Exfiscal niega nexos con Los Topos de Sur, pero el Ministerio Público mantiene las imputaciones

En carta notarial enviada a OjoPúblico, la exfiscal Belisa Malasquez niega los cargos del Ministerio Público sobre sus presuntos vínculos con la organización criminal liderada por Fortunato Chilingano, hermano del exalcalde de Villa María del Triunfo. Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur mantiene las imputaciones y la investigará por 36 meses por delitos de cohecho, crimen organizado y tráfico de influencias, en base a las declaraciones de su exfiscal adjunto, del cabecilla de Los Topos del Sur y de un testigo protegido de la fiscalía.

DESARTICULADA. En 2017, la Fiscalía y la Policía detuvieron a integrantes de Los Topos de Lima Sur. La indagación continúa.

DESARTICULADA. En 2017, la Fiscalía y la Policía detuvieron a integrantes de Los Topos de Lima Sur. La indagación continúa.

Foto: Andina.

La exfiscal de Lima Sur, Belisa Malasquez Azaña, envió una carta notarial a OjoPúblico, en referencia a la publicación “Pesquisas del Ministerio Público revelan nexos entre fiscales y grupos criminales de Lima Sur”. Dicho artículo fue publicado el domingo 17 de este mes, y recogió información oficial de la Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur sobre los procesos que ellos impulsan, actualmente, contra cinco representantes de su entidad, que son investigados o fueron condenados por colaborar con grupos delictivos desarticulados en dicha jurisdicción.

En su carta de tres páginas, fechada el 18 de octubre, Malasquez Azaña rechaza cualquier vínculo con organizaciones criminales y solicita que “se realice una rectificación de dicha publicación en un plazo máximo de 24 horas”. “No se puede convalidar que un diario difunda información tan delicada sin medir los alcances negativos que esta pueda generar”, agrega la exfiscal de Lima Sur en su misiva.

OjoPúblico rechaza las acusaciones de la exrepresentante del Ministerio Público y procede a describir el detalle de las imputaciones penales formuladas por la Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur ante el Poder Judicial. Dichos documentos sirvieron de base para la elaboración del artículo en cuestión, el mismo que se centró en el papel de exfuncionarios fiscales que hoy son investigados, a pedido de su propia institución, por sus presuntos vínculos con grupos como Los Secos del Sur, Los Topos de Lima Sur y Los Charlys del Sur.

El caso específico de Los Topos de Lima Sur empezó en el 2017, cuando la Fiscalía y la Policía desmantelaron el grupo criminal que tenía como protagonista a Fortunato Chilingano, hermano del exalcalde de Villa María del Triunfo, Ángel Chilingano. En el marco del seguimiento a dicha indagación, la Fiscalía de Lima Sur formalizó investigación preparatoria contra Malasquez el pasado 17 de junio. El documento dice: “formalizar y continuar la investigación preparatoria contra Belisa Malasquez” por los presuntos delitos de cohecho pasivo específico y organización criminal.

Según los documentos presentados al Poder Judicial, y revisados para la elaboración del artículo, la Fiscalía considera a Malasquez como “integrante de la organización criminal Los Topos”, a la cual “realizaba actos de favorecimiento y colaboración a cambio de ventajas o beneficios de carácter económico”. Según la fiscalía, Malasquez recibió “S/3.000 de parte de los hermanos Muñoz Llanos, dueños de la discoteca Cava [Villa María del Triunfo]”, a quienes disuadió de presentar una denuncia por extorsión, “evitando así la apertura de una investigación fiscal contra los miembros de la organización criminal”.

 

Extracto de la imputación específica por cohecho contra Belisa Malasquez.
COHECHO. Documento de la Fiscalía Anticorrupción que sirvió para la elaboración del artículo sobre la investigación del caso Los Topos del Sur.
Documento: Ministerio Público

 

La Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur sustenta dicha imputación en tres declaraciones: del propio cabecilla de la organización criminal, Fortunato Chilingano; el exfiscal José Conga Bautista (en ese entonces, adjunto de Malasquez); y de un testigo protegido.

La fiscalía reconstruyó una reunión del 2017 entre el líder de Los Topos de Lima Sur, Fortunato Chilingano; los empresarios Sandro y Mitchell Muñoz Llanos (de la discoteca Cava) y el fiscal Conga Bautista, entonces adjunto de Malasquez Azaña. En dicha cita, realizada en el Mall del Sur (San Juan de Miraflores), según el documento de formalización preparatoria, se acordó reducir el cobro de un cupo ilícito a los hermanos Muñoz, a cambio de que estos no denunciaran al grupo delictivo ante el despacho de Malasquez.

