Jueves, 09 Feb 2017

Poder Judicial ordena la captura del expresidente Alejandro Toledo

Según la fiscalía, depósitos de Odebrecht para Toledo fueron operados desde Escocia e Islas Vírgenes Británicas. Sostiene que US$9.6 millones llegaron desde sociedades offshore vinculadas a la constructora brasileña.
CAPTURA. Alejandro Toledo, presidente del Perú entre el 2001 y el 2016, vive su hora más difícil. /Andina

El Poder Judicial ordenó la detención preventiva del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) como parte del proceso que se le sigue por los millonarios sobornos que habría recibido de la compañía brasileña Odebrecht, a cambio de entregarles la licitación de la carretera Interoceánica.

El juez Richard Concepción declaró procedente el pedido del fiscal anticorrupción, Hamilton Castro, al considerar que Toledo no tiene arraigo en el Perú y podría obstruir la labor de la justicia, y dictó 18 meses de prisión preventiva contra el expresidente.

El fiscal Castro (que empezó la audiencia citando el dicho quechua: Ama Sua - No seas ladrón) mostró una detallada lista con las transferencias que realizó Odebrecht a las cuentas offshore del empresario israelí, Josef Maiman, amigo de Toledo. En esta se detallan 18 operaciones bancarias realizadas entre el 23 de junio del 2006 y el 3 de junio del 2010 por un total de US$9.6 millones.

OFFSHORE. Los depósitos de la constructora no llegaron a las cuentas de Alejandro Toledo sino a sociedades en paraísos fiscales vinculadas a Yossef Maiman.

Los pagos fueron hechos desde bancos en el extranjero hacia las cuentas de las siguientes offshore beneficiarias: Warbury and Co de Escocia (10 depósitos), Merhav Overseas Limited en Islas Vírgenes Británicas (6 depósitos), Trailbridge Ltd, también en Islas Vírgenes Británicas (1 depósito), y uno adicional a nombre de una persona identificada como Lucas Valera, en Venezuela.

La mayor remesa de dinero llegó el 11 de enero del 2010, cuando Intercorp Logistics Ltd envío US$2 millones en dos transferencias bancarias que llegaron a Merhav Overseas y a Warbury and Co. Estas transacciones forman parte de los US$20 millones que el ex directivo de Odebrecht, Jorge Simoes Barata, dice que su empresa entregó como soborno.

El fiscal Castro también mostró dos tarjetas de presentación incautadas durante el allanamiento a la casa de Toledo; una le pertenece a un representante de Odebrecht y otra al vicepresidente de Merhav Group, Jacques Eshel. Además, una agenda personal donde figura el nombre de Barata.

AUDIENCIA. El juez Richard Concepción tomó una histórica decisión al ordenar la detención del expresidente Alejandro Toledo. / Elizabeth Salazar.

Quienes sirvieron de intermediarios al expresidente Toledo para acordar el monto del soborno con Barata fueron los israelíes Yosef Maiman, Sabih Saylan (ambos de la compañía Merhav) y Avraham Dan On, ex jefe de seguridad de Toledo durante su gobierno.

Como abogado de Toledo se presentó el excongresista Heriberto Benítez, vinculado al caso de corrupción del exgobernador de Ancash, César Álvarez, y a la red de lavado de activos y tráfico de tierras de Rodolfo Orellana. Él trató de demostrar que no había indicios que vinculen al expresidente con el dinero que ingresó a las cuentas de Maiman y que, en todo caso, le correspondería arresto domiciliario por ser mayor de 65 años.

El fiscal Hamilton Castro replicó de inmediato: “No son cuentas transparentes, están de por medio paraísos fiscales. Conclusión, Toledo es el hombre detrás. No vengan a pedir, como se ha señalado en su momento, que identifiquemos las cuentas de Toledo. No hay. Esto no funciona así”.

ESPECIAL. Vea aquí quiénes son los otros personajes políticos involucrados en el Caso Odebrecht, que hoy tiene bajo sospecha al expresidente Toledo.

Castro resaltó la importancia de la confesión de Barata al tratarse del "representante de una empresa corruptora" que se ha acogido a la colaboración eficaz y ha decidido confesar sin ocultarse en el anonimato "para que todos los peruanos sepan lo que ocurrió".

Benítez intentó cederle la palabra al otro abogado de Toledo, Paolo Aldea, para que sustente la posible prescripción del delito de tráfico de influencias y denuncie una persecusión penal contra su defendido porque el juicio por el caso Ecoteva está vigente, pero el juez Concepción indicó que por ley solo un abogado podía intervenir en esta audiencia.

La última aparición de Toledo fue en el programa Cuarto Poder el domingo último. Entonces se encontraba en Francia junto con su esposa Eliane Karp.  Se espera que en las próximas horas, el Poder Judicial disponga su captura nacional e internacional y se oficie a Interpol para proceder a su búsqueda.