Guía para identificar, diferenciar y protegerse de la viruela del mono y la covid-19

Desde mayo se han detectado más de 11.000 casos de viruela de mono en todo el mundo. En la última semana, además, se identificaron más de 5 millones nuevos contagios de covid-19 a nivel global. En Perú, las personas infectadas ascienden a 95, en la viruela del mono, y a más de 50.000 contagios por el nuevo coronavirus en la última semana. El rápido aumento de afectados por estas dos enfermedades virales ha puesto en alerta a la población mundial. En esta guía, OjoPúblico proporciona información para identificar y diferenciar ambas patologías, prevenir infecciones y no entrar en pánico.

BROTES VIRALES. Los casos de covid-19 y de viruela del mono en Perú han aumentando rápidamente desde junio.

BROTES VIRALES. Los casos de covid-19 y de viruela del mono en Perú han aumentando rápidamente desde junio.

Ilustración: Shutterstock

Actualización: 19 de julio de 2022 - 12:30 p.m.

 

Dos enfermedades virales han captado la atención en el ámbito internacional y han puesto en alerta a los sistemas de salud: la viruela del mono y la covid-19. La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que los casos de Sars-cov-2 se incrementaron en 6% en la última semana. Mientras que el monkeypox virus (el virus causante de la viruela del mono) se ha detectado en casi 60 países en los últimos dos meses y medio.

En total, en el mundo, se han registrado más de 5'700.000 nuevos contagios de covid-19 en la semana del 4 al 10 de julio. Y, en paralelo, hay más de 11.500 casos confirmados de viruela del mono desde que se identificó la primera infección fuera de África, el pasado 7 de mayo.

La reemergencia de enfermedades zoonóticas, como la viruela del mono, y la aparición de nuevas, como la covid-19, preocupan, pero no deberían sorprender. Los científicos han advertido de la futura recurrencia de este tipo de patologías debido a los cambios de uso de la tierra, la caza de animales salvajes, el comercio de vida silvestre y la crianza de animales. En 2021, un estudio publicado por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos estimó que las posibilidades de enfrentar nuevas pandemias se triplicarán en las próximas décadas.

[Para] las dos nos protegemos de la misma manera y se pueden contagiar por contacto estrecho”, explicó la médica Maye Nazario.

Por el momento, la única enfermedad que representa una emergencia sanitaria de preocupación mundial es la covid-19, que mantiene esa denominación desde el 30 de enero de 2020. En cuanto a la viruela del mono, el Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional de la OMS aclaró, el pasado 25 de junio, que la misma no representa una emergencia global. Sin embargo, Tedros Adhanom, director de la OMS, indicó que este equipo se volverá a reunir en la semana del 18 de julio para reevaluar la situación.

A pesar de que la viruela del mono aún no tiene la denominación de emergencia sanitaria mundial, esta enfermedad sí representa un nuevo reto para los sistemas de salud de las naciones en las que se ha detectado el virus, como Perú. En el país, el 26 de junio se alertó sobre el inicio de la cuarta ola de covid-19 y la detección del primer caso de viruela del mono.

A la fecha, se han registrado 95 casos de viruela de mono en 8 regiones y más de 54.000 nuevos contagios de covid-19 en la última semana. Además, se han emitido alertas epidemiológicas para cada una de estas enfermedades que instan a los centros de salud a estar atentos a la presentación de posibles casos y a la población a acudir de forma temprana ante la presentación de cualquier síntoma.

“En ambos casos, hay que identificar los síntomas y protegerse, como lo hemos venido haciendo en la pandemia”, resaltó la médica ocupacional Maye Nazario a este medio. No obstante, para poder solicitar atención con premura y evitar más contagios es necesario conocer las características de cada una de estas enfermedades. Por eso, en esta guía, OjoPúblico aborda las dudas más frecuentes sobre ambas patologías.

Ilustración: Claudia Calderón

 

¿Cuáles son las similitudes entre ambas enfermedades?

 

La principal similitud consiste en que la viruela del mono y la covid-19 son enfermedades zoonóticas. Es decir, que tienen un origen animal, aunque no está 100% claro cuál es el portador original. Además, las dos infecciones virales se transmiten por mantener contacto cercano con una persona infectada. Y, en ambos casos, el tratamiento se centra en el manejo de los síntomas.

Adicionalmente, las medidas de prevención sirven para evitar el contagio de estas y cualquier otra enfermedad viral. “[Para] las dos nos protegemos de la misma manera, y las dos se pueden contagiar por contacto estrecho”, resaltó la médica ocupacional Maye Nazario.