En su declaración sobre aquella reunión, Chilingano declaró ante la fiscalía, en enero del 2019, que “un amigo llamado José Luis Conga [exfiscal adjunto] me comunica en persona que su jefa, la doctora Belisa Malásquez, fiscal de Villa María del Triunfo, pedía que tenga una reunión con los dueños de la discoteca Cava [los empresarios y hermanos Muñoz Llanos]”. En su declaratoria, el cabecilla de Los Topos de Lima Sur confirmó que dicha reunión ocurrió finalmente en el Mall del Sur.

En febrero de 2020, Chilingano agregó más detalles ante la Fiscalía Anticorrupción. En aquella oportunidad dijo que, días después de la reunión en el Mall del Sur, Conga Bautista comentó que “a su jefa Belisa Malasquez le habían hecho llegar la suma de S/3.000 de parte de ellos [los empresarios Muñoz Llanos]”. Para el Ministerio Público, según el documento que formaliza la investigación, esta declaración da cuenta de la participación de Malasquez en el presunto delito de cohecho.

Cuando la Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur interrogó a Conga, este aceptó que participó en dicha reunión por mandato de Malasquez. “Lo hice por orden y disposición de la doctora Belisa Malasquez, mi jefa inmediata”, dijo en su declaración del 9 de septiembre. Un año antes, el Ministerio Público había allanado tres inmuebles de Conga, en el marco de esta investigación. “Ella [Malasquez]… al saber la relación de amistad que yo tenía con el señor Chilingano, me solicitó que realice una reunión con dichas personas [los hermanos Muñoz Llanos] a fin de que estos puedan solucionar su problema”.

La tercera declaración es de un testigo protegido, quien en marzo del 2020 dijo a la Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur que Malasquez Azaña y los empresarios Muñoz Llanos se conocían “desde el 2015 [...] ella estaba celebrando su cumpleaños en la discoteca Cava [...] desde esa fecha se inició una amistad”. Según el testigo protegido, los hermanos Muñoz Llanos acudieron al despacho de la fiscal para realizar una denuncia por extorsión; sin embargo, Malasquez Azara les dijo: “para qué vas a denunciar [...] mejor conversen y solucionen”.

 

Extracto de la imputación por crimen organizado contra Belisa Malasquez.
IMPUTACIÓN. Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur investigará por 36 meses a la exfiscal Belisa Malásquez por delitos vinculados a crimen organizado.
Documento: Ministerio Público

 

Luego que el Ministerio Público consiguiera la formalización de investigación contra Malasquez por cohecho y organización criminal, la Procuraduría Anticorrupción pidió que además se incluya en la imputación el delito de tráfico de influencias. Este extremo llegó a la Segunda Fiscalía Suprema Anticorrupción, que falló en dicho sentido. La resolución del 29 de septiembre dice: “Este Despacho [...] ha logrado determinar una sospecha reveladora del vínculo entre Belisa Malásquez y Fortunato Chilingano [Los Topos de Lima Sur], donde se había otorgado beneficios económicos ilegales”.

El fallo de la fiscal suprema Bersabeth Revilla Corrales ahora deberá ser acatada por el despacho del fiscal Alfonso Barrenechea de Lima Sur, y formalizada a través de su respectiva disposición legal.

En su carta enviada a OjoPúblico, la investigada exfiscal Malasquez dice: “Rechazo las afirmaciones distorsionadas [y] falsas [de Conga Bautista]”. Además, indica que su exadjunto “pretende deslindar responsabilidad incriminando a la suscrita”. En la misiva, sin embargo, no hay mención alguna a los otros dos testimonios recogidos en la carpeta fiscal. Por lo pronto, en el marco de la formalización de la investigación, la fiscalía ha pedido el levantamiento del secreto bancario y de las comunicaciones de la exfiscal. Finalmente, la investigación ha sido declarada compleja y por eso tendrá un periodo de 36 meses.

OjoPúblico ha cumplido con revelar un caso de relevancia e interés público, sobre todo sí se refiere a las pesquisas anticorrupción que viene liderando el Ministerio Público contra personas que desempeñaron un cargo público en representación del Estado. En ese contexto, publicamos la carta notarial enviada por Malasquez Azaña.

Noticias Relacionadas