió a S/ S/ 496.520 (los montos incluyen solo la suma de bienes y otros).

Parte del aumento en las cifras corresponde a la adquisición, en mayo de 2009, de un inmueble en Trujillo por más de US$ 84.000. Una revisión al reporte crediticio de Salaverry también muestra que desde su inicio en el parlamento ha reducido su deuda con el sistema financiero. En julio de 2016, registraba más de S/ 36.000.00 por pagos retrasados -por 390 días- pero desde setiembre de ese mismo año, las deudas atrasadas quedaron en cero. Hoy viene cancelando un crédito que suma más de S/ 139.000,00.

FACTOR RAMÍREZ

El acercamiento entre Daniel Salaverry y el exsecretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, no se produjo en la esfera política sino en la deportiva. A fines de 2013, la prensa local de Trujillo informó sobre el cargo que cumpliría Ramírez en el club de fútbol Carlos A. Mannucci de Trujillo. Salaverry, en aquella actividad pública, presentó a Ramírez como su sucesor en el club Manucci.

VÍNCULO DEPORTIVO. Joaquín Ramírez y Daniel Salaverry en la presentación de la directiva 2014 del club Carlos A. Manucci de Trujillo.
Foto: Club Carlos A. Manucci.

En la ciudad norteña, Ramírez, vinculado a una investigación de la DEA por lavado de activos, tiene negocios junto a su hermano y hoy congresista fujimorista Osías Ramírez. El entonces también presidente de la Universidad Técnica de Cajamarca (UTC), equipo que jugaba la primera división del campeonato peruano, se comprometió a llevar a lo más alto al Carlos Manucci. A mediados de 2014, los deportistas exigieron el pago de sus salarios que se encontraban retrasados. Ramírez dejó la institución a inicios de 2015.

Hoy, desde el máximo cargo en el Parlamento, Salaverry será uno de los responsables en priorizar la agenda de proyectos de ley en el Pleno, entre los que se tienen en carpeta iniciativas para combatir el lavado de activos, un delito cercano al entorno de Ramírez y otros representantes de Fuerza Popular.

Autor: