ojo biónico 13 Junio, 2019 13 / 06 / 2019
ojo Falso

Por Carla Díaz

César Segura, congresista de la República

“Cuando presentan el congresista Apaza y el congresista Cevallos, una denuncia [constitucional contra Pedro Chávarry], no tenía ni siquiera un recorte periodístico”

Fecha de la declaración: 10 de junio del 2019
ojo Falso

Por Carla Díaz

Tras el archivo parcial de la última denuncia constitucional contra Pedro Chávarry, el congresista César Segura desestimó que exista un blindaje a favor el fiscal supremo y, en referencia a los antecedentes del caso, dijo lo siguiente: “Cuando presentan el congresista Apaza y el congresista Hernando Cevallos una denuncia [constitucional contra el fiscal Pedro Chávarry], esta no tenía ni siquiera un recorte periodístico de estas denuncias que presentaban”. Tras revisar los antecedentes, OjoPúblico concluye que esta afirmación es falsa.

[20:18 - 20:28]

El congresista se refería específicamente a las imputaciones por el caso del deslacrado de las oficinas de un asesor de Pedro Chávarry, un acto en que el entonces Fiscal de la Nación presuntamente participó y que permitió el retiro irregular de documentación. Este episodio dio lugar a dos de las denuncias constitucionales que se han realizado contra Chávarry.

La primera fue ingresada por los congresistas Justiniano Apaza y Hernando Cevallos (Denuncia Constitucional N°301) en febrero del 2019, y lo acusaba de siete delitos: hurto agravado, desobediencia a la autoridad, encubrimiento personal y real, obstrucción de la justicia, fraude procesal y pertenencia a una organización criminal. Sin embargo, todos fueron archivados en abril del 2019 en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, presidida por César Segura, del partido Fuerza Popular, con el argumento de que no había suficientes pruebas y de que la Fiscalía estaba investigando el caso.

La segunda denuncia constitucional (N° 322) fue presentada en mayo del 2019 por la propia Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, por los delitos de atentado contra la conservación e identidad de objeto, encubrimiento personal y encubrimiento real. Esta segunda acusación fue archivada parcialmente el último lunes 10 de junio, luego de que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales resolviera declarar procedente la investigación solo por el delito de conservación e identidad de objeto. Esta vez, se argumentó que el archivo del cargo por encubrimiento real y personal obedecía a una norma del reglamento del Congreso que impide investigar a la misma persona dos veces por el mismo delito en la misma legislatura.

El congresista Segura, quien ha estado a la cabeza del grupo de trabajo durante el análisis de todos los casos que han señalado a Chávarry como presunto integrante de la organización criminal “Los Cuellos blancos del Puerto”, se refería a la primera de estas acusaciones.

OjoPúblico revisó la Denuncia Constitucional N° 301 y verificó que el documento sí cita una serie de reportes periodísticos que dan cuenta de videos y fotografías que evidencian la presencia del entonces Fiscal de la Nación en el momento de la vulneración a las oficinas que habían sido lacradas por el fiscal José Domingo Pérez, como parte de la investigación por el caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”. Estos reportes tenían como fuentes informes de la Policía Nacional, interrogatorios de la Fiscalía de la Nación y videos de las cámaras de seguridad del Ministerio Público.

Uno de esos reportes periodísticos era el informe del diario El Comercio, publicado el 10 de enero, que reveló la presencia del fiscal Pedro Chávarry en la sede del Ministerio Público mientras las oficinas eran deslacradas. La información publicada por el diario estaba basada en un informe de la División de Investigación de Alta Complejidad de la Policía Nacional (Diviac), la unidad especializada que realizó una identificación de los participantes en estos hechos.

La denuncia de los congresistas también estaba basada en un reporte del diario Perú21, que dio cuenta de las declaraciones de Rosa Venegas, por entonces asesora de Pedro Chávarry, quien a pesar de haberlo defendido inicialmente, pasó a confirmar su responsabilidad como autor de la irrupción a las oficinas de la Fiscalía. Este comprometedor testimonio fue ofrecido por Venegas durante interrogatorios a que fue sometida por el área de Enriquecimiento Ilícito y Denuncias Constitucionales de la Fiscalía de la Nación.

Del mismo modo, los congresistas Apaza y Ceballos consignaron en su denuncia la información revelada por el programa televisivo Cuarto Poder, que hizo públicos videos del sistema de circuito cerrado de la sede del Ministerio Público, las tomas en video de las diligencias de lacrado realizadas por la fiscalía a cargo del caso, y las actas de relevo de los policías que custodiaban el recinto, donde se alertó de que las cintas de lacrado habían sido alteradas.

Consultado para esta verificación, el congresista César Segura admitió que la acusación constitucional de los parlamentarios Justiniano Apaza y Hernando Ceballos sí consignaba informes periodísticos, pero indicó que hizo tal afirmación para señalar que esos elementos no fueron considerados como indicios razonables para admitir la denuncia contra Chávarry.

“Lo que quería decir no era que no había informes periodísticos, sino por el contrario. [...]. Pero nada con fundamento, porque ahora no se puede establecer justicia o una acusación por dichos. A eso nos referíamos, pero, sin embargo, nosotros calificamos como positivas esas acusaciones. La subcomisión calificó para que se investigue [la denuncia de Cevallos y Apaza]. Sin embargo, lo que yo menciono es lo que se dijo y se debatió en la subcomisión, [que] por eso no procedió”.

Consultado sobre el testimonio de Venegas que sindicaba a Chávarry como principal gestor de la intromisión a las oficinas fiscales -incluido como presunta evidencia en la denuncia constitucional-, Segura comentó que cuando este se presentó en esa denuncia, el testimonio aún no había sido probado. Respecto a las imágenes en video que mostraron a Pedro Chávarry en el Ministerio Público el fin de semana en que las oficinas fueron deslacradas de manera irregular, el congresista añadió que por entonces tampoco era un indicio, pues Chávarry se encontraba en su centro de labores.

Segura no sustentó su afirmación de que en el momento de la denuncia no había reportes periodísticos con evidencia que sustentaba la denuncia contra el exfiscal de la Nación por el presunto delito de encubrimiento al violar el lacrado de las oficinas de su asesor, que habían sido aseguradas por el fiscal José Domingo Pérez.

Tras lo expuesto, OjoPúblico concluye que la afirmación del congresista César Segura, respecto a que la denuncia constitucional de los congresistas Apaza y Cevallos contra el fiscal Pedro Chávarry no estaba sustentada ni siquiera en un recorte periodístico es falsa.