ojo biónico 3 Marzo, 2021 03 / 03 / 2021
ojo Falso

Por Red Ama Llulla

George Forsyth, candidato presidencial por Victoria Nacional

“[Según la FDA] no hay contagios [de Covid-19] en los restaurantes”

Fecha de la declaración: 23 de febrero del 2021
ojo Falso

Por Red Ama Llulla

Durante una entrevista para un medio local, George Forsyth, candidato a la presidencia por el partido Victoria Nacional, criticó el impacto de la cuarentena en el rubro gastronómico y argumentó a favor de la reapertura de los restaurantes. En ese contexto, afirmó lo siguiente: “[Según la FDA] no hay contagios [de Covid-19] en los restaurantes”. Luego de  revisar estudios científicos e información publicada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), además de consultar con especialistas, la red Ama Llulla concluye que esta afirmación es falsa.

La declaración del candidato Forsyth figura en la siguiente transcripción, extraída de la entrevista que tuvo en el programa Cara a Cara el pasado martes 23 de febrero. 

“La cuarentena es importante, pero hay ciertos sectores que no podemos olvidar. La gastronomía no da para más. Se están perdiendo cientos de miles de puestos de trabajo. [...] La FDA en Estados Unidos incluso ha dicho que no, que no hay contagios [de Covid-19] en los restaurantes”.

 

Ver: [12:00 - 12:17]
 

En principio, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus SARS-CoV-2 se propaga mediante partículas líquidas emitidas por la persona infectada a través de la boca o la nariz al toser, estornudar, hablar, cantar o resoplar. Las personas se contagian de la Covid-19 cuando el virus entra por la boca, la nariz o los ojos, algo que puede ocurrir con mayor probabilidad si tienen contacto directo o cercano con un infectado. 

La OMS también señala que en los espacios interiores, sobre todo aquellos con ventilación deficientes, son entornos donde el virus de la Covid-19 se propaga con “mayor facilidad”. El riesgo de propagación es mayor en lugares congestionados, confinados y cerrados, donde ocurre contacto cercano, detalla la entidad. 

Consultado para esta verificación, el médico Carlos Medina, infectólogo de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, explicó los riesgos de contagio en determinados espacios, como los salones de los restaurantes. 

“En locales como los restaurantes, donde tienes que sacarte la mascarilla para comer; o en lugares pequeños y cerrados, se rompen con tres de las medidas básicas para prevenir el contagio: distanciamiento, ventilación y uso de mascarillas. […] Por estas razones los restaurantes pueden ser focos de contagio”, aseveró.

Respecto al protocolo de funcionamiento de estos locales, el infectólogo agregó: “Para que el funcionamiento [de restaurantes] sea menos riesgoso, primero deben estar bien ventilados, con puertas o ventanas grandes que garanticen el flujo adecuado de aire. Las mesas deben estar distanciadas. Muchos locales son pequeños y es complejo que cumplan estas medidas. […]. Lamentablemente, no se puede aperturar sin incrementar los contagios”, señaló Medina.

Por otro lado, el estudio publicado en noviembre del 2020 por la revista Nature, “Los modelos de red de movilidad de COVID-19 explican las inequidades e informan la reapertura”, y elaborado por la Universidad Stanford y la Universidad Northwestern, pronosticó que la reapertura total de los restaurantes tendría un riesgo “particularmente alto”. 

En base a un ejercicio de simulación, el informe destacó que los restaurantes, cafés, gimnasios y otros lugares cerrados de alta concurrencia fueron, posiblemente, los culpables de 8 de cada 10 contagios en los primeros meses de pandemia en ciudades de los Estados Unidos como Chicago. Esto debido a que, según comenta el estudio, estos puntos de interés “tendían a tener densidades de visitas más altas y/o los visitantes permanecían allí más tiempo”. Para la investigación se utilizó información de los teléfonos móviles de 98 millones de personas, mapeando los movimientos por hora en las áreas metropolitanas más grandes del país norteamericano. 

En noviembre del año pasado, la revista Journal Korean Medical Science, revisada por pares científicos, publicó el artículo “Evidencia de transmisión por gotículas a larga distancia de SARS-CoV-2 por flujo de aire directo en un restaurante en Corea”, elaborado por la Academia Coreana de Ciencias Médicas. El informe analizó un caso real de contagios de Covid-19 en un restaurante. Se comprobó que dos comensales se contagiaron de Covid-19 debido al flujo de aire interior del local. Esto a pesar de estar sentados a cuatro y seis metros de distancia, respectivamente, de una persona con la enfermedad. 

El informe concluyó que la transmisión a través de gotículas “puede ocurrir a distancias mayores de dos metros cuando se combina con flujo de aire”. 

Por su parte, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) publicaron el artículo “Exposiciones comunitarias y de contacto cercano asociadas con COVID-19 entre adultos sintomáticos mayores de 18 años en once centros de atención médica para pacientes ambulatorios”. Allí se comparó el comportamiento de 297 personas adultas asintomáticas con Covid-19 y 507 personas adultas no contagiadas, llamados “participantes de control”. Según los datos, del grupo infectado, el 40.9% afirmó haber asistido a un restaurante alguna vez durante las dos semanas previas a la enfermedad. Del grupo no infectado, el 27.7% declaró haber asistido a restaurantes.

Si bien esta información no permite saber con seguridad cuántos contagios se dieron específicamente en los restaurantes, es posible reconocer cierta tendencia a contraer la enfermedad. A diferencia de otras actividades, como ir de compras o a un centro de trabajo, el grupo de contagiados tenía “más probabilidades de haber informado haber cenado en un restaurante en las 2 semanas anteriores al inicio de la enfermedad que los participantes de control”, señala el informe. 

Los CDC también publicaron consideraciones para los operadores de restaurantes y bares. En dicha publicación se afirma que hay menor riesgo de contagio cuando los restaurantes funcionan solo por delivery y recojo. Además, señala que incluso cuando se trata de espacios al aire libre, y guardando la distancia recomendada, el riesgo es mayor. En ambientes interiores, aunque se respeten los dos metros de distancia, el riesgo de contagio es aún más alto, indica el CDC. 

 

Lo que dice la FDA

 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) es la agencia encargada de garantizar “la inocuidad, la eficacia y la seguridad de los medicamentos humanos y veterinarios, los productos biológicos y los dispositivos médicos”. A su vez, también supervisa el suministro de alimentos, cosméticos y productos radioactivos en el país norteamericano. Aunque la agencia tiene control sobre los alimentos, esta entidad no regula los restaurantes, labor que recae en los gobiernos estatales y locales. 
 
A pesar de esto, la FDA también divulga información sobre los protocolos que pueden aplicarse para restaurantes y negocios similares. En ese sentido, recomienda protocolos de cuidado e higiene para los trabajadores, el local, el manejo de los alimentos y el uso de los insumos de la cocina. Sin embargo, la organización no ha señalado de manera oficial que los restaurantes no sean centros de infección. Incluso, recomienda leer información de los CDC, los cuales, como ya se ha indicado, han evidenciado que existe un mayor riesgo de contagio en estos establecimientos.

Al respecto, el infectólogo Carlos Medina comentó a la red Ama Llulla que no hay informes específicos de la FDA en los que se investigue la presencia de contagios por Covid-19 en restaurantes. “La FDA no ha sacado informes de este tipo porque son muy específicos. Lo que da son recomendaciones generales que se adaptan acorde al país y contexto”, enfatizó. 

Ahora bien, lo que la FDA comunicó recientemente es que, de acuerdo con la evidencia actual, el riesgo de contagio a través de comida o los envases que se usan para transportarla es altamente improbable. Esto se debe a que la cantidad de partículas virales que podrían ser recogidas de una de estas superficies es mínima, haciendo casi imposible el contagio a través de las vías respiratorias. 

En la publicación se cita un informe de la Comisión Internacional de Especificaciones Microbiológicas en Alimentos (ICMSF, según sus cifras en inglés), una organización no gubernamental de alcance global, observadora del Códex Alimentarius, el conjunto de normas sobre alimentación elaboradas por el sistema de las Naciones Unidas. El documento de la ICMSF indica lo siguiente: “no existe evidencia documentada que demuestre que la comida es una fuente significativa y/o un vehículo de transmisión de SARS-CoV-2”. 

Sin embargo, esta información no se refiere a los contagios en los restaurantes, en los que el riesgo aumenta debido a la cercanía en el espacio de las personas, el retiro de las mascarillas durante la ingesta de alimentos o la insuficiente ventilación del ambiente. 

Ama Llulla se comunicó con el partido Victoria Nacional para solicitar precisiones sobre la afirmación del candidato George Forsyth. Sin embargo, hasta el cierre de esta verificación no se obtuvo respuesta. 

En resumen, la FDA no ha emitido un comunicado afirmando que los restaurantes no son lugares de transmisión del coronavirus y, por el contrario, diversos artículos científicos y publicaciones de entidades oficiales señalan que los restaurantes son lugares con alta incidencia de contagios de la Covid-19.

En función a lo expuesto, la red Ama Llulla concluye que la afirmación del candidato a la presidencia por Victoria Nacional, George Forsyth, acerca de que la FDA ha descartado los contagios con Covid-19 en restaurantes es falsa. 


*Este chequeo es un aporte de Mathías Panizo y Angie Quintana, verificadores voluntarios de la Red Ama Llulla.