Actualidad

Corte de Nueva York tiene denuncia contra abogados y operador bursátil por traficar información

03 Oct 2016
Ojo-Publico.com publica el documento completo de la denuncia de EE.UU. que acusa a un exdirectivo de HudBay Minerals, al fundador del estudio Castro & Bravo de Rueda y al socio de Kallpa Securities, de traficar con información privilegiada, para beneficiarse de compra de acciones y luego ocultar el dinero en una offshore de las Islas Vírgenes.

El Gobierno de Estados Unidos, a través de la agencia Securities and Exchange Commission (SEC), pidió a la Corte de Nueva York abrir juicio contra tres peruanos: un corredor de la Bolsa de Valores de Lima y dos influyentes abogados del sector minero, por traficar información privilegiada de una empresa de extracción de cobre y obtener ganancias ilícitas por un monto de US$ 185 mil que en parte fue trasladado a una offshore de las Islas Vírgenes Británicas.

La SEC es una agencia autónoma que vigila el cumplimiento de las leyes en el mercado bursátil de su país, similar a la función que cumple la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) en el Perú. 

El pedido de la SEC llegó a la Corte de Nueva York el pasado 28 de setiembre, luego de confirmar que el peruano Nino Coppero del Valle, exdirector de la filial en Lima de la minera canadiense HudBay Minerals; Julio Antonio Castro Roca, fundador del estudio Castro & Bravo de Rueda Abogados; y Ricardo Carrión Kuriyama, bróker y gerente de la sociedad agente de bolsa Kallpa Securities, todas asentadas en nuestro país, se coludieron para beneficiarse de la información que poseía el primero sobre la fusión de su empresa con minera Augusta Resource Corp, ubicada en Arizona, Estados Unidos.

Parte del dinero de la operación bursátil terminó en una cuenta offshore de las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal del Caribe.

La denuncia fue revelada por la revista Semana Económica inicialmente. Ojo-Publico.com ahora muestra el informe de 16 páginas y ahonda en el tema ya que ocurre mientras el gobierno de Pedro Pablo Kuczynzki impulsa una norma para controlar las fusiones empresariales y reforzar la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), entre otras medidas discutidas como la repatriación de capitales del extranjero y la amnistía a empresas en litigios con la Superintendencia de Administración Tributaria (Sunat).

Las dos primeras básicas para ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

COMPRAS ORQUESTADAS

La historia empezó en Lima, en enero del 2014, cuando Coppero, entonces director de Asuntos Corporativos de la surcusal peruana de la minera HudBay, rompió el acuerdo de confidencialidad y le contó a su colega, el abogado Julio Castro, que la adquisición de la minera Augusta por parte de su empresa era inminente. Castro, quien ya había prestado sus servicios legales a Hudbay, le aseguro que ambos podrían ganar si compraban acciones de Augusta antes que se concrete la fusión.

EN MIRAFLORES. El estudio Castro & Bravo de Rueda, ubicado en la Av. Vasco Núñez de Balboa, Miraflores, tiene entre sus principales clientes a agroexportadoras y mineras

Según la agencia estadounidense, fue el fundador del estudio Castro & Bravo de Rueda Abogados quien sugirió usar una cuenta de corretaje fantasma que había abierto en las Islas Vírgenes Británicas y operaba bajo el nombre de La Encantada. Coppero, por su parte, contactó a Ricardo Carrión, socio de la corredora de bolsa Kallpa Securities, y lo invitó a participar del plan.

La primera fase fue cubierta en una semana: El 30 de enero del 2014 Castro usó la cuenta offshore para vender las 2.100 acciones que tenía en HudBay y comprar otras 104.200 de Augusta, cotizadas en la Bolsa de Nueva York y valorizadas en unos US$ 200 mil. Por su parte, entre el 5 y el 7 de febrero, Carrión usó su sociedad agente de bolsa para adquirir otras 77.800 acciones de la misma minera por más de US$ 154 mil.

El domingo 9, HudBay anunció oficialmente su oferta de fusión y ofreció US$ 2,96 por cada acción; un 30% más que la semana anterior. Es allí donde se inició la segunda fase del plan. Carrión vendió en un solo día las acciones que compró por anticipado y se benefició con US$ 73 mil; Castro transfirió las suyas en un lapso de dos semanas y consiguió ingresar más de US$ 112 mil a su cuenta offshore.

