Actualidad

La justicia inconclusa para 'Mamá Angélica'

28 Ago 2017
A pesar de las recientes condenas a militares por el Caso Cabitos, la recordada fundadora de Anfasep no alcanzó justicia plena. La sentencia por la desaparición forzada de su hijo debe ir a la Corte Suprema, mientras quedan sitios de entierro por investigar.

La muerte de 'Mamá Angélica', un personaje símbolo del movimiento de Derechos Humanos, ocurre a poco de una esperada sentencia penal a los responsables de la desaparición forzada de su hijo, pero deja varios asuntos pendientes para la justicia, según representantes de organizaciones independientes que acompañaron su larga batalla legal y personal.

“Falta la ratificación de la sentencia por la Corte Suprema y falta la decisión del Estado de intervenir en el cuartel [Los Cabitos]”, señaló Gloria Cano, abogada de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), quien tuvo a cargo la representación de los deudos del caso.

Cano indicó que el último hallazgo de un cuerpo, que no ha sido examinado de manera exhaustiva, dejó a la octogenaria activista con una inquietud final. “Ella estaba ansiosa de saber si su hijo tal vez estaba en esa última parte del cuartel que todavía no ha sido inmovilizada ni trabajada por medios forenses, para verificar la existencia de otros cuerpos”, indicó la abogada.

RECONOCIDA. La infatigable 'Mamá Angélica' fue reconocida en múltiples ocasiones por su persistencia para dar a conocer las atrocidades cometidas en Ayacucho y apoyar a los deudos en la búsqueda de justicia. / Andina.

Angélica Mendoza, más conocida como 'Mamá Angélica', sostuvo una larga cruzada de más de treinta años para obtener la sanción de los militares que en 1983 secuestraron a su hijo, Arquímedes Ascarza, de su vivienda en Ayacucho. El momento culminante llegó a inicios de agosto con la condena al jefe del cuartel Los Cabitos y en especial al jefe de inteligencia de la llamada Casa Rosada, señalado por el tribunal como el responsable mediato de la desaparición de Ascarza.

“Ella quedó tranquila, aunque preocupada por algunos aspectos de la sentencia, como el desconocimiento de la calidad de víctimas de otras personas que ella conocía”, recordó Cano. “Pero en general ella estaba segura de que esta sentencia era histórica y de que por fin se reconocía que su palabra, lo que ella había señalado durante tantos años, era cierta”.

Cano recordó que, por ese esfuerzo permanente, en los años noventa 'Mama Angélica' fue señalada como presunta embajadora del terrorismo por el régimen de Alberto Fujimori. “Eso a las finales se desestimó, pero en algún momento hasta se dio una orden de captura en su contra”, señaló la representante de Aprodeh.

De ese tiempo es testigo su sobrina, Adelina García Mendoza, quien por esos días la ayudó a fundar la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú (Anfasep). García, quien ahora preside la organización, señaló que el largo proceso judicial no ha permitido alcanzar justicia plena para los deudos. “Varias mamás murieron desde entonces y no hallaron a sus hijos, como la señora Paulina Navarro y el señor Román Mendoza.  Ahora, Angélica. Poco a poco vamos muriendo", dijo.

LEGADO, Adelina García Mendoza es sobrina de 'Mamá Angélica', perdió a su esposo el mismo año, y ahora preside Anfasep para continuar su esfuerzo. / Max Cabello.

Carola Falconí, directora ejecutiva de la ONG Comisión de Derechos Humanos (Comisedh), señaló que el cambio de fecha de la sentencia por el Caso Cabitos dejó a 'Mama Angélica' con desazón, porque no pudo escucharla directamente como había esperado. Sin embargo, mantuvo el temple que la caracterizó. “La vi tranquila, a sus 88 años, declarando como siempre, como hace treinta años, recordando su caso tal cual había sucedido. Ahora ella solo hablaba en quechua y su hija tenía que ir traduciendo al español, pero sus palabras tenían la misma fuerza de siempre”.

“Nos deja múltiples lecciones de fortaleza y de amor por su hijo, de una lucha incansable, de una terquedad inigualable -señaló Gloria Cano- Nuestro mejor homenaje para ella es continuar con la búsqueda de los desaparecidos y los fallecidos en las fosas comunes que todavía están pendientes de exhumar”.

La familia ha dispuesto que los restos de la anciana activista sean velados en Huamanga.

 

 

Lea más:

_____

Foto principal: Andina

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.