Reportaje

Schydlowsky: el hombre que fiscalizaba los bancos y las AFP desde un avión

29 Dic 2015
Daniel Schydlowsky fue jefe de la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras de Fondos de Pensiones (SBS) desde el 2011, pero el mes pasado renunció debido a una norma que iba a afectar a los afiliados a las AFP y en medio de críticas por sus constantes viajes al extranjero. Aquí les contamos la historia-itinerario de cómo se la pasó viajando un tercio de su gestión: casi un año y medio de los 4 años que estuvo en el cargo. El funcionario peruano que debió dirigir la fiscalización de los bancos y las AFP viajó más que el presidente Ollanta Humala y cualquiera de los 130 congresistas de la República en esos mismos años.

El exjefe de la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras de Fondos de Pensiones (SBS), Daniel Schydlowsky, designado por el Gobierno en el 2011 para fiscalizar el sistema bancario, de fondos privados de pensiones y proteger el dinero de los usuarios, fue uno de los altos funcionarios públicos que más descuidó sus funciones por irse de gira al exterior entre el 2011 y el 2015. Sus viajes internacionales superaron los que hizo el presidente Ollanta Humala y cualquiera de los 130 congresistas de la República en esos años.

“El Perú gana prestigio con mis viajes, inserción internacional y una tasa de interés más baja”, dijo Schydlowsky en noviembre pasado, poco antes de renunciar por las críticas surgidas al tratar de poner en vigencia una nueva forma de calcular los aportes a las administradoras de fondos de pensiones en perjuicio de los afiliados. Un grupo de congresistas de oposición logró su dimisión tras considerar que ya no era idóneo para el cargo. La historia no pasó del escándalo y la investigación en su contra quedó en el olvido.

Schydlowsky permaneció un total de 574 días fuera del país en 70 viajes que lo llevaron por América, Europa, África y Asia.

Ojo-Publico.com -que desarrolló la aplicación web Congreso Airlines para conocer a los legisladores viajeros- siguió investigando y estableció que Schydlowsky, siendo jefe de la SBS, se la pasó recorriendo el mundo durante gran parte de la gestión de Humala. El funcionario permaneció un total de 574 días fuera del país, en 70 viajes realizados entre agosto del 2011 y noviembre del 2015 que lo llevaron a Mozambique, Emiratos Árabes Unidos, Suiza, Malasia, Estados Unidos y a otros países. Es decir, de los cuatro años que trabajó en dicha entidad, un año y medio los pasó fuera de su oficina de San Isidro, en momentos claves para la entidad que fiscaliza al sistema bancario, de pensiones y que previene el lavado de dinero.

Al revisar las resoluciones que autorizaron sus viajes, Ojo-Publico.com halló que las 70 salidas del economista le costaron al Estado S/. 586 mil en pasajes aéreos, viáticos y en bonos de US$1,000 por gastos de representación en cada una de sus excursiones desde abril del 2014. En total, el monto que desembolsó su institución es casi el mismo que el gastado por el Congreso en las excursiones de los seis legisladores más viajeros del Perú.

VIAJERO. El exsuperintendente Daniel Schydlowsky dijo que viajaba mucho porque "soy muy conocido internacionalmente".

En total, 29 países de América, Asia, África y Europa forman parte del récord viajero del exjefe de la SBS de 75 años. Su afición por recorrer el mundo marcó su rendimiento laboral en la superintendencia, ya que en promedio estuvo al frente de su oficina solo 8 días de los 30 que tiene el mes. Sus ausencias más prolongadas fueron de 17 días, cuando hizo maletas para asistir a charlas consecutivas en Malasia y Nueva York, del 6 al 23 de setiembre del 2013; y de 23 días, cuando recorrió Estados Unidos, Alemania y Austria, del 11 de junio al 4 de julio del 2013.

¿Y EN DÓNDE ESTA EL SUPERINTENDENTE?

Schydlowsky, incluso horas previas a su último día como alto funcionario de la SBS, no estaba en el país. El 13 de noviembre pasado, cuando firmó su renuncia, tenía que volar de Alemania a Estados Unidos ya que su institución lo autorizó a ausentarse del 9 al 19 de noviembre para participar en dos eventos. A la prensa le dijo que nunca se fue del país, pero su reporte migratorio revela que llegó a pisar Berlín, aunque debió volver inmediatamente a Lima para afrontar la crisis que desató la publicación de la nueva tabla de mortalidad para los afiliados al sistema privado de pensiones. En realidad no fue la única vez que este funcionario se ausentó cuando en Lima se discutían temas que ameritaban la intervención del encargado de velar por los derechos de los 5 millones de usuarios de las AFP.

“El Perú gana prestigio con mis viajes, inserción internacional y una tasa de interés más baja”, dijo Schydlowsky.

