Entidades públicas promueven enjuagues bucales sin evidencia para prevenir Covid-19

Aunque no hay evidencia científica concluyente que respalde la eficacia del uso de enjuagues bucales para prevenir o tratar la Covid-19, entidades públicas como Essalud y las Direcciones Regionales de Salud han difundido mensajes que promueven la desinformación sobre estos productos. OjoPúblico conversó con especialistas, quienes advierten que los colutorios son usados solo en consultorios dentales para reducir la carga viral de manera temporal, durante la atención odontológica.

SIN EVIDENCIA. Instituciones públicas difunden falsas curas para la Covid-19.

SIN EVIDENCIA. Instituciones públicas difunden falsas curas para la Covid-19.

Foto: DIRESA Amazonas

A más de un año y medio del inicio de la pandemia no existe un tratamiento eficaz para tratar la Covid-19. Por eso, las estrategias de los diferentes gobiernos se han centrado en la vacunación y la prevención de la enfermedad, a través de medidas de bioseguridad que incluyen el distanciamiento físico y el uso de mascarillas.

Aun así, la publicidad de distintos fármacos y sustancias como si se trataran de supuestos profilácticos o tratamientos se ha replicado de manera insistente desde que comenzó la emergencia sanitaria. Con el paso de los meses, la evidencia se ha impuesto y la mayoría de estas falsas curas han quedado descartadas gracias a la investigación científica. Pero el problema no se ha solucionado por completo: la desinformación sobre algunos de estos productos todavía circula y es promovida, incluso, por instituciones públicas.

Este es el caso del Seguro Social de Salud (Essalud), que el último jueves publicó una nota de prensa en la que promovía el “uso del enjuague bucal para prevenir complicaciones infecciosas por Covid-19”. Especialistas consultados por OjoPúblico, advirtieron que no existe suficiente evidencia científica que sustente esta afirmación. 

No se puede dar una recomendación a partir de un supuesto", dijo el cirujano dentista Gerardo Mendoza.

El médico infectólogo Leslie Soto Arquiñigo aclaró que el virus del Sars-Cov-2 ingresa a través de la boca, la nariz y los ojos; por lo que, al existir diferentes vías de transmisión, no sería efectivo  el uso de estos colutorios. Asimismo, el también docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) explicó que este compuesto no evitaría complicaciones, pues cuando el virus ingresa al organismo, se multiplica a través de las células, llegando a la garganta y los pulmones, principalmente. “Si la gente va a empezar a hacer eso cuando tiene síntomas, el virus ya está adentro y se está multiplicando. O sea, no tiene mayor sentido”, enfatizó.

Si bien existen estudios que demuestran la eficacia de los enjuagues bucales para reducir la carga viral en la cavidad oral, la mayoría de estos se ha realizado en condiciones de laboratorio (in vitro). Los pocos ensayos clínicos que se han realizado contaron con una muestra pequeña, fueron realizados en un contexto de atención odontológica o los resultados no fueron concluyentes. En este escenario, mensajes como los promovidos durante los últimos días pueden generar confusión en la población y contribuir a una falsa sensación de seguridad, que conlleva al descuido de las medidas de bioseguridad con eficacia comprobada. 

Essalud no es la primera institución del Estado que comparte información de este tipo. Meses atrás, en febrero de 2021, el Ministerio de Salud (Minsa) también aseguró a través de una nota de prensa, que los colutorios “podrían reducir la carga viral del Covid-19 antes de llegar a los pulmones”. Por su parte, las Direcciones Regionales de Salud (Diresas) de Amazonas y Junín han promocionado estos productos en sus jurisdicciones, como parte de sus estrategias de control de la pandemia. El Gobierno Regional de Amazonas, por ejemplo, repartió una solución a base de povidona yodada y mentol, con el rotulado “Enjuague bucal anti Covid-19”.

 

Enjuague bucal Anti-Covid19
SIN EVIDENCIA. En Amazonas, la DIRESA repartió una solución a base de povidona yodada y mentol, con el rotulado “Enjuague bucal anti Covid-19”.
Foto: Twitter/@Martha_SCR


La evidencia disponible

 

Los enjuagues bucales o colutorios son soluciones empleadas como parte de la higiene bucodental, que pueden contener clorhexidina, cloruro de cetilpiridinio, povidona yodada o peróxido de hidrógeno entre sus componentes. Estas sustancias son conocidas por tener propiedades antisépticas y desinfectantes. Es decir, “ayudan a reducir la carga viral y bacteriana en la boca”, sostiene Claudio Peña Soto, cirujano dentista y decano de Odontología de la Universidad Científica del Sur.

Debido a estas propiedades es que, durante 2020 y 2021, se han realizado investigaciones sobre la eficacia de los enjuagues bucales en la reducción de la carga viral del Sars-Cov-2 en la boca de las personas infectadas. Hasta la fecha, indica el cirujano dentista e investigador Gerardo Mendoza Azpur, los resultados muestran una plausibilidad biológica. Es decir, que la relación establecida tiene sentido. No obstante, el especialista advierte que los estudios han sido desarrollados, en su mayoría, in vitro. En otras palabras, estas sustancias han sido evaluadas en laboratorio, más no en humanos.

“Los estudios que existen son in vitro. Efectivamente, [los enjuagues] han controlado de alguna manera el virus, pero es difícil extrapolar eso, a lo que ocurre en la boca de los seres humanos. No hay suficiente evidencia científica que diga que la población lo debe usar para no contagiar. No se puede dar una recomendación para toda la población a partir de un supuesto”, precisó Mendoza Azpur.

No se puede llegar a conclusiones que puedan modificar conductas de salud pública", dijo la médico Yolanda Angulo.

Una de las publicaciones más difundidas corresponde a una investigación realizada por científicos de la Universidad de Cardiff (Gales), liderados por el doctor David W. Thomas. Se trata de un artículo preliminar (sin revisión por pares), de noviembre de 2020, que advierte desde el título que ha sido realizado in vitro, en condiciones que simulaban la cavidad oral. El objetivo fue evaluar la capacidad de diferentes tipos de enjuagues bucales para inactivar el virus de la Covid-19.

El estudio identificó que, después de una exposición de 30 segundos, los enjuagues bucales con cloruro de cetilpiridinio y con etanol/etil lauroil fueron los más eficaces para inactivar el virus, mientras que la clorhexidina mostró poca o ninguna acción sobre el virus. Sin embargo, los propios autores señalaron que “faltan estudios in vivo sobre estos productos”.

A pesar de esto, en febrero de 2021, el Minsa aseguró, citando esta investigación, que el coronavirus alojado en la boca y la garganta se “reproduciría en menor cantidad” con el uso de enjuagues bucales. Esto, sin precisar que lo señalado correspondía a resultados en laboratorio.

 

Nota del Minsa

 

RESULTADOS.Si bien estudios en laboratorios informaron sobre la eficacia de los colutorios para reducir la carga viral, se necesitan ensayos clínicos.
Foto: Ministerio de Salud

Otro artículo científico, publicado en la revista internacional Pathogens, en febrero de 2021, también fue realizado en laboratorio. Este señaló que diferentes tipos de colutorios lograron desactivar el virus de la Covid-19. Pero también indica que se necesitan estudios a nivel clínico, para determinar su eficacia en la reducción de la propagación del virus, particularmente en pacientes asintomáticos.

Asimismo, un estudio (in vitro) más reciente, publicado en Sage Journals el pasado 20 de julio, advierte que si bien “los enjuagues bucales disminuyen la infectividad de varios virus respiratorios, incluido el Sars-Cov-2, se desconoce su mecanismo de acción exacto”. Además, los autores sostienen que, aunque los colutorios podrían proteger la mucosa oral de una infección, el virus de la Covid-19 puede infectar las células de la nariz y vías respiratorias. Otro detalle importante a considerar es que esta investigación fue financiada por la compañía de productos de salud bucal Dentaid.

En la actualidad se conoce que la principal vía de contagio del nuevo coronavirus, es a través de aerosoles. Por ello, el uso de la mascarilla es una medida efectiva para prevenir las infecciones. Aunque diferentes estudios han demostrado que la cavidad oral es un importante sitio para la infección de Covid-19, y que la saliva es una ruta potencial para la transmisión del virus, como indican los especialistas, no hay suficientes evidencia que compruebe la eficacia de los enjuagues bucales en la disminución del riesgo de transmisión. 

La médica e investigadora Yolanda Angulo Bazán, sostiene que estas investigaciones pueden ser el punto de partida para nuevos hallazgos. Sin embargo, advierte que se requiere de nuevos y más completos estudios. “Es una evidencia inicial, preliminar. No se puede llegar a conclusiones que puedan modificar conductas de salud pública. Incluso, los mismos autores son contundentes al decir que estas investigaciones se realizan en condiciones de laboratorio. Una siguiente etapa sería estudios en animales y, luego, en seres humanos”, precisó.

Reducen la carga viral, pero no te curan de la Covid-19", precisó el cirujano dentista Claudio Peña.

De otro lado, los enjuagues bucales, sostiene el cirujano dentista Gerardo Mendoza, forman parte de las directivas para la atención en consultorios dentales, como una medida temporal y complementaria, para reducir el riesgo al que se expone el personal de salud. “El uso de colutorios no es preventivo. Lo empleamos en los consultorios para disminuir la carga bacteriana y viral, no solamente del virus de la Covid-19, para atender al paciente. Se está tergiversando esta información”, precisó.

