El 24 de noviembre la fiscalía inmovilizó el mayor cargamento de madera de origen ilegal en Perú: 1.312 metros cúbicos, valorizada en 1.6 millones de soles, que tenía como destino México y EE.UU.


La madrugada del pasado martes 24 de noviembre una intervención policial alteró el vibrante amanecer de la bahía de Iquitos (Perú). Esa mañana, la fiscalía ambiental ingresó a las instalaciones de uno de los puertos más importantes de la Amazonía y quebró el acostumbrado ajetreo de madereros y estibadores. El fiscal Pablo Ormeño llegó acompañado de polícías y ordenó la inmovilización de lo que hasta hoy es el mayor cargamento de madera de origen ilegal en el país: 1.312 metros cúbicos, equivalente a lo transportado por 60 camiones de carga pesada. La mercadería, valorizada en 1.6 millones de soles, tenía como destino México y EE.UU.

El tráfico de madera es una de las actividades criminales mas rentables del Perú junto con la minería ilegal de oro y el narcotráfico. La operación Amazonas prueba una vez más que la madera extraída de bosques amazónicos continúa ingresando 'lavada' al mercado formal. Desde que en el 2009 se implementó el Tratado de Libre Comercio con EE.UU., hasta el 2013, Osinfor ha constatado que con documentos oficiales se ha despachado ilegalmente cantidades de madera estimadas en 134 millones de dólares. Estos cargamentos exportados tenían documentos formales que los avalaban, pero con información falsa.

Puede leer el reportaje completo aquí.

Operación Amazonas: la historia del mayor decomiso de madera de origen ilegal