El 1 de agosto del 2014 entró en vigencia la norma propuesta por la SBS y el Ministerio de Economía para obligar a los trabajadores independientes, menores de 40 años, a aportar al sistema privado de pensiones. Las manifestaciones en contra, que se evidenciaron desde meses atrás, tuvieron su mayor exposición en la multitudinaria marcha “Somos Libres: Ni AFP ni ONP obligatoria”, realizada el 26 de aquel mes, pero Schydlowsky no se dio por aludido y ese mismo día cogió maletas rumbo a la soleada Miami para asistir a una conferencia sobre competitividad financiera organizado por la Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas (ASBA).

DE VIAJE I. El 26 de agosto del 2014 se realizó la marcha la marcha Somos Libres: Ni AFP ni ONP obligatorias, organizada por los trabajadores independientes. Ese mismo día, el superintendente viajó a Miami.

Las protestas motivaron que dos días después el Congreso derogara la norma y ordenara devolver el dinero descontado a los trabajadores que emitieron recibos por honorarios. Para entonces, Schydlowsky -que también ha salido del país más veces que los dos ministros de Comercio Exterior y Turismo de este gobierno juntos, José Silva Martinot y Magaly Silva- aún no retornaba a sus funciones.

Lo mismo sucedió a fines de abril e inicios de mayo del 2014, cuando se generó el debate respecto a que el 20% de los aportes hechos a las AFP no regresarían a los bolsillos de los usuarios a menos que estos alcancen un récord de longevidad y lleguen a los 110 años de vida. En ese contexto, el 27 de abril, el supervisor del sistema privado de pensiones volaba rumbo a diferentes eventos internacionales en Colombia y Estados Unidos que durarían los cinco días siguientes.

En septiembre del 2013 cuando se discutió por primera vez el aporte pensionario de los trabajadores independientes se repitió el escenario. Mientras los jóvenes marchaban, y el Gobierno y el Congreso debatían fórmulas para frenar la crisis –que terminó con la suspensión de la medida–, Schydlowsky estaba en pleno periplo: del 6 al 15 de ese mes estuvo en la turística ciudad de Kuala Lumpur, en Malasia, donde participó de un foro, y continuó su recorrido a Estados Unidos para asistir a charlas sobre regulación financiera en Washington y Nueva York hasta el 23 de septiembre. Aquella vez el funcionario batió su propio récord: 17 días en ruta, pese a que los eventos solo duraban 6 días en total.

DE VIAJE II. En setiembre del 2013 se discutió por primera vez el aporte obligatorio de los trabajadores independientes. En esos días, Daniel Schydlowsky estuvo en Kuala Lumpur (Malasia) para participar de un foro.

UN DÍA MÁS QUE IMPORTA

El motivo de sus viajes responde a invitaciones para conferencias o coordinaciones propias para mantener reuniones con miembros de entidades financieras. En la lista que recopilamos aparecen frecuentes invitaciones de la Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas (ASBA), la International Association of Insurance Supervisors (IAIS) y la Alianza para la Inclusión Financiera (AFI), asociaciones a las que pertenece la SBS y que realizan charlas de intercambio para sus socios en diferentes países del mundo.

Sin embargo, encontramos que en más de un caso los permisos fueron autorizados por días adicionales a los contemplados en el cronograma por el que fueron convocados. Por ejemplo, la resolución 3755-2014 de la SBS detalla que Schydlowsky recibió una invitación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de México para asistir al Foro Internacional de Inclusión Financiera del 26 de junio de 2014, y otra para participar de una conferencia en Estados Unidos el 1 de julio. Como la intención del funcionario era asistir a ambos eventos, el actual superintendente interino, Javier Poggi Campodónico, le firmó la autorización de viaje con estadía extendida del el 25 de junio hasta el 2 de julio.

El 2011 recibió otras dos invitaciones, esta vez del Banco Nacional de Canadá para exponer sobre el sistema financiero peruano el 10 de noviembre en la ciudad de Montreal; y de la ASBA para asistir a su asamblea anual del 14 al 18 de noviembre en Estados Unidos. La opción que encontró el jefe de la SBS fue aprobarse un permiso de salida ampliado para conectar ambos eventos y, sin sustento alguno, le añadió cinco días más de estadía en Estados Unidos. Al final su viaje fue del 09 al 23 de noviembre.

DE VIAJE III. El 2011 el superintendente recibió dos invitaciones para ir a Canadá y a Estados Unidos. Los eventos durarían en total cinco días, pero él optó por extender su viaje del 9 a 23 de noviembre.

El mismo año, un mes antes, Schydlowsky firmó un permiso de salida para acudir a la plenaria del Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (Gafisud), que en su página web estuvo programada del 24 al 28 de octubre, en Paris, pero él prefirió añadirle seis días a su visita, tal y como consta en su reporte migratorio.