 

¿Cuáles son las principales diferencias de estas patologías?

 

En principio, aunque ambas enfermedades son virales, estas pertenecen a familias de virus diferentes. El Sars-cov-2 pertenece a los coronavirus, mientras que el monkeypox virus forma parte de los poxvirus. Además, el nuevo coronavirus, explicó el infectólogo Augusto Tarazona, ha demostrado tener la capacidad de generar más mutaciones con importancia de salud pública.

“El virus del coronavirus ha tenido, en un corto tiempo, un historial de mutaciones muy rápidas con muchas variantes y sublinajes de interés, a diferencia de la viruela del mono. [De esta última], su mutación es absolutamente lenta y solo tiene dos subespecies”, precisó.

Una tiene síntomas en la piel y la otra tiene síntomas mayormente respiratorios”, dijo César Ugarte.

Otras de las diferencias claves reside en que la letalidad del Sars-cov-2 es mayor al de la viruela del mono. Además, en el caso de la infección por nuevo coronavirus, la vacunación es crucial para evitar casos graves. En contraste, la inmunización contra la viruela del mono no es de uso masivo y, sin ella, la mayoría de personas pueden superar la enfermedad sin complicaciones. Por último, la covid-19 se caracteriza principalmente por presentar síntomas respiratorios como tos y dificultad para respirar, mientras que la viruela del mono se caracteriza por generar lesiones en la piel.

 

¿Hay alguna infección por la que me deba preocupar más?

 

Los especialistas consultados por OjoPúblico aclararon que no hay una enfermedad que deba preocupar más que la otra, sino que se deben seguir las medidas de protección para evitar cualquier enfermedad viral.

Además, destacaron que más allá del tipo de virus, las enfermedades pueden afectar en mayor o menor medida dependiendo de la condición de salud de la persona. “[El impacto en la salud] depende de la persona. Si eres una persona en el grupo de riesgo y no sigues las medidas de salud pública, sea la covid-19 o la viruela del mono, te puede afectar de una manera importante”, resaltó Maye Nazario.

 

¿Cuáles son los síntomas de ambas enfermedades?

 

El Ministerio de Salud de Perú señala que los síntomas comunes en la covid-19 son malestar general, fiebre, congestión nasal, tos, dolor de cabeza, pérdida del olfato y pérdida del gusto. Además, en casos graves se puede reportar una baja en la saturación de oxígeno (menor a 93%), fiebre persistente por más de tres días, dolor intenso en el pecho o la espalda, respiración rápida, falta de aire y mareos.

Los Centros de (CDC) de Estados Unidos indican que los síntomas de la viruela del mono incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos, agotamiento y erupción cutánea en cara, interior de la boca, manos, pies, pecho y genitales, entre otras partes del cuerpo.

Ilustración: Claudia Calderón

 

¿Cuáles son las formas de contagio?

 

Una de las características ligeramente comunes entre la viruela del mono y la covid-19 consiste en que las secreciones, como la saliva, pueden transportar el virus y propagar su contagio. Sin embargo, hay otras formas de transmisión claramente diferentes en ambas enfermedades. “[En] lo que hay que centrarnos, sobre todo, es en que una tiene síntomas en la piel y la otra tiene síntomas mayormente respiratorios”, afirmó el epidemiólogo César Ugarte.

En covid-19, por ejemplo, la transmisión del virus se da por gotículas respiratorias que se expulsan al toser, estornudar, hablar, cantar o respirar; aerosoles de corto alcance que son partículas infecciosas que circulan por el aire y se inhalan a corta distancia, y aerosoles de largo alcance, cuando esas mismas partículas viajan más allá de la distancia conversacional en entornos interiores mal ventilados.

En la viruela del mono, el contagio se da, principalmente, por el contacto con las lesiones —el brote, los líquidos corporales que salen de este (pus o sangre, por ejemplo) y las costras—. Además, la OMS precisa que el virus puede propagarse por la saliva, debido a que las lesiones que aparecen en la boca también pueden ser infecciosas.

 

¿En qué se diferencian las gotículas respiratorias de los aerosoles?

 

Las gotículas son secreciones respiratorias de gran tamaño que, por su peso, no tienen la capacidad de viajar grandes distancias. Mientras que los aerosoles son las partículas respiratorias de menor tamaño que pueden quedar flotando por varios metros y durante una mayor cantidad de tiempo.

Una investigación de la revista Royal Society Publishing de 2021 explica que las gotículas tienen un tamaño de entre cinco y 10 micras de diámetro y que podrían depositarse a entre uno y dos metros de distancia de la persona que las liberó. En cuanto a los aerosoles, estos tienen un tamaño menor a cinco micras y pueden viajar distancias mayores a los cinco metros en espacios interiores poco ventilados y abarrotados, como informa un artículo publicado en la revista Nature.

 

¿Hay espacios con mayor riesgo de contagio para cada una de las enfermedades?

 

En ambas patologías, no hay espacios específicos que causen más contagios. Pero algunos factores, como la poca circulación de aire y el contacto estrecho, podrían aumentar el riesgo.

“En relación al covid-19, los lugares de mayor riesgo son los espacios cerrados, donde no hay ventilación, como restaurantes, gimnasios, etc. En el caso de la viruela [del mono] no existen estudios que hayan determinado categóricamente los niveles de transmisión, pero se sabe que podría existir cierto nivel de contagio en algunos lugares donde hay contacto estrecho y se comparten objetos, como toallas o utensilios”, explicó Augusto Tarazona.

Los científicos han advertido de la futura recurrencia de este tipo de patologías”.

Para identificar los lugares de riesgo en la covid-19, la OMS recomienda aplicar la regla de las “Tres C”. Esto significa tener en cuenta, primero, lugares con mucha gente; segundo, entornos de contacto estrecho en los que se pueden mantener conversaciones a distancias físicas muy cortas, y, tercero, espacios cerrados con mala ventilación. “El riesgo de propagación de covid-19 es especialmente alto en lugares donde estas ‘3C’ se superponen”, advierte.

 

¿Cómo se diagnostican estas enfermedades?

 

Una característica común consiste en que tanto la viruela del mono como la covid-19 se pueden diagnosticar por pruebas PCR, pero con un reactivo diferente para identificar cada una de las familias de virus. César Ugarte resaltó que para la covid-19 también se puede utilizar pruebas antígenas y, en la viruela del mono, si es que se puede, primero se hace una biopsia y después la PCR.

Además, la toma de muestras es distinta. La “Guía de procedimientos para toma de muestra de secreción nasofaríngea - Sars-cov-2” del Instituto Nacional de Salud de Perú señala que el hisopado es nasofaríngeo. Por su parte, la “Norma técnica de salud para la prevención y manejo de los pacientes afectados por la viruela del mono” señala que se realiza el hisopado nasofaríngeo, orofaríngeo y de las lesiones de la piel, y se toman muestras de sangre y de las costras secas.

Foto: Andina

DIAGNÓSTICO. La viruela del mono y la covid-19 se pueden detectar a través de pruebas PCR, pero con reactivos diferentes.
Foto: Andina

 

Si me enfermo, ¿cuándo puedo contagiar a otras personas?

 

Una de las grandes diferencias entre ambas enfermedades consiste en que la viruela del mono solo se puede contagiar cuando el paciente empieza a mostrar síntomas, mientras que, en la covid-19, el contagio se produce en asintomáticos, presintomáticos y sintomáticos.

La OMS explica que las personas con el nuevo coronavirus son más infecciosas dos días antes de empezar con los síntomas (presintomáticos). Además, el médico Augusto Tarazona señaló que el periodo de transmisión del Sars-cov-2 es de entre 7 a 10 días, en asintomáticos y sintomáticos leves. Mientras que, en las personas con una enfermedad moderada y necesidad de oxígeno, es de alrededor de 14 días, y en personas en UCI puede ser de hasta 21 días.

En cuanto a la viruela del mono, la OMS señala que el intervalo de contagio es de entre dos días y cuatro semanas, tiempo promedio en el cual están presentes los síntomas. “Esa es la gran diferencia. En el coronavirus, tú puedes ser asintomático y puedes contagiar. Pero, en la viruela del mono, si no tienes síntomas lo más probable es que no puedas transmitir el virus”, enfatizó César Ugarte.

 

¿Quiénes son los más vulnerables en uno y otro caso?

 

Las personas con mayor riesgo de padecer una enfermedad grave en cualquiera de las dos infecciones virales son aquellas con comorbilidades o con sistemas inmunológicos debilitados. “Cualquier persona que tenga el sistema inmune afectado corre el riesgo de padecer síntomas graves de cualquier enfermedad vírica”, afirmó Maye Nazario.

La especialista explicó que las personas que siempre corren más riesgo son aquellas que se encuentran en las edades extremas de la vida, como los recién nacidos y niños que recién están fortaleciendo su sistema inmune y los adultos mayores con inmunodepresión. A la vez, Augusto Tarazona agregó que el personal de salud con una exposición prolongada al virus y las personas sin ninguna vacuna contra la covid-19 o con el esquema incompleto también forman parte de la población en riesgo.

 

¿Hay riesgo de muerte en ambas enfermedades?

 

Sí, pero es diferente en cada caso y puede ir variando a lo largo del tiempo. En Perú, por ejemplo, la tasa de letalidad de la covid-19 actualmente se encuentra en 5,8%, a diferencia del 9,34%, registrado en julio de 2021. En cuanto a la viruela del mono, de acuerdo con la OMS, los riesgos de muerte van entre el 3% y el 6% de los casos en los países endémicos, es decir, en África. Sin embargo, fuera de esa zona geográfica, los decesos son menores al 1%.

“La letalidad es variable. La letalidad por covid-19 en nuestro país ha llegado hasta el 11%, que es bastante alta, y ahora ha bajado notablemente. En los casos actuales de viruela del mono, se tiene solo tres casos reportados como fallecidos en el mundo”, afirmó Augusto Tarazona.

 

¿En qué cuidados debemos centrarnos para evitar los contagios?

 

Las medidas de prevención del contagio para la covid-19 y la viruela del mono se centran en el lavado de manos, mantener la distancia social y el uso de mascarillas en interiores, según las recomendaciones del Ministerio de Salud. Además, específicamente para la viruela, se recomienda evitar el contacto físico con personas que tengan erupciones en la piel. “Lo responsable es que cualquier persona que tenga síntomas compatibles, se aísle”, agregó César Ugarte.

 

¿Hay alguna recomendación específica para las personas con vida sexual activa?

 

No. Tanto la viruela del mono como la covid-19 se contagian por contacto estrecho. A pesar de que las relaciones sexuales implican un mayor riesgo para contraer estas enfermedades debido a la posibilidad de estar en contacto con las erupciones de la piel, en el caso de la viruela del mono, y del intercambio de saliva y otras secreciones en ambas patologías, todas las personas están expuestas al contagio.

“Cualquier persona que tenga contacto físico estrecho de cualquier tipo con alguien que tenga viruela símica corre el riesgo de contraerla, independientemente de quiénes sean, qué hagan, con quién elijan tener relaciones sexuales o cualquier otro factor”, advierte la OMS.

Por eso, Maye Nazario precisa que las recomendaciones para las personas con vida sexual activa aplican para cualquier tipo de relación que se vaya a establecer. Estas incluyen conocer a la persona, sus hábitos de higiene, evitar encuentros casuales con personas que puedan tener lesiones y protegerse con preservativos.

 

¿Existen medicamentos específicos?

 

Ninguna de las dos enfermedades depende de un medicamento específico para tratar la enfermedad. “No hay un antiviral eficaz que sea muy útil en ninguno de los dos casos, solamente es el manejo de los síntomas y el prevenir complicaciones”, detalló Augusto Tarazona.

No hay un antiviral eficaz que sea muy útil en ninguna de las dos [enfermedades]”, afirmó Augusto Tarazona.

Aunque sí se han desarrollado antivirales, estos no son indispensables para superar la enfermedad. En el caso de la viruela del mono, en enero de 2022 se aprobó el tecovirimat como tratamiento específico para esta enfermedad. En el caso de la covid-19, se ha desarrollado el antiviral molnupiravir. Dicho fármaco cuenta con registro sanitario en el Perú, pero no se encuentra dentro del protocolo de tratamiento de covid-19 en el país.

 

¿Se necesitan vacunas para ambas enfermedades?

 

Actualmente, existen vacunas para la covid-19 y para la viruela del mono, pero estas no se aplican de igual manera ni son necesarias con la misma urgencia. La inmunización contra el Sars-cov-2 es masiva y clave para evitar que la enfermedad se agrave. Por el contrario, las vacunas contra la viruela del mono, que incluye las aplicadas contra la viruela tradicional, solo están recomendadas a personas que han tenido contacto cercano con un caso confirmado y a personas que trabajan expuestas al virus, como en laboratorios, según el CDC de EE. UU..

“Mientras que ya hemos visto que, en la covid-19, sin vacunación hay muchos problemas, en la viruela del mono, lo importante es cortar la transmisión y brindar soporte médico para que no haya ningún problema”, concluyó César Ugarte.

 

 

Noticias Relacionadas