DEMORAS. La atención presencial de pacientes oncológicos se realiza con muchas restricciones.

La infinita lista de espera: sobrecarga de consultas externas en hospitales del país

La infinita lista de espera: sobrecarga de consultas externas en hospitales del país

DEMORAS. La atención presencial de pacientes oncológicos se realiza con muchas restricciones.

Foto: OjoPúblico/ Leslie Searles

El Ministerio de Salud dispuso en enero de este año la reactivación progresiva de los consultorios externos, sin embargo, a un año y ocho meses del inicio de la pandemia, la atención presencial de pacientes se realiza con muchas restricciones y con una enorme sobrecarga en las citas, confirmó OjoPúblico. Médicos dicen que no hay condiciones para el retorno, pero en regiones como La Libertad la Defensoría del Pueblo alerta denuncias de galenos que no quieren volver al hospital, por comorbilidades o riesgos por Covid-19, pero sí atienden en clínicas privadas. Hospitales registran largas listas de espera para trasplantes y pacientes oncológicos que no reciben quimioterapias ni radioterapias. La teleconsulta no funciona adecuadamente en las regiones.

28 Noviembre, 2021

Por: David Díaz, Alicia Tovar, José Víctor Salcedo, Wilder Acosta, Magali Estrada y Karín Chacón 

 

Un ataque al corazón en 2015 cambió la vida de Walter Rodríguez Mantilla, un docente universitario de 67 años que vive en Chimbote, región Áncash. Luego de una intervención quirúrgica y meses de terapia, comenzó su rutina de evaluaciones médicas y toma de presión cada tres meses, electrocardiogramas en el mismo periodo y pruebas de esfuerzo cada seis meses. El objetivo de estas acciones médicas era contrarrestar las causas de un posible nuevo evento similar. 

La pandemia, que paralizó al Perú en marzo del 2020, también generó el cierre de los consultorios externos de todos los hospitales del país, entre estos los del Hospital III de EsSalud de Chimbote. Por esta situación, Rodríguez Mantilla, a quien le tocaba pasar consulta con el cardiólogo en abril del año pasado, solo accedió a consultas virtuales a través de una videollamada o de una llamada telefónica. Este año el profesor tuvo un preinfarto. 

Ana Lozano, esposa de Rodríguez Mantilla, logró llevarlo de emergencia al hospital. Cuando le dieron de alta, el cardiólogo le dijo que volviera en una semana para que lo evalúen. Así lo hizo, pero nadie lo atendió en el hospital. Llamó por teléfono para pedir una cita, pero estas siempre fueron a distancia. 

“Yo no sé si estoy yendo bien o no, porque no tengo ninguna prueba física de mi estado. Eso me preocupa”, comenta el profesor. Su esposa, cuenta que Rodríguez Mantilla también enfermó con Covid-19 en diciembre del 2020. “Ha quedado con secuelas, lo han estado atendiendo por teléfono, pero ya le dijeron que necesita una evaluación presencial con un neumólogo, pero no le dan esa cita”.

La pandemia también generó el cierre de los consultorios externos de todos los hospitales del país". 

Esta historia se repite en todo el país. En Puno, a través de una entrevista telefónica, Gloria Roque Esteba luce agitada y tose mucho, pero quiere que la escuchemos. Tiene 50 años y padece de asma crónica. Dice que necesita con urgencia que un neumólogo la evalúe presencialmente en el Hospital Manuel Núñez Butrón. Siente que su enfermedad avanza cada vez más y que las consultas telefónicas no le han servido.

Antes de la pandemia era evaluada periódicamente por un médico que atendía contratado por horas en los hospitales Manuel Núñez Butrón y EsSalud Puno.

En julio del 2020 –durante uno de los picos más altos de la pandemia– Gloria Roque enfermó por Covid-19. “Me dijeron que por ser paciente me darían seguimiento, pero no lo hicieron. Quisiera saber cómo quedaron mis pulmones o cómo están ahora, yo me siento mal, pero no hay atención presencial”, dice.

Consultas externas

EN EL SUELO. Familiares de pacientes de otras regiones o ciudades que pudieron hospitalizarse en Trujillo duermen sobre cartones mientras esperan alguna noticia de sus pacientes. 
Foto: Randy Reyes

 

Las historias de Walter y Gloria son solo algunos de los casos que enfrentan cientos de personas que esperan por una evaluación médica presencial. OjoPúblico recogió información sobre la situación de las consultas externas de los principales hospitales de Cusco, Puno, Áncash, Lambayeque, La Libertad y Ucayali. 

