Alianzas detrás de la crisis: cuatro partidos que dilatan la reforma electoral del 2021

Las agrupaciones políticas Acción Popular, Unión por el Perú, Alianza para el Progreso y Podemos impulsaron la vacancia presidencial a pocos días de que venza el plazo para modificar condiciones de la campaña electoral. Bancadas tienen hasta el lunes 28 de septiembre para concretar norma sobre financiamiento de partidos.

José Luna Galvez (Podemos), Edgard Alarcón (UPP), Manuel Merino (Acción Popular) y César Acuña (Alianza para el Progreso).

José Luna Galvez (Podemos), Edgard Alarcón (UPP), Manuel Merino (Acción Popular) y César Acuña (Alianza para el Progreso).

Composición: OjoPúblico

La crisis política generada por el pedido de vacancia presidencial, tiene entre sus principales actores políticos a los miembros de la bancada de Acción Popular, como el presidente del Congreso, Manuel Merino, y el legislador Otto Guibovich; y a uno de los personajes más visibles de Unión por el Perú (UPP), el presidente de la Comisión de Fiscalización, Édgar Alarcón.

A estos actores se sumaron Alianza para el Progreso, liderado por César Acuña; y Podemos Perú, de José Luna Galvez (cuyos rostros más representativos en el Congreso son su hijo José Luna Morales y Daniel Urresti), para apoyar mayoritariamente la moción que se debatirá mañana con el fin de retirar al presidente Martín Vizcarra del cargo. La propuesta se discute a solo siete meses de que este culmine su mandato y de que se realicen elecciones generales con nuevas reglas.

En marzo, el Congreso publicó la Ley 31010  que permite modificar el proceso electoral que está en marcha desde el 8 de julio, fecha en que el Jefe de Estado convocó a elecciones. El objetivo fue dar un margen de seis meses para que los nuevos legisladores puedan incluir las propuestas de la reforma política y partidaria que quedaron pendientes, como el financiamiento de campaña y el voto preferencial.

Pero no lo hicieron, y el plazo vence el lunes 28 de septiembre. Recién para hoy a las 4 p.m. se acordó el debate sobre el financiamiento y aportes partidarios. Esta propuesta modifica la Ley de Organizaciones Políticas para permitir que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) acceda a las cuentas bancarias de las agrupaciones políticas, como parte de la supervisión de sus fondos de campaña. A la fecha, solo el tesorero accedía a esta información.

El plazo para incluir las reformas electorales vence el lunes 28. Hoy debatirán el financiamiento de partidos.

Durantes las últimas sesiones, las cuatro agrupaciones avalaron por mayoría la discusión en torno a los audios que involucran al presidente Vizcarra sobre las visitas de Richard Cisneros a Palacio de Gobierno. También rechazaron en conjunto el debate de una moción de censura contra el presidente del Congreso por su papel en esta crisis.

Según Percy Medina, jefe del Instituto Internacional para la Democracia (IDEA), los debates altisonantes que hemos presenciado estos días forman parte de una carrera electoral atípica, donde la única forma de captar la atención es a través de la pantalla.

“En la práctica, más que en partido, muchas personas ya están en campaña y utilizan todos los recursos a su alcance para darse visibilidad. Además, debido a la pandemia ni siquiera pueden recorrer presencialmente el país y necesitan una amplificación de la bulla. Tampoco han tenido mucha oportunidad de organizarse y prepararse para la próxima campaña, por lo tanto es un escenario bastante improvisado el que tenemos actualmente”, señaló.

Merino
FACCIÓN. El presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama, forma parte del grupo que lidera Raúl Diez Canseco en Acción Popular.
Foto: Andina

El jefe del Gabinete Ministerial, Walter Martos, aseguró en Cuarto Poder que dos partidos políticos le pidieron al presidente Vizcarra postergar las elecciones generales por dos años, con el pretexto de la pandemia. Los voceros de las bancadas lo niegan y piden que el Ejecutivo identifique los nombres de estos personajes. Lo cierto es que estas agrupaciones políticas sí están en una carrera contra el tiempo para definir sus planchas presidenciales y congresales.

