ojo biónico 6 Febrero, 2020 06 / 02 / 2020
Virgilio Acuña, vocero de Unión Por el Perú
ojo Engañoso

Por Gianella Tapullima

Virgilio Acuña, vocero del partido Unión Por el Perú

"En el mundo tenemos 60 países donde se aplica la pena de muerte".

Fecha de declaración: 3 de febrero del 2020
ojo Engañoso

Por Gianella Tapullima

Durante una entrevista televisiva, Virgilio Acuña, vocero de Unión Por el Perú, defendió la propuesta de su partido de incluir la pena de muerte para presidentes sentenciados por corrupción en la agenda del nuevo parlamento 2020-2021. En ese marco, y para sustentar su posición, dijo lo siguiente: “En el mundo tenemos 60 países donde se aplica la pena de muerte”. Tras revisar informes internacionales sobre el tema, OjoPúblico concluye que esta afirmación es engañosa. 


[4:14-4:17]

 

La declaración específica de Virgilio Acuña figura en la siguiente transcripción: 

“Bueno, Antauro tiene una propuesta muy radical respecto a la corrupción. Él -no ahora, que estamos en campaña, sino durante años y en varios libros- ha escrito que los presidentes corruptos deben pasar por la pena de muerte. [...] En el mundo tenemos 60 países donde aplica se la pena de muerte”. 

Según un informe del 2019 publicado por la organización civil World coalition against the death penalty, la pena de muerte, como medida punitiva en el ordenamiento legal, existe en 56 países en el mundo. Sin embargo, el informe precisa que en la actualidad la tendencia apunta hacia su abolición: en el 2018, 142 países abolieron la pena de muerte en la práctica y/o a nivel normativo. De ese grupo, 106 países abolieron esta norma por completo; 8 países la eliminaron para delitos comunes, aunque la mantienen para ciertos delitos de guerra; y se incluye a 28 países que pueden ser considerados abolicionistas en la práctica, porque no efectuaron una ejecución en 10 años.

Al respecto, Amnistía Internacional ha realizado estudios específicos y monitoreos sobre la pena de muerte en el mundo en los últimos años. El documento más reciente sobre el tema es su informe global 'Condenas a muerte y ejecuciones', publicado en el 2019. 

Allí se indica que en el 2018 hubo 2.531 sentencias de condenas a muerte en 54 países. Según el informe, al menos 19.336 personas fueron condenadas a muerte en todo el mundo.  

Pero el reporte también indica que la pena de muerte fue aplicada de manera constante solo en 13 países durante los últimos cinco años. China lidera esta lista con miles de ejecuciones al año, si bien AI aclara que es un dato sin corroborar debido a que esa información está considerada secreto de Estado. Los otros países que siguen en número de ejecuciones son Irán, Arabia Saudí (donde se ejecutó a más ciudadanos extranjeros), Vietnam, Irak, Egipto, Estados Unidos, Japón, Pakistán, Singapur, Somalia y Afganistán.


 

En el 2018 se realizaron 690 ejecuciones en 20 países, la cifra más baja de la última década. En ese año, Burkina Faso abolió la pena de muerte en su Código Penal; Gambia y Malasia oficializaron la suspensión de las ejecuciones; y el estado de Washington (en EE.UU.) declaró inconstitucional el estatuto de pena de muerte. 

Entre los países de América, Estados Unidos y Guyana dictaron condenas a muerte, lo cual representa la cifra más baja desde 1979, según Amnistía Internacional. El Caribe cumplió diez años sin llevar a cabo esa medida.

 

 

 

Por otro lado, entre 2017 y 2018 disminuyeron las ejecuciones en países como Irán (de 507 a 253), Irak (de 125 a 52), Pakistán (de 60 a 14). Incluso Somalia redujo las ejecuciones al 50% (de 24 a 13).

Consultada para esta verificación, Marina Navarro, directora de Amnistía Internacional en Perú, explicó a OjoPúblico que hay países donde la pena de muerte se encuentra vigente, pero que, en la práctica, no se aplica. En muchos casos los condenados reciben indultos. Además, señaló que estos Estados tienen serios cuestionamientos. “Los países que registran la mayor parte de ejecuciones tienen graves antecedentes de vulneraciones de derechos humanos, y eso genera una inseguridad jurídica que pone duda la imparcialidad de la justicia”, acotó. 

Por su parte, Oscar Vidarte, internacionalista y docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), señaló que los países donde se aplica la pena de muerte son autoritarios, poco democráticos y se restringen la libertad de las personas. “Creo que eso no es buen referente de lo que nosotros quisiéramos como país”.  

En resumen, si bien la pena de muerte está vigente en el ordenamiento legal de más de 50 países en el mundo, su aplicación se ha restringido a menos de la mitad en el 2018 y apenas 13 países la han aplicado de manera constante en los últimos cinco años.  

OjoPúblico intentó comunicarse con Virgilio Acuña a fin de obtener precisiones sobre su declaración, pero al cierre de esta verificación no obtuvo respuesta. 

En función a los datos revisados, OjoPúblico concluye que la afirmación del vocero de Unión Por el Perú, Virgilio Acuña, acerca de que hay 60 países donde se aplica la pena de muerte en el mundo es engañosa.