Durante una supervisión realizada entre septiembre y octubre de este año a 76 principales hospitales públicos del Perú, la Defensoría del Pueblo identificó serios problemas en la oferta de servicios para las personas con problemas de salud diferentes a la Covid-19. La falta de programación para cirugías electivas, la falta de atención o demoras para acceder a consultas externas, ecografías, rayos x, entre otros, fueron los principales problemas encontrados.

En la supervisión se advirtió que siete hospitales no realizan ningún tipo de cirugía para pacientes no Covid-19 y 24 de ellos solo las realizan en situaciones de emergencia extrema. “Esto está provocando una lista de espera acumulada, además de poner en riesgo la salud de personas que no pueden acceder a una intervención quirúrgica oportuna”, alertó la Defensoría.

 



Radiografía en el sur

 

El fastidio y la indignación afecta a pacientes pero también a algunos serumistas que prestan servicio en los hospitales. El 12 de noviembre, el médico de Apurímac Kenji Hirakawa Yamada, serumista del puesto de salud de Taquebamba, de la Red de Salud Abancay, escribió en su cuenta de Twitter: “¿Hasta cuándo van a seguir cerradas las atenciones presenciales en consulta externa de los hospitales en el país? Muchos de nosotros ya tenemos hasta tres dosis de la vacuna y nuestros pacientes sin poder tener un control, tratamiento o exámenes necesarios”, comentó.

En Cusco, el reinicio de las atenciones presenciales en consultorios externos está programado recién para la segunda quincena de diciembre. Actualmente, según el gerente regional de Salud, Javier Ramírez Escobar, solo el 10% de servicios en consultorios externos se han habilitado, sobre todo, aquellos que atienden a pacientes con enfermedades crónicas, como diabetes, hipertensión, fibrosis pulmonar y otras.

El funcionario dijo a OjoPúblico que el retorno a la presencialidad empezará solo cuando todo el personal de salud cuente con la tercera dosis de la vacuna y el 70% de la población en la región haya recibido las dos dosis. “Esto nos va a dar la seguridad, no total, pero sí importante, para que las personas puedan ingresar libremente a los hospitales”, señaló.

En tanto los pacientes que no tienen acceso a la consulta presencial son atendidos a través de llamadas telefónicas, mientras que los servicios de emergencia de los hospitales  –por la falta de atención presencial– experimentan mayor carga de pacientes. “Hay 100 atenciones por turno, es decir, 200 personas diarias. En un mes más de 60.000 atenciones”, comentó Ramírez Escobar.

Las consultas externas en el Hospital Regional de Cusco se atienden por teléfono. Solo el servicio de Urología, donde hay un médico por turno, tiene el servicio habilitado. El director de este establecimiento de salud, José Pinares Valencia, señaló que la falta de consulta presencial ha generado que el área de emergencia esté embalsada. “Ahora todos acuden a emergencias por cualquier dolencia”, indicó.

En tanto, en los hospitales de Essalud de Cusco la atención en consultorios externos todavía es limitada. El gerente de la Red Asistencial de Essalud Cusco, Carlos Meza Vilca, anunció que este mes iban a reiniciar las operaciones en la Unidad de Trasplantes. En lista hay 22 pacientes que aguardan.

En Puno, el Hospital Regional Manuel Núñez Butrón empezó con la atención presencial limitada desde agosto de este año. Antes de la pandemia cada especialidad atendía entre 20 y 25 pacientes por turno, ahora solo reciben entre 7 y 10. Para acceder a una cita presencial, los pacientes deben mostrar su carné de vacunación contra la Covid-19 o su prueba rápida negativa. El director de este establecimiento, Abad Illacutipa Mamani, dijo a OjoPúblico que no han podido reactivar el total de las consultas presenciales debido a que la cobertura de vacunación de la población llega al 40% y esto implicaría riesgo de contagio para pacientes y profesionales de salud.

 

Sin citas en el norte y la Amazonía

 

En las regiones del norte la situación es muy similar. En Lambayeque, el Hospital Docente Las Mercedes, del Ministerio de Salud, ha reactivado la atención presencial solo en 16 consultorios externos, lo que representa menos del 50% del total de especialidades que tiene. A pesar de la creciente demanda, atienden solo una vez por semana y reciben por turno máximo a ocho pacientes. Las autoridades del hospital consideran que por ahora no es viable retomar todas las atenciones en consulta externa, pues no podrían cumplir con los aforos y el distanciamiento social. 

Una de las especialidades más críticas es la de oncología. El jefe de este departamento, Marco Calderón Espil, advirtió que no cuentan con infraestructura ni suficiente personal para atender a estos pacientes. “Todos los días tengo que recibir pacientes y tengo que decirles que no hay quimioterapia. Por eso, tengo que enviarlos a otros hospitales donde hay pacientes en espera desde hace tres o cuatro meses”, señaló el funcionario durante una sesión del Consejo Regional.

El Hospital Regional de Lambayeque es el único que brinda tratamiento a pacientes con cáncer asegurados por el SIS, pero no cuenta con salas de quimioterapia ni  radioterapia adecuadas. “Hemos convertido dos consultorios externos en salas de quimioterapia, donde los pacientes están hacinados. En el 2019, elaboramos un proyecto para construir un búnker de radioterapia. [El Instituto Nacional de Enfermedades] Neoplásicas nos iba a donar un equipo para dar tratamiento de radioterapia, pero ese equipo sigue en Lima y ahora lo van a derivar a otro lugar”, dice Juan de la Cruz Mío, responsable del departamento de Oncología. 

Consultas externas

 

En el caso de los hospitales Almanzor Aguinaga Asenjo y Luis Heysen Incháustegui, de Essalud en esta región son constantes los reclamos de que los números de contacto no atienden para obtener una cita presencial. Según informó Essalud, el hospital Luis Heysen Incháustegui cuenta con siete especialidades que brindan atención presencial, pero esto no representa ni el 50 % del total de consultorios externos. 

En esta región solo el Hospital Regional tiene atención presencial en sus 34 especialidades de consultorios externos. Sin embargo, el director Óscar Tello Ibaceta explicó a OjoPúblico que si se incrementa el ingreso de pacientes de Covid-19, se tendrá que retroceder en esta medida.

En Áncash, el director regional de Salud, José Morales de la Cruz, dijo que la consulta externa presencial en los principales hospitales de la región está en un 50%. Dos de los hospitales bajo la jurisdicción del gobierno regional son el Regional Eleazar Guzmán Barrón, del distrito de Nuevo Chimbote, y La Caleta, de Chimbote. El primero ha reactivado su consulta externa en todas sus especialidades, pero no atiende el mismo número de consultas: antes de la pandemia cada médico atendía a 16 pacientes por turno, ahora atienden a solo la mitad. 

El Hospital La Caleta, de las 26 especialidades médicas, solo 17 han reactivado su atención presencial con la misma cantidad de pacientes que atendían antes de la pandemia por turno.

“Hay temor al contagio de la parte asistencial”, dijo Morales de la Cruz para explicar por qué no se ha reactivado aún la consulta en Áncash al 100%. Sin embargo, agregó que estas deberán reactivarse progresivamente, ya que el personal de salud en trabajo remoto en la actualidad solo es del 20%.

El establecimiento de mayor complejidad de EsSalud en Áncash es el Hospital III de Chimbote. Este cuenta con 23 especialidades médicas, de las cuales solo seis atienden de modo presencial: dermatología, medicina interna, medicina física, neumología, neurología y ginecología, informó el establecimiento de salud. 

En La Libertad, la gerente regional de Salud, Kerstyn Morote García, afirmó que la reactivación de la atención en los consultorios externos está casi al 90%. El director del hospital regional docente de Trujillo, César Fernández Sánchez, señaló que por la falta de personal, pues muchos siguen de licencia por la pandemia, no pueden atender a todos los pacientes que necesitan una cita. 

“No hay un reglamento y nosotros no podemos obligar a nadie [a retornar al hospital]. Los derechos de los trabajadores se respetan. Lo único que tenemos es el libre albedrío. Hay gente que ha venido por su propia cuenta, médicos y enfermeras a reintegrarse, hemos bajado de tener 500 trabajadores en trabajo remoto a 200”, dijo a OjoPúblico.

En La Libertad, la reactivación de la atención en los consultorios externos está casi al 90 %". 

En tanto, el Hospital Belén de Trujillo usa para sus consultorios externos los ambientes del colegio María Negrón Ugarte. “Aún así no podemos cubrir toda la demanda”, dijo el gobernador regional Manuel Llempén Coronel. En el Hospital Belén se entregan 100 citas durante la mañana. Las personas hacen colas desde la medianoche para obtener un ticket para su atención en los consultorios.