Ellos deben cumplir con procedimientos internos para decidir, junto a sus militantes, si incluirán invitados en sus listas, cuál será la valla de antigüedad para participar en los comicios, quiénes conformarán el Comité Electoral, y otras condiciones que regirán en una contienda que ya lleva dos meses de iniciada.

El cronograma para este proceso no puede ser definido por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) hasta que el Congreso no concluya con el debate de la reforma política, un proceso que ha sido aplazado por los mismos legisladores ¿Quiénes son estos partidos y qué líderes buscarán concentrar los votos en esta campaña?

 

Acción Popular: partido fraccionado

Desde que estalló la crisis por el pedido de vacancia, Acción Popular (25 congresistas) ha tenido posiciones contradictorias en sus comunicados oficiales y en las respuestas de sus voceros. Esto se debe a que su dirigencia tiene hasta cuatro facciones visibles. La primera está representada por el gobernador de Cajamarca, Mesías Guevara, que se mantiene en la presidencia de la agrupación porque el año pasado los dirigentes no lograron consensuar nuevas elecciones. 

La segunda facción la integran los representantes de las regiones, que reconocen como líder al excongresista Jhonny Lescano. El tercer liderazgo lo tiene Alfredo Barnechea, excandidato presidencial, y cercano  a otros rostros visibles del partido, como Víctor Andrés García Belaúnde y el actual legislador Otto Guibovich. 

Diez Canseco
ALIADOS. Al interior del partido se afirma que Diez Canseco impulsará la participación del congresista Del Águila en una plancha presidencial.
Foto: Facebook Raúl Diez Canseco

La cuarta, y opuesta vertiente, está en manos del empresario Raúl Diez Canseco, líder de la Corporación Educativa San Ignacio de Loyola que cuenta con instituciones del nivel inicial hasta universitario: el nido Coloring Dreams, el colegio San Ignacio de Recalde, el Instituto de Emprendedores USIL y sedes universitarias en Paraguay y Miami. Fue él quien financió con S/66 mil la campaña del alcalde de Lima, Jorge Muñoz.

Diez Canseco no forma parte del Comité Político, pero tiene aliados en su interior, como los dirigentes Edmundo del Águila Morote y Luis Enrique Gálvez, quienes emitieron un comunicado oficial para respaldar al presidente del Congreso, Manuel Merino, pues consideran que la llamada que hizo a las Fuerzas Armadas "no muestra ningún comportamiento ilícito".

Merino y Diez Canseco se conocen desde el 2001, cuando el primero fue congresista por Tumbes y el segundo, vicepresidente en el gobierno de Alejandro Toledo. Pedimos una entrevista con el empresario, pero sus asesores no respondieron. Sin embargo, en comunicaciones públicas él se ha mostrado cauto al opinar de Merino y no lo ha cuestionado.

Dirigentes de las otras facciones indicaron a este medio que Edmundo del Águila Herrera, congresista e hijo del mencionado dirigente político, iría en la plancha presidencial que avale Diez Canseco, una propuesta que fue lanzada en julio último y ha resquebrajado más a sus integrantes porque no todos están de acuerdo.

Incluso, en las bases distritales del partido circularon afiches que proponían a Diez Canseco en la presidencia, y como vicepresidentes a Del Águila Herrera y a Merino.

Afiche
ANUNCIO. El año pasado, previo a la reunión plenaria, los militantes del sur del país publicitaron afiches con la fórmula Diez Canseco, Del Águila y Merino.
Foto: Facebook Acción Popular

Ahora la pugna entre las facciones de Acción Popular gira en torno a convocar un plenario interno donde se fijen las condiciones que deberán cumplir el Comité Electoral y los aspirantes a candidatos cuando conformen sus listas. Pero no pueden hacerlo porque la ONPE aún no aprueba el quórum electrónico para reemplazar las reuniones masivas presenciales.

En diálogo con OjoPúblico, Del Águila Morote confirmó que su amistad con Diez Canseco es de décadas atrás, incluso trabajaron juntos en la Universidad San Ignacio de Loyola. El también miembro del Comité Político avaló las aspiraciones políticas de su hijo, aunque dijo no saber si hay una propuesta confirmada. Además, defendió la actuación de Merino, pero rechazó que esta sea interpretada como un golpe de Estado.

