Investigación

Política o negocios: los polémicos alcaldes empresarios de Lima

26 Feb 2015
OjoPúblico detectó a un grupo de alcaldes de Lima y Callao que, aprovechando los vacíos de la ley, se han sentado en el sillón municipal sin desvincularse de sus compañías privadas y a la espera de continuar con su negocios. En el pasado ganaron contratos millonarios con diferentes alcaldías e incluso fueron gerentes y regidores. En enero último, luego de prósperos años de trabajo como proveedores del Estado, asumieron como la máxima autoridad local. Esta es la controvertida historia de la nueva generación de alcaldes empresarios de Lima.

Son empresarios, ganaron contratos millonarios con diferentes alcaldías de Lima y provincias y además ejercieron como gerentes o regidores municipales. Hoy, después de trabajar durante años como proveedores del Estado, han sido elegidos alcaldes distritales. OjoPúblico identificó a un grupo de flamantes burgomaestres de Lima y Callao -Pueblo Libre, San Martín de Porres, Carmen de la Legua-Reynoso y Puente Piedra- que vienen aprovechando los vacíos en la legislación municipal para dirigir o seguir vinculados a sus compañías en los sectores de la construcción y de las telecomunicaciones, a la espera de mantener sus prósperos negocios con otras municipalidades.

Uno de ellos es el actual alcalde de Puente Piedra Milton Jiménez Salazar. La carrera política y los negocios de este empresario giran en torno a un mismo círculo de contactos: las municipalidades de Lima Metropolitana. Varios de sus colegas en distritos vecinos conocen bien a este lambayecano de 59 años no solo por ocupar la alcaldía por tercera vez, o por formar parte de Solidaridad Nacional (la agrupación del alcalde de Lima Luis Castañeda), sino porque su empresa es una de las preferidas en los contratos para un discreto rubro de obras: la pavimentación y reparación de calles de la capital y de diferentes regiones del país: desde Ancón, Comas, Rímac y San Juan de Lurigancho hasta las provincias de Pasco y Huánuco.

¿Cuál es la historia de Milton Jiménez? Fue candidato a la alcaldía en todas las elecciones municipales en Puente Piedra desde 1995 (pero solo fue elegido entre ese año y el 2001), pasó por las filas del movimiento fujimorista Cambio 90 (llegó a ser uno de sus militantes más antiguos) y siendo alcalde constituyó una de las constructoras favoritas de los municipios de Lima y provincias en los últimos años: Powers Machiners & Equipment. Esta compañía –que actualmente registra un capital de un millón de soles y tres empleados en la Sunat- fue creada en Comas en 1998 y desde entonces ha crecido al mismo tiempo que los contactos del alcalde constructor.

En la última década, la empresa de Milton Jiménez ganó más de ocho millones de soles en 41 licitaciones con 13 municipios de Lima y provincias para la reparación, mantenimiento y pavimentación de vías, según el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE). Sin embargo, hoy esta compañía es investigada por la Fiscalía Penal Anticorrupción, que empezó a seguir sus negocios en junio pasado luego de haber recibido millones de soles por concepto de adelanto de una serie de obras que no llegó a construir y que dejó inconclusas en las regiones de Huánuco y Pasco. 

El alcalde Jiménez sigue como accionista de su cuestionada empresa Powers Machiners & Equipment, pese a tener intereses privados en sectores en los que tiene influencia como autoridad

En uno de los casos, la constructora de Jiménez recibió 1.8 millones de soles de parte de la Municipalidad Provincial de Huánuco para construir un mercado que estaba planificado hace dos años, pero en donde no llegó a colocarse ningún ladrillo. En otro caso, Powers Machines & Equipment integró un consorcio que recibió tres millones de soles, en calidad de adelanto, de parte del Gobierno Regional de Pasco para la reparación de una carretera que fue abandonada sin las debidas refacciones en el 2012. Luego se conocería -por un video difundido en el 2014- que el entonces presidente regional, Klever Meléndez, recibió sobornos de dicho consorcio para beneficiarlo en las licitaciones.

Sin embargo, el destino de ambas autoridades fue distinto. Meléndez acabó en prisión por corrupción y Jiménez relanzó su carrera política con Solidaridad Nacional y continuó con sus negocios. En las elecciones municipales del 2014, logró ser elegido por tercera vez pese a que reconoció en su hoja de vida que había sido condenado por estafa y que mantiene un juicio por peculado debido a compras y adjudicaciones irregulares en sus primeras gestiones como alcalde. Estos antecedentes no le impidieron postular. No solo eso, la constructora, involucrada en otros dos procesos por malversación de fondos y colusión, aún sigue habilitada para contratar con el Estado.

