Lunes, 16 Ene 2017

Juez de Tocache anuló fallo que censura a medios y dice que cometió "error involuntario"

Pese a grave irregularidad el magistrado continuará con proceso de Habeas Data planteado por el peruano Miguel Arévalo Ramírez, sindicado por narcotráfico. Segunda resolución no ha sido notificada a los medios de comunicación.
TOCACHE. El juzgado de Gilberto Cáceres pertenece a la jurisdicción de la Corte Superior de San Martín.

Con el argumento de que cometió un "error material involuntario", el juez de Tocache Gilberto Cáceres Ramos decidió anular la orden que dictó contra la compañía estadounidense Google y un grupo de medios de comunicación de Lima para que retiren de Internet todas las investigaciones que vinculen al peruano Miguel Arévalo Ramírez con mafias del narcotráfico desde los años '80. 

El domingo último se hizo público que el juez de Tocache ordenó a La República, El Comercio (entre otros de propiedad de dicho grupo), los canales América Televisión, Canal N y Willax Tv, el medio digital Ojo-Publico.com, la revista Caretas, y el semanario Hildebrandt en sus 13, que procedan a "retirar, eliminar y cancelar... suspender la difusión y abstenerse en el futuro de publicar" los datos personales e imágenes de Arévalo Ramírez.

El magistrado emitió su primer fallo el 27 de octubre del 2016, favoreciendo a Arévalo Ramírez, y dio un plazo de tres días para que los citados medios de comunicación retiren de Internet las publicaciones que vinculan al demandante con el tráfico ilícito de drogas. Sin embargo, un mes después, el 22 de noviembre del 2016, el mismo juez emitió una segunda resolución en la que dijo haber cometido un "error material involuntario".

Este segundo fallo -que aún no ha sido notificado oficialmente a los medios denunciados- anuló el mandato inicial, pero mantiene el proceso constitucional de Habeas Data planteado por Arévalo Ramírez. Esta información fue confirmada por el Poder Judicial, que también emitirá un comunicado al respecto.

El Consejo de la Prensa Peruana (CPP) expresó su preocupación por el caso al presidente de la Corte Suprema, Duberli Rodríguez.