Ayer, el ministro de Energía y Minas, Miguel Incháustegui, reveló mensajes de WhatsApp que le enviaron dos personas vinculadas a Acción Popular, y en el que le mencionan su permanencia en el gabinete en caso de que Vizcarra sea separado del cargo. Se trata de Santiago Arancibia Ortega y Daniel Huarcaya Clemente. 

Arancibia aparece inscrito en partido desde julio del 2019, y en solo tres meses llegó a ser precandidato al Congreso, pero no pasó la valla interna. Los militantes con los que conversó OjoPúblico creen que solo buscó conexiones para participar en los próximos comicios. Es empresario y representante de la Coordinadora por el Desarrollo de Loreto, cuya delegación visitó el Congreso el 2 de septiembre para reunirse con Manuel Merino. A ese día pertenecen las fotografías que han circulado por redes sociales. 

Arancibia
REUNIÓN. Arancibia (derecha) es militante desde julio del 2019. Tres meses después se convirtió en precandidato al Congreso, pero no pasó la valla.
Foto: Facebook Santiago Arancibia.

Por su parte, Huarcaya, fue militante hasta el 2007, y en un comunicado enviado a OjoPúblico dijo que en ese lapso conoció al padre del ministro y militante histórico del partido, Juan Incháusteguí. Con él mantuvo una relación cercana y amical. Negó ser parte de una conspiración o complot, y dijo que envió el mensaje al ministro “como un ciudadano preocupado por el presente y futuro del Perú (...) sin ningún ánimo intimidatorio”. 

 

Alianza para el Progreso

El partido Alianza por el Progreso (APP), fundado por el también empresario y dueño de la Universidad César Vallejo, César Acuña Peralta, cuenta con 21 escaños en el Congreso; su mejor resultado en una contienda electoral. En las elecciones del 2016 se lanzó  por primera vez como candidato presidencial con una campaña millonaria que reclutó al publicista brasileño Luis Favre, y que fue ensombrecida por aportes irregulares y una acusación de plagio.

El vicepresidente del Congreso y secretario ejecutivo nacional de la agrupación, Luis Valdez Farías, indicó a OjoPúblico que Acuña Peralta no ha expresado formalmente su voluntad de postular en las elecciones de 2021, sin embargo, sus militantes lo consideran el único candidato posible.

Las elecciones internas están pendientes, pero de acuerdo con la norma de paridad y alternancia que fue recientemente aprobada, la candidatura a la primera vicepresidencia la asumiría una mujer, y algunos militantes han señalado que Carmen Omonte podría ocupar este puesto. Consultada por esta posibilidad, la congresista prefirió no adelantar opinión.

Alianza para el Progreso no descarta buscar aliados en otras agrupaciones para las próximas elecciones.

La búsqueda de lazos con otros partidos ha sido una práctica común en Alianza para el Progreso, y según Váldez, esto no se descarta. En el 2011 integró la Alianza por el Gran Cambio con el Partido Popular Cristiano, el Partido Humanista Peruano y Restauración Nacional; y en 2016 se unió con Somos Perú y Restauración Nacional.

 

UPP y Podemos

Por su parte, Unión por el Perú (con 13 congresistas), creado en la década del 90 por el fallecido secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, se ha convertido en una suerte de organización política que funciona como "un vientre de alquiler" para diferentes aspirantes a la presidencia. Actualmente, su alianza es con el Frente Patriótico, liderado por el exmilitar y condenado por los hechos del caso "Andahuaylazo", Antauro Humala.

El congresista y portavoz del partido, José Vega Antonio, es secretario general de UPP desde el 2005, año al que se remonta su amistad con el hermano del expresidente Ollanta Humala. Fue él quien sustentó la moción de vacancia señalando que Vizcarra “no dijo la verdad en torno a sus reuniones con Richard Cisneros”. Mientras que Édgar Alarcón, congresista por este partido, excontralor y quien se encargó de la difusión de los audios con los que se desató esta crisis, es un invitado de la organización. 