Precisamente, entre los escasos estudios clínicos disponibles, se encuentra una investigación realizada por científicos de Singapur. El artículo fue publicado en la revista Infection, en diciembre de 2020, y sostiene que los enjuagues bucales comerciales “podrían ser una estrategia útil de reducción de la transmisión previa al procedimiento en entornos dentales clínicos”. Una de las limitaciones de esta investigación, fue la escasa muestra, conformada por 36 pacientes.

Asimismo, otro artículo publicado en la revista Heliyon, que corresponde a un estudio piloto, concluyó que los enjuagues bucales con cloruro de cetilpiridinio “proporcionaron una reducción significativa en la carga viral del Sars-Cov-2 en la saliva, hasta 60 minutos después del enjuague”. No obstante, la publicación añade que “a pesar del efecto transitorio, se necesitan estudios adicionales”.

En paralelo, los especialistas consultados indican que la evidencia científica señala que las personas con periodontitis (enfermedad de las encías ) son más propensas a sufrir complicaciones de Covid-19. En ese sentido, un estudio publicado en abril de 2021, en la revista Journal of Clinical Periodontology, concluyó que la periodontitis se asoció con mayor riesgo de ingreso a unidades de cuidados intensivos (UCI), la necesidad de ventilación asistida y muerte por Covid-19. “Para prevenir esto, yo recomendaría más bien una evaluación periodontal de las encías, y no necesariamente el uso de colutorios, aunque son parte de la higiene oral”, sostuvo el cirujano dentista Gerardo Mendoza.



Desinformación a través de instituciones públicas

 

Aunque la publicación de Essalud ya ha sido eliminada de redes sociales y de su página web, tuvo un importante alcance. La misma citó a un profesional en salud bucal del hospital Alberto Sabogal de Essalud, quien señaló que “el cloruro de cetilpiridinio, al entrar en contacto con el virus, reduce mil veces y en un tiempo de 15 segundos, la carga viral en la boca, saliva y otros fluidos de la cavidad oral”. 

Dicha afirmación está basada en el artículo publicado en Sage Journals, que corresponde a una investigación en laboratorio. Sin embargo, la publicación de Essalud no presentó el enlace a la fuente de información, ni precisó que dicho estudio fue realizado in vitro. Incluso, la nota de Essalud sostiene que “se está planteando el uso de antiséptico bucal como una estrategia complementaria para mejorar la evolución de pacientes con Covid-19”.

 

Twitter_Essalud
DESINFORMACIÓN. A pesar de que la publicación de Essalud ya ha sido eliminada, el mensaje logró tener alcance. 
Foto: Twitter/@EsSaludPeru

Para Yolanda Angulo, la información brindada por Essalud es engañosa. “Hablar de prevenir complicaciones implica haber realizado un estudio epidemiológico o, por lo menos, un seguimiento de casos, que no hay hasta el momento. Lo único que mencionan las investigaciones es que podría reducir la carga viral de la saliva, y con limitaciones”, dijo la especialista a OjoPúblico.

El cirujano dentista Claudio Peña Soto precisa, además, que el uso de colutorios por ningún motivo reemplaza el uso de mascarillas. “Reducen la carga viral, pero no te curan de la Covid-19. Tampoco exime el uso de la mascarilla. Es importante no perder de vista lo que ya hemos aprendido”, sostuvo.

En Amazonas, la Diresa anunció, a inicios de julio, la entrega de kits odontológicos “para disminuir la transmisión de la Covid-19”. Estos estaban compuestos por pasta dental, cepillo de dientes y un enjuague bucal a base de povidona yodada, elaborado en el hospital Virgen de Fátima de Chachapoyas. La solución llevaba una etiqueta de “Enjuague bucal anti Covid-19” y, según indicaba el envase, contaba con la supervisión del químico farmacéutico Jesús Villanueva Tuesta. OjoPúblico intentó comunicarse con las autoridades regionales de salud en reiteradas ocasiones, pero hasta el cierre de esta publicación no obtuvo respuesta.

Meses atrás, se registró una actividad similar en Junín. La misma fue promovida por la Diresa, luego de recibir una donación de 300 paquetes de colutorios de una conocida marca de productos dentales. En este caso, el anuncio señalaba que “una adecuada higiene bucal permitiría eliminar el virus”. Al ser consultado sobre el tema, el director regional de salud, Danny Esteban Quispe, dijo a este medio que “se trataba de un error de comunicación” y que la publicación sería retirada en las próximas horas. 

La investigadora Yolanda Angulo recordó que las autoridades e instituciones públicas deben tener un papel activo ante la desinformación. “Es su responsabilidad transmitir información corroborada”, sostuvo. A la par, indicó, las marcas también tienen el deber de difundir publicidad responsable. “La protección en otros países obliga a mostrar advertencias ante la propagación de desinformación. En Estados Unidos, una marca de productos señala que su enjuague bucal no está hecho para prevenir la transmisión del Sars-Cov-2. Eso es un ejemplo”, dijo a OjoPúblico.

Noticias Relacionadas