Edición Regional10 Jun 2019

Gobernador de Huánuco plantea construir más hidroeléctricas pese a conflictos sociales

La región busca incrementar sus ingresos por canon energético en los próximos seis años, pero comunidades aledañas a las represas de Chaglla y Santa Lorenza mantienen demandas por acceso al agua y obras incumplidas.
HIDROELÉCTRICA. La central hidroeléctrica Chaglla, iniciada por Odebrecht y hoy propiedad del Consorcio Huallaga Holding Company Limited, es la tercera más grande del Perú.
Foto: Página3

El gobernador de Huánuco, Juan Alvarado Cornelio, anunció que promoverá la construcción de 76 nuevos proyectos hidroenergéticos en su región para convertirla en la principal proveedora de energía eléctrica del país, y poder obtener a cambio más recursos por canon. Sin embargo, las comunidades que viven alrededor de dos proyectos ya aprobados, Chaglla y Santa Lorenza, mantienen conflictos sociales con las empresas ejecutoras por obras incumplidas y acceso al agua. 

“Lo que queremos es que las empresas [que operen estas centrales hidroeléctricas] paguen inmediatamente los impuestos y el canon”, afirmó Juan Alvarado en entrevista con Ojo-Publico.com. El gobierno regional tiene la facultad de promover la inversión de empresas privadas, pero las concesiones hidroenergéticas de envergadura son autorizadas por el Ministerio de Energía y Minas (Minem).

Según los planes de Alvarado, de concretarse las 76 nueva hidroeléctricas en los próximos seis años, Huánuco podría abastecer el 30% del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), la red de suministro de energía que abasteces a todo el Perú. Los datos de la Dirección General de Electricidad del Ministerio de Energía y Minas muestran que, entre enero y noviembre del 2018, el país consumió 50.038 GWh (gigavatios por hora) y el 2,7% de esta energía fue suministrada por Huánuco. 

A la fecha, son nueve las centrales hidroeléctricas que tienen el visto bueno del Minem y del gobierno regional para operar, pero solo dos están en pleno funcionamiento. Estas son Chaglla, construida sobre el río Huallaga en la provincia de Pachitea, a dos horas de la capital huanuqueña; y Marañón, ubicada sobre el río del mismo nombre en el distrito de Jacas Grande.

PARO. Comuneros de Salapampa (Ambo) realizaron un paro en enero del 2017 contra la construcción de la hidroeléctrica Santa Lorenza. Ellos denuncian daños a sus ojos de agua.
Foto: Página3

Otras tres hidroeléctricas se encuentra en fase de construcción: Santa Lorenza, en la provincia de Ambo; y El Carmen y 8 de Agosto, en la provincia de Huamalíes. Los cuatro restantes (Nueva Esperanza, Karpa, San Juan y Belo Horizonte) tienen concesión definitiva, pero todavía deben culminar trámitres en el Minem.

De estas nueve hidroeléctricas autorizadas, Chaglla y Santa Lorenza no han logrado superar los conflictos sociales que mantienen con las comunidades de la zona de influencia.

Gamaniel Rojas Laurente, presidente del Frente de Defensa por los intereses de la provincia de Leoncio Prado, aledaña a la central hudroeléctrica de Chaglla y donde también se pretende construir la hidroeléctrica Belo Horizonte, dice que su comunidad está en contra de más construcciones. "Nosotros rechazamos las hidroeléctricas. Existen otras formas de inversión para generar energía como la eólica, que reduce los riesgos para la población", dijo a Ojo-Publico.com.

 

Chaglla y las puertas del diálogo

Hasta abril de este año Chaglla perteneció a la brasileña Odebrecht. La constructora decidió desprenderse de la obra, en el marco en el marco de la investigación Lava Jato y vendió sus activos a la estatal China Theree Gorges, sin embargo, se fue sin atender las demandas de la población.

Desde el inicio de sus operaciones, el 2017, los vecinos de Tingo María (provincia de Leoncio Prado) exigen la instalación de un sistema de alerta ante el posible rebalse de la represa de 203 metros de altura, que podría ser causado, por ejemplo, por un sismo. Además, exigen el asfaltado de sus carreteras, apoyo en la mejora de sus cultivos y la habiitación de redes agua y desagüe a través del mecanismo de obras por impuestos.

ALARMA. La represa de la hidroeléctrica de Chaglla tiene 203 metros de altura, desembocando en el río Huallaga. La ciudadanía exige un sistema de seguridad ante un posible rebalse.
Foto: MTC

El próximo 14 de junio los representantes de Leoncio Prado y de los 28 caseríos que están en la zona de influencia de Chaