Miércoles, 22 Mar 2017

Carlos Burgos: el socio político de García y Castañeda fue condenado por corrupción y lavado

Su estratégico cargo de alcalde de San Juan de Lurigancho, el distrito con más votantes en Lima, fue aprovechado por el APRA y Solidaridad Nacional para obtener réditos políticos.
SOCIOS. Carlos Burgos fue condecorado por Alan García a pocos meses que este dejara la presidencia. El acalde le devolvió el favor el 2014. / Andina

Carlos Burgos, el exalcalde de San Juan de Lurigancho que acaba de ser condenado a 16 años de prisión por lavado de activos y enriquecimiento ilícito, fue un fuerte aliado político de Alan García y Luis Castañeda Lossio durante la última década. Con los líderes del Apra mantiene lazos de amistad y con Solidaridad Nacional una militancia ininterrumpida desde el 2006 a la fecha.

Burgos ocupó dos veces la alcaldía del distrito con mayor número de votantes en Lima (2006-2014), tiempo en el que –según la fiscalía- se enriqueció con 8 millones de soles de las arcas municipales. Su estratégico cargo fue aprovechado por ambos partidos, pues este alcalde no dudó en usar a los comités de vaso de leche y comedores populares para organizar "portátiles" a favor de los candidatos de su elección y sabotear los mítines de sus opositores con ayuda del personal municipal.

VÍNCULOS SOLIDARIOS

Junto a él fueron sentenciados su expareja y asesora, Karina Oviedo Alcázar, y su exteniente alcalde, David Nestares, quienes recibieron 13 años de cárcel por servir de testaferros de sus empresas y propiedades. Precisamente, Oviedo fue el nexo entre Burgos y Solidaridad Nacional.

El 2004 ella fundó el partido Cambio Radical con Jorge Valdez, regidor metropolitano y del entorno personal de Marco Parra, quien entonces era teniente alcalde de Lima y hombre de confianza de Castañeda. Burgos fue contactado como supervisor de la recolección de firmas en aquella época.

EN CAMPAÑA. El 2014, Burgos se lanzó a la re-reelección de la mano de Solidaridad Nacional, pero fue tachado por el JNE por mentir en su hoja de vida.

Tras ganar la alcaldía de San Juan de Lurigancho, Burgos convirtió a Karina Oviedo en su asesora. A la par ella se adjudicó contratos con municipios solidarios y trabajó en el Instituto Solidaridad que fue presidida por Castañeda y tuvo a Parra como vicepresidente.

Según la fiscalía, el teniente alcalde David Nestares sirvió de nexo para enviar y recibir transferencias sospechosas entre Burgos y Oviedo. Sin embargo, el 2012, cuando ya la prensa y la policía estaban tras sus pasos, ella viajó a Estados Unidos y le vendió a Nestares las acciones de la empresa Asesoría, Consultoría y Formación Integral (ACFI) que era dueña de varios bienes, entre ellos, el colegio Saint John’s, el de mejor infraestructura en el límite de Canto Grande y Jicamarca.

Esta empresa también facturó servicios a nombre del Instituto Solidaridad, de Luis Castañeda Lossio.

Karina Oviedo, exasesora de Burgos y también condenada, trabajó en Instituto Solidaridad

Durante su gestión, Burgos pintó todo el distrito del color amarillo solidario e inauguró obras que fueron usadas como propaganda política para el partido. Incluso durante la revocatoria a Susana Villarán, que fue impulsada por el partido de Castañeda Lossio, el hijo de Burgos fue captado organizando a los comités de Vaso de Leche de San Juan de Lurigancho para apoyar el SI a cambio de dinero o un puesto de trabajo en la municipalidad.

APRA: CONDECORACIONES MUTUAS

Burgos se graduó como abogado durante su segunda gestión municipal, el 2011, y entre los invitados estuvieron Parra, Martín Bustamante y otros militantes solidarios. Pero también Luis Nava Guivert, secretario de Palacio de Gobierno y brazo derecho del entonces Presidente de la República, Alan García.

COMPAÑEROS. El secretario general de Palacio y brazo derecho de Alan García, fue uno de los invitados a la íntima reunión que organizó Burgos para celebrar su graduación, el 2011.

Alan García aprovechó el bolsón de votos de San Juan de Lurigancho apenas empezó su campaña presidencial del 2006 y los convenció prometiéndoles que su distrito sería convertido en provincia. A pocos meses de dejar el gobierno, el mismo García firmó y envío un proyecto de ley para hacerlo posible.

La iniciativa fue acompañada de una marcha que encabezó el mismo Luis Nava y el aprista y exdirector de Agua para Todos, Carlos Arana. La propuesta legislativa no prosperó, pero García no dejó el cargo sin condecorar a Burgos, en mayo del 2011, con la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos en el grado de Gran Cruz, ceremonia a la que también asistió Luis Nava.

El segundo tramo de la Línea 1 del Tren Eléctrico, obra por la que Odebrecht pagó un millonario soborno, fue facilitado también por Carlos Burgos, cuya gestión tramitó la habilitación urbana, ayudó con la expropiación de inmuebles y firmó acuerdos para trasladar las unidades de transporte que pasaban por la línea del tren.

Burgos ayudó a gestionar el Tren Eléctrico, obra por la que Odebrecht pagó sobornos

La primera piedra de la obra fue celebrada en abril del 2012, en presencia de Burgos y el presidente de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico, Oswaldo Plasencia, hoy procesado por el escándalo de corrupción.

El 19 de diciembre del 2014, en su última semana en la alcaldía y con el proceso por lavado de activos a cuestas, Burgos condecoró a Alan García. La última vez que ambos fueron fotografiados en un evento político fue en noviembre del 2015, durante un almuerzo que organizó el líder aprista con miras a su campaña presidencial.

NOTA ACTUALIZADA: 1:18 p.m. del 23/03/2017