 

ACUSACIÓN. Reporte de la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos sobre el tráfico de información privilegiada.

Posteriormente Castro transladó parte de las ganancias a Coppero, quien también aportó capital para financiar la compra anticipada de acciones. Según las indagaciones del SEC, el dinero se depositó en cuentas bancarias de sus familiares y trataron de encubrir el hecho diciendo que era el pago de un préstamo.

ASESORES MINEROS

Julio Castro Roca es fundador de un importante estudio de abogados, ubicado en Miraflores, que asesora a grandes empresas agroexportadoras y mineras como Antamina, Milpo y Century Mining. En su hoja de vida señala que “ha logrado obtener los resultados requeridos por las empresas para el desarrollo y puesta en operación de proyectos mineros de gran envergadura” y que se desempeña como “asesor en el área de Relaciones Comunitarias de las más importantes compañías mineras que operan en el Perú”.

FUNDADOR. A la izquierda, Julio Antonio Castro Roca, fundador y abogado principal del estudio Castro y  Bravo de Rueda, ubicado en Miraflores. / Facebook 

Su nombre aparece en los archivos de noticias porque el 2009 fue detenido en Barranco junto a otras dos personas, a bordo de un Mercedes Benz, porque intentaron atropellar a una policía que desviaba el tráfico. Ojo-Publico.com buscó la versión de Castro en su oficina, vía telefónica y por correo, y si bien sus asistentes indicaron que ya estaba al tanto del motivo de nuestra solicitud, dijeron que su agenda estaba llena y no contestaría.

HudBay Minerals es una empresa canadiense con oficinas en Av. El Derby, Surco. Ingresó al Perú el 2011, luego de comprar Norsemont Mining Inc. y su proyecto de cobre Constancia, en Cusco. En esta operación, Nino Coppero tuvo un papel clave, pues fue quien suscribió el contrato de inversión con el Ministerio de Energía y Minas. Trabajó como asesor legal de Southern Perú Cooper, entre el 2009 y 2010, y en Norsemont Mining hasta que HudBay la absorbió.

Ahora -según su hoja de vida- es consultor independiente de empresas mineras en Estados Unidos. Lo buscamos en los números celulares que están a su nombre, pero nos dijeron que está fuera del país.

CON MELKA. Ricardo Carrión (tercero de la derecha) en la ceremonia de ingreso de United Cacao a la Bolsa de Valores de Lima, el 2015. La empresa es dirigida por el financista norteamericano Dennis Melka, acusado de deforestar la Amazonía. / BVL

Ricardo Carrión es asesor externo de la Bolsa de Valores de Lima y socio de Kallpa Securities SAB, dedicada a la compra y venta de acciones. Según su biografía está “involucrado en la mayoría de las transacciones de capital y de deuda” realizadas en nuestro país. A través de su empresa, es bróker de United Cacao Limited SEZC, compañía registrada en las Islas Caimán y dirigida por Deniss Melka, el financista norteamericano acusado de deforestar la selva peruana.

Ojo-Publico.com contactó con la secretaria de Carrión y le enviamos correos a su cuenta personal, pero el designado para contestar en su representación fue Alberto Arispe, gerente general de Kallpa. "La empresa no ha sido implicada. Es una investigación que ha hecho la SEC a nuestro gerente, socio y buen amigo mío. No hemos sido notificados y ni siquiera pidieron nuestros descargos; pero no vamos a hacer comentarios porque estamos analizando el caso con nuestros abogados. En Kallpa jamás hemos tenido estos problemas. Carrión es una persona intachable en lo personal y profesional".

En Estados Unidos y Perú es ilegal la compra de acciones con información privilegiada, pero la sanción recae solo en la jurisdicción afectada; en este caso, la Bolsa de Nueva York. La SEC acusa a Coppero, Castro y Carrión de violar dos leyes en su país y les exige que devuelvan el dinero mal habido “más intereses y multas”, pero hasta el momento solo ha entablado una demanda civil. El Código Civil y Penal norteamericano sancionan estos hechos con multas o cárcel de hasta 25 años; mientras que en el Perú la pena va desde la amonestación hasta un máximo de 7 años.

PORTADA: El peruano Nino Coppero del Valle, exdirector de la filial en Lima de la minera canadiense HudBay Minerals.

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.