La práctica se repitió el 2013. Según la resolución SBS-2025, se solicitó su viaje a Estados Unidos para cumplir con exposiciones el 2 de abril, en Nueva York, y los días 3 y 4 del mismo mes en la Universidad de Harvard, en Cambridge; pero su autorización fue extendida por cuatro días más, del 1 al 8 de abril. Igual ocurrió en Viena, capital de Austria; allí debía dictar una conferencia solo el 1 de julio del 2013, pero con la resolución SBS-3489 le permitieron quedarse tres días más con sus respectivos viáticos.

SCHYDLOWSKY, UN "SUPERINTENDENTE AUSTERO" 

Todos sus viajes fueron a solicitud de organizaciones internacionales que ya antes mencionamos o por coordinaciones hechas por la SBS para reunirse con sus miembros. Algunos de estos eventos cubrían el pago de pasajes o viáticos, pero eso no impidió que la institución le entregara más dinero bajo el concepto de viáticos complementarios y bono de productividad, este último entregado sin sustento legal en abril del 2014 y que le costó a la SBS unos US$ 23.000 hasta su renuncia.

Los permisos para ausentarse del cargo fueron resoluciones firmadas casi en su totalidad por él mismo y publicadas en el diario oficial El Peruano. En estos documentos se recuerda la existencia de normas complementarias de austeridad aprobadas por su gestión en cada presupuesto anual. Se trata de las directivas SBS-DIR-ADM-085-14 a la SBS-DIR-ADM-085-17, las cuales limitan los viajes internacionales a aquellos que impliquen “negociaciones bilaterales, foros o misiones oficiales, así como para el ejercicio de funciones o participación en eventos de interés para la superintendencia”.

Además de viáticos y pasajes recibió dinero bajo el concepto de viáticos complementarios y bono de productividad.

Esta última parte es rescatada en las resoluciones suscritas para justificar los viajes, pues en todas se indica que las conferencias a las que fue invitado “redundarán en beneficio del ejercicio de las funciones de supervisión y regulación de la SBS”. Sin embargo, algunos de los 70 viajes no tenían ni relación remota con su labor.

Ejemplo de ello son las resoluciones 4988 y 7030, del 2013, donde se muestra que Schydlowsky asistía también a conferencias sobre derechos humanos. O el documento SBS-2442-2015 para asistir el 6 de mayo a una charla sobre hipotecas, y otra en noviembre sobre y mujeres y finanzas. Según fuentes de la SBS la violación de estas directivas deben ser sancionadas por su Gerencia de Auditoría Interna.

Encontramos además la resolución SBS-8365, del año 2012, que le permitió a Schydlowsky ir a Washington del 12 al 21 de noviembre “para participar de la audiencia arbitral iniciada por la señora Renée Rose Levy contra la República del Perú sobre el caso Banco Nuevo Mundo ante el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones)”. En la misma resolución se le autoriza a acudir a la sesión de la junta directiva de la Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas (ASBA) que se llevó a cabo en Panamá del 14 al 17 de noviembre. Los mismos días en países diferentes. La SBS desembolsó US$ 3.312 para costearle las dos visitas que requirieron un don de la ubicuidad de su parte.

DE VIAJE IV. En noviembre del 2012 Schydlowsky fue invitado a actividades en Wasgington (EE.UU.) y a Panamá en las mismas fechas. Él obtuvo la autorización para ambos viajes sin tener el don de la ubicuidad.

Fuentes de la propia institución indicaron que durante toda la gestión de Schydlowsky, la SBS destinó unos 4 millones de dólares para para costear los periplos nacionales e internacionales de todos sus funcionarios. Entre el 2012 y 2013 -según la misma documentación financiera- dicha organización gastó US$1’451.212 de su presupuesto anual para solventar los vuelos, hospedaje y alimentación de sus servidores públicos; mientras que en su página web aparece información del presupuesto usado entre julio y setiembre de este año que ya alcanza desembolsos de S/. 914.293 por la estadía y pasajes al interior del país de su personal, y otros S/. 310.814 por aquellos que enrumbaron al exterior.

Aun así, Schydlowsky cree que sus viajes como jefe de la SBS no fueron suficientes: “Si hay 18 lugares [para visitar en viajes al extranjero] yo no puedo estar en todos. Entonces delego a mis adjuntos. Ocasionalmente tengo que estar presente", dijo en entrevista con RPP en noviembre pasado, cuando aún se aferraba al cargo. Desde entonces su puesto lo ocupa de forma interina Javier Poggi, superintendente Adjunto de Estudios Económicos de la SBS, quien solo tiene siete viajes registrados a nombre de su institución desde el 2010. Cuando le preguntaron cómo explicaba su récord viajero, el exsuperintendente de 75 años se justificó así: "Es que soy muy conocido internacionalmente”

Portada: Daniel Schydlowsky/Andina.

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.