Alarcón_Andina
DENUNCIAS.Édgar Alarcón, miembro invitado de UPP, tiene 39 denuncias en fiscalía y dos acusaciones constitucionales por presunto enriquecimiento ilícito y peculado.
Foto: Andina

Sobre Alarcón pesan 39 investigaciones en el Ministerio Público. En julio, la Fiscalía de la Nación añadió a la lista dos denuncias constitucionales en su contra por peculado doloso y enriquecimiento ilícito. Las investigaciones giran en torno a un desbalance patrimonial de S/2 millones 871 mil, por la irregular compra y venta de vehículos cuando fue Contralor; y por el uso de recursos públicos para fines personales.

Finalmente, Podemos Perú (con 11 parlamentarios), es el partido fundado por José Luna Gálvez, el dueño de la institución educativa Telesup, que perdió la licencia para seguir funcionando luego de ser inhabilitada por la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu). A inicios de este mes, su vivienda fue allanada por el Ministerio Público en el marco de la investigación sobre presuntos sobornos de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS al exalcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, para financiar sus campañas electorales. 

Su hijo, el congresista José Luna Morales, ha manifestado en el Legislativo estar a favor de la vacancia presidencial; mientras que el vocero de la bancada, Daniel Urresti, anunció que no apoyará la vacancia porque está en contra de la llamada que hizo Merino a las Fuerzas Armadas. 

Plazos electorales ajustados

Estamos a siete meses de los comicios, pero el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) no puede publicar el cronograma electoral antes del 28 de septiembre, pues está a la espera de que el Congreso defina los cambios normativos que se aplicarán a la campaña electoral. Hasta el 2017, la contienda duraba un máximo de cinco meses, pero el Congreso de aquel entonces publicó la Ley 30673 para extenderlo a nueve. 

Un cambio que afectó a las agrupaciones políticas más pequeñas, pues a mayor tiempo de exposición se requieren más recursos. “Con la extensión de los plazos, el proceso electoral es más costoso, tanto para el Estado como para los partidos que postulan. Porque una vez que se efectúa la convocatoria, aunque las listas no estén inscritas, empieza la contienda”, explica el abogado y especialista en derecho electoral, Jorge Jáuregui. 

Pero las restricciones de movilidad fijadas por la pandemia han dificultado el desarrollo de las fases que contempla este proceso. Por ello, el pasado lunes 14, el Pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) presentó al Congreso un proyecto de ley que propone prorrogar el plazo para inscribir las listas de candidatos. Este vencía el 22 de diciembre, pero se plantea extenderlo hasta el 11 de enero.

jne
CAMBIOS. El Jurado Nacional de Elecciones no tiene quórum para definir las fechas de las elecciones internas, pues falta nombrar a dos integrantes.
Foto: Andina.

El proyecto se encuentra en la comisión de Constitución y Reglamento. El titular de este grupo de trabajo, Omar Chehade Moya, de Alianza para el Progreso, debió solicitar a la Mesa Directiva que el documento ingrese a la agenda para ser discutido en el Pleno de hoy jueves, pero esto no sucedió. La próxima semana, los legisladores estarán en labores de representación, y no se volverán a reunir hasta el mismo lunes 28 de septiembre.

Otro de los procesos que fue paralizado por la pandemia fue la convocatoria a las primeras elecciones abiertas que realizaría cada partido, a fin de involucrar a toda la población en la elección de sus precandidatos. En junio, debido a las medidas de prevención sanitaria, el Congreso decidió posponer esta fórmula y volver al sistema de elecciones internas, pero vigilados por los entes electorales.

Al pleno del JNE le corresponde fijar las fechas en que se organizarán estos comicios internos, pero no cuenta con quórum para hacerlo. A sus filas deben integrarse un representante del Colegio de Abogado de Lima (CAL) y otro de las facultades de Derecho de las universidades públicas, pero sus respectivas instituciones no comunican quiénes son los designados.

La propuesta que el ente electoral presentó a la comisión de Constitución y Reglamento del Congreso es que las internas se realicen el 19 y 27 de diciembre próximo. El jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Piero Corvetto Salinas, señaló el miércoles a este grupo de trabajo que es imposible organizarlo antes, entre octubre y noviembre, como se había previsto, porque aún está en evaluación la adquisición de la auditoría internacional para implementar la votación electrónica no presencial. 

Noticias Relacionadas