Frente a esta situación, la gerente regional de Salud indicó que evalúan atender la gran demanda acumulada de consultas externas mediante una campaña de 3 ó 4 días, en un lugar abierto para evitar la aglomeración. Dijo que esto lo harían con personal del Hospital Regional, el Belén y la Red de Salud de Trujillo. 

“Se les pagaría a los médicos un bono extra, haciendo alianzas con las empresas privadas, porque no tenemos autorización del Minsa para pagar horas extras no covid a los médicos”, señaló Morote García. Algunas de las especialidades de salud más requeridas en esta región son neurología, cardiología y gastroenterología.

En la Amazonía también hay problemas con las consultas externas presenciales. El director regional de Salud de Ucayali, Juan Salas Suarez, indicó a OjoPúblico que se han ceñido a los criterios normativos del Ministerio de Salud, por lo tanto tienen restringidas las consultas externas presenciales y las han reemplazado por teleconsultas. 

Uno de los establecimientos más importantes de Ucayali es el Hospital Regional de Pucallpa, que no puede atender de modo presencial además porque su infraestructura se encuentra en proceso de reconstrucción. Por el momento, solo están haciendo campañas de descartes de cáncer, solo algunas atenciones presenciales y casi todas vía telefónica. Juan Salas Suarez precisó que lo único que están atendiendo son a pacientes con enfermedades crónicas, como diabetes e hipertensión arterial.  

En tanto, en el Hospital Amazónico de Yarinacocha, también del Minsa, las condiciones de su infraestructura no son las idóneas y solo se atienden las consultas externas a través de llamadas telefónicas. Otro de los nosocomios importantes de la región es el Hospital de EsSalud. En este las consultas se realizan también por teléfono.



Médicos ponen condiciones para regresar

 

El presidente de la Federación Médica Peruana (FMP), Godofredo Talavera Chávez, dijo a OjoPúblico que los médicos están dispuestos a retornar a la atención presencial, pero antes se deben cumplir algunas condiciones básicas para evitar contagios dentro de los hospitales. “No tenemos ningún inconveniente en volver. Es algo que tenemos que empezar a hacer. Ya hay hospitales donde se han habilitado los consultorios externos entre el 50% y 60%”, señaló.

Talavera Chávez señaló que los médicos solamente quieren que les den condiciones de trabajo adecuadas como garantizar un aforo máximo para evitar aglomeraciones, lo que podría lograrse ampliando horarios y turnos en la mañana y en la tarde; asegurar condiciones de salubridad, garantizando agua y alcohol, consultorios adecuados y bien ventilados, y la dotación de mascarillas de calidad.

Consultas externas

DESESPERACIÓN. Los pacientes referidos de establecimientos de salud de la periferia de Trujillo se aglomeran en los hospitales para reclamar ser atendidos por médicos especialistas. 
Foto: Randy Reyes

 

Actualmente a nivel nacional, según el presidente de la FMP, hay 3.000 médicos que están haciendo exclusivamente teletrabajo, otro porcentaje hace labor semipresencial y la mayoría presencial. “Hemos pedido para aquellos médicos, que todavía están con trabajo remoto, una evaluación por el médico de Salud Ocupacional y Seguridad en el Trabajo, y que los médicos que tengan 68 años a más y tres o cuatro comorbilidades, por ejemplo, atiendan en forma mixta”, precisó.

En tanto, el Colegio Médico del Perú señaló, a través de un comunicado, que el retorno a las labores presenciales de los médicos y profesionales de la salud vulnerables o con factores de riesgo “debe darse de manera gradual y progresiva, teniendo en cuenta el riesgo epidemiológico actual de la pandemia, la exposición al Sars-CoV-2 en el ámbito laboral para cada médico y trabajador de la salud y el riesgo individual de cada uno de ellos”.

Sin embargo, el exministro de Salud, Víctor Zamora Mesía, aseguró a OjoPúblico que no hay ninguna justificación para que el personal de salud que ya tiene dos o hasta tres dosis de la vacuna contra la covid-19 no retorne a laborar presencialmente. Sostuvo que el Minsa debe tomar una decisión respecto a cambiar la norma para que los profesionales de la salud regresen a los hospitales porque afecta el servicio.

“Si bien es cierto el Ministerio de Salud puede no haber dado una norma para el retorno de los trabajadores de la salud [a los hospitales], eso no impide que los gobiernos regionales tomen esa decisión. Debo suponer que los directores o funcionarios responsables de tomar esas decisiones no lo quieren hacer para evitar conflictos con los propios colegas”, aseveró.

Federico Corzo Hernández, comisionado de Salud de la Oficina Defensorial de La Libertad, reveló a OjoPúblico que la Defensoría de esa región ha recibido denuncias sobre 11 médicos que no quieren retornar a trabajar en los hospitales por presuntamente ser vulnerables contra la covid-19, pero sí acuden a trabajar en las clínicas.

Los médicos no atienden solos en los consultorios externos, lo hacen casi siempre en coordinación con los enfermeros y enfermeras. La decana del Colegio de Enfermeros del Perú, Josefa Vásquez Cevallos, consideró que es momento de retomar la atención presencial en los consultorios externos de los establecimientos del país, por lo menos en un 70%, debido a que los casos de anemia en niños y niñas se incrementaron, de igual forma están en aumento las enfermedades metabólicas, cardiovasculares, oncológicas, diabetes y otros. 

“Si nosotros no trabajamos la prevención y promoción de la salud los indicadores sanitarios no van a cambiar, no hay que esperar a los pacientes críticos y es momento de prevenir las enfermedades en el primer nivel de atención”, subrayó la decana, quien cuestionó que por la falta de atención presencial haya mujeres embarazadas que van a establecimientos de salud privados para su control prenatal. “No nos negamos a trabajar”, enfatizó Vásquez Cevallos. 

 

Atenciones presenciales están autorizadas desde enero 

 

Aunque la realidad demuestra que la atención presencial en los consultorios externos aún no se han reactivado lo suficiente como para atender la alta demanda, mediante dos resoluciones ministeriales, emitidas en enero de 2021, el Minsa autorizó que los servicios de salud fueron adecuados para reducir la larga espera de pacientes que no habían sido atendidos durante el primer año de la pandemia, cuando precisamente se cerraron los consultorios de especialidades médicas. 

La primera norma técnica emitida para lograr este propósito data del 6 de enero de este año, cuando se dispuso que los establecimientos del primer nivel de atención mejoren e implementen circuitos diferenciados para pacientes no Covid-19 y casos sospechosos de esta enfermedad, a fin de “evitar una infección cruzada”. 

De acuerdo a las disposiciones del Minsa, las puertas de acceso y ambientes de ambos circuitos deben estar separados. Sin embargo, la directiva también indica que de no poder cumplir con esto, los establecimientos podían aplicar la telesalud o brindar atención presencial “con citas espaciadas”. 

El primer nivel de atención en salud, que comprende las postas, centros de salud y policlínicos, solo está preparado para brindar los servicios de triaje, entrega de medicamentos, algunas emergencias, consulta externa de medicina general y algunas pocas especialidades, así como autorizar la referencia y contrarreferencia de pacientes a establecimientos con mayor capacidad. Es precisamente en estos hospitales donde se observa el congestionamiento por citas médicas desatendidas.

Desde el 29 de enero de este año el Minsa ha dispuesto que estos hospitales reactiven su atención a los pacientes, precisa la norma técnica Nº 172-2021/Minsa. Esta señala que se deben adecuar los recursos y el personal de cada hospital para dar atención ambulatoria y de hospitalización, retomar las cirugías electivas, y brindar soporte al diagnóstico y tratamiento de diversas patologías. 

Desde el 29 de enero de este año el Minsa ha dispuesto que estos hospitales reactiven su atención a los pacientes".

El pasado 12 de noviembre, durante una visita al Hospital de Emergencia Villa El Salvador en Lima, el viceministro de Prestaciones y Aseguramiento en Salud, Augusto Tarazona, reconoció que es urgente resolver los problemas en la atención de pacientes no Covid. El funcionario remarcó que ya se “han dado las instrucciones para la reapertura progresiva” de los consultorios externos en todos los establecimientos de salud del país. 

“Eso incluye no solo las especialidades [médicas], sino también la demanda de cirugías. Se está dando instrucciones a los hospitales con la finalidad de que organicen el desembalse de las cirugías porque es una necesidad que demanda la población”, dijo el funcionario.

OjoPúblico solicitó una entrevista al Ministerio de Salud para conocer en qué porcentaje se cumple con esta disposición, pero al cierre de este informe, la entidad no respondió a nuestras preguntas y tampoco accedió a brindar una entrevista con alguno de sus funcionarios. También buscamos a EsSalud, mediante su área de Comunicaciones, para tener información respecto a la reactivación de las consultas externas en los hospitales de su jurisdicción. Hasta el cierre de esta nota no tuvimos respuesta a nuestro pedido.