Hoy el alcalde Jiménez sigue como accionista de su cuestionada empresa Powers Machiners & Equipment, pese a tener intereses particulares en sectores en los que tiene gran influencia como autoridad municipal. Otro caso que permite ilustrar como los alcaldes ejercen sus actividades privadas mientras se sientan en el sillón municipal –ya que la Ley Orgánica de Municipalidades no lo prohíbe, como sí ocurre con congresistas y ministros- se encuentra al otro extremo de la ciudad, en el Callao.

Revisa el mapa de actividades privadas de los 49 alcaldes de Lima y Callao [CLIC AQUÍ]

GRANDES LICITACIONES

Este es el caso de Raúl Odar Cabrejos, alcalde de Carmen de la Legua-Reynoso, propietario de Compañía Constructora VAMA, y conocido dirigente del movimiento político Chim Pum Callao, que tiene como presidente al actual titular de la región Callao, Félix Moreno. Antes de ser elegido en dicho cargo, el empresario Odar fue proveedor de este municipio. En el 2005, cuando Félix Moreno, su compañero de partido, ocupaba la alcaldía de Carmen de la Legua-Reynoso, VAMA fue beneficiada con dos contratos que sumaron 1'831,884 soles. El primero de ellos fue por 513 mil soles para la rehabilitación e iluminación de vías y el segundo por 1'318,884 soles para la construcción de un bulevar.

Sin embargo, las licitaciones más grandes vendrían después. En 2011 y 2012, la constructora de Odar, que acumuló un capital de 910 mil soles, integró tres consorcios (San José, Ciudad del Pescador 2 y Decámetro) que ganaron 4'719.117 soles por cuatro contratos con el Gobierno Regional del Callao, también durante la gestión de su compañero de partido Félix Moreno. Las convocatorias fueron para la reparación de vías y construcción de parques en el primer puerto. 

En el período en que la constructora VAMA fue beneficiada con estos contratos, Odar era regidor de Carmen de la Legua–Reynoso por Chim Pum Callao. Años antes había sido gerente de administración de finanzas (2007-2008) y gerente municipal (2008-2010) de este municipio, pero en la gestión de Juan de Dios Gavilano, otro dirigente del mismo partido que estuvo en la alcaldía. Pocos proveedores como Odar conocen los negocios con este populoso distrito chalaco.

La constructora del alcalde Raúl Odar integró tres consorcios que ganaron 4'719.117 soles por contratos con el Gobierno Regional del Callao, en la gestión de Félix Moreno

Alcalde de Carmen de la Legua - Reynoso, Raúl Odar, durante su campaña electoral.

El alcalde de Carmen de La Legua-Reynoso, Raúl Odar, regaló dinero a sus votantes en su campaña electoral. Crédito: Chim Pum Callao.

LA DUEÑA ES LA ESPOSA

Al norte de Lima, otra autoridad vinculada a la industria de la construcción es el nuevo alcalde de San Martín de Porres, Adolfo Mattos Piaggio, cuya esposa, Jessica García Ríos, figura como dueña de la constructora Atlon. Hasta diciembre pasado, Mattos ocupaba el cargo de gerente general de la empresa, que tiene nueve trabajadores y un capital de 83.250 soles, monto exiguo comparado con el dinero que ha recibido de parte de los municipios contratantes.

Por ejemplo, entre 2005 y el 2010, Atlon ganó 2'583,542 soles en 47 licitaciones de distintos municipios de Lima para la reparación de vías y el alquiler de maquinaria pesada. Según los reportes del OSCE, su principal cliente fue la Municipalidad de Comas, que le adjudicó 32 contratos. La preferencia de este municipio por una constructora que recién aparecía en el mercado no fue una casualidad. 

Atlon fue creada el 31 de octubre del 2003, cuando Mattos era subgerente de obras públicas, estudios y proyectos de la propia Municipalidad de Comas (2003-2004). En este despacho se decidían las inversiones en infraestructura y se elaboraban los expedientes para las licitaciones públicas, varias que luego serían otorgadas a la empresa de su esposa.

A inicios del 2005, cuando Mattos ocupaba el cargo de gerente general de Atlon, la empresa consiguió sus primeros cinco contratos con el Estado y nada menos que con la Municipalidad de Comas. Su buena racha de licitaciones con este municipio se prolongó durante toda la gestión del alcalde Miguel Saldaña (2006-2010), su amigo y quien lo había llevado a trabajar dos años antes como uno de sus principales funcionarios de confianza.

El alcalde de San Martín de Porres, Adolfo Mattos, sigue vinculado a la constructora Atlon a través de su esposa. Crédito: Municipalidad de San Martín de Porres.

Pese a los prósperos negocios de Atlon, Mattos nunca descartó hacer una carrera política. Postuló a la alcaldía de San Martín de Porres como candidato de Unidad Nacional en el 2006 y de Cambio Radical en el 2011, pero no logró ser elegido. Aun así no se desvinculó de su círculo de contactos en los municipios ya que llegó a ser gerente de Desarrollo Urbano de la Municipalidad del Rímac durante la gestión de otro de sus amigos, el alcalde Enrique Peramás (2011-2014).

En las últimas elecciones municipales, 'Bobby' Mattos -como suelen llamarlo sus vecinos- se unió al partido Siempre Unidos y volvió a postular a la alcaldía de San Martín de Porres. Esta vez ganó las elecciones y hoy tiene como colega a su ex contratante favorito, el alcalde de Comas, Miguel Saldaña, quien retornó al cargo después de cuatro años. Todo queda entre amigos.

ALCALDE DE LAS TELECOMUNICACIONES

Otro empresario proveedor de municipios que hoy ocupa una alcaldía es el burgomaestre de Pueblo Libre, Jhonel Leguía Jamis, fundador de la compañía de telecomunicaciones American Paging, que le ha vendido radios portátiles a los servicios de serenazgo de por lo menos once municipalidades de Lima desde el 2006.

Junto con su padre, Leguía creó esta empresa en 1994 y ha sido uno de sus gerentes desde entonces. En setiembre pasado, un mes antes de las elecciones municipales, la mayoría de acciones de la compañía pasó a nombre de su madre, Isabel Jamis Figari, pero Leguía continuó al mando del negocio aun después de ganar la alcaldía. Para ir de su empresa al municipio o, viceversa, el alcalde Leguía solo tiene que cruzar a pie la calle, ya que la sede de American Paging se ubica en el jirón Ugarteche, en Pueblo Libre, a tres cuadras de la municipalidad.

El alcalde de Pueblo Libre Jhonel Leguía (der.) fue proveedor de su hoy colega Francis Allison de Magdalena. Crédito: Municipalidad de Pueblo Libre.

No es la primera vez que compartirá su tiempo entre su faceta de empresario y de autoridad local. Entre los años 2003 y 2006, durante la gestión del alcalde Ángel Tacchino en Pueblo Libre, Leguía fue regidor de Unidad Nacional y al mismo tiempo gerente general de su compañía. Luego, postuló a la alcaldía como invitado de Restauración Nacional en el 2006 y de Cambio Radical en 2010, pero no fue electo.

El despegue de su carrera política esperó cuatro años más, pero ese tiempo lo aprovechó para extender los servicios de su empresa a diferentes municipios. American Paging ya era entonces conocida entre las comunas distritales de Lima y se convirtió en uno de sus proveedores de equipos de comunicaciones predilectos. Entre el 2006 y 2014, la compañía ganó 2'153.495 soles gracias a 69 licitaciones con municipalidades, el Ministerio de Justicia y el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas.

En su lista de contratos públicos figuran los municipios de Ventanilla, Miraflores, Ancón, Rímac, Lince, Ate, San Isidro, Independencia, Surco, Los Olivos y Magdalena del Mar. A los alcaldes de estos distritos que llevan varios gobiernos consecutivos, el empresario Leguía los conoció como clientes y hoy comparte con ellos las funciones de la gestión municipal.

Los alcaldes proveedores del Estado, citados en este artículo, combinan sus actividades públicas y privadas sin ningún problema penal ya que la Ley Orgánica de Municipalidades y las normas de contratación del Estado no les impiden ser proveedores de otros municipios y entidades estatales fuera de sus distritos.

Como el ejercicio del cargo de alcalde no es a dedicación exclusiva, tampoco tienen problemas en dirigirir sus negocios los dueños de estudios jurídicos: los abogados Francis Allison y Enrique Peramás, alcaldes reelectos de Magdalena y el Rímac, respectivamente; o el médico y propietario de clínicas Fortunato Príncipe, también reelegido en Lince, así como el dueño de una cadena de grifos, Eduardo Bless, de San Miguel.

Desde hace una semana, Ojo Público ha intentando comunicarse con los cuatro alcaldes mencionados a través de sus oficinas de prensa en los municipios, pero ninguno contestó al cierre de edición. Quizá se sienten seguros porque la ley solo contempla la vacancia de estos altos funcionarios si es que ellos contratan directamente a empresas de su propiedad, de familiares o de un tercero con el que tienen un interés personal. De lo contrario no están en falta. Y así, política y negocios -territorios separados por una frontera difusa- aparecen como el controvertido estilo de gobierno de esta nueva generación de alcaldes empresarios de Lima.

 

Leyenda principal:

El alcalde de Puente Piedra, Milton Jiménez, junto al líder de su partido y burgomaestre de Lima, Luis Castañeda, durante la última campaña electoral. Crédito: Solidaridad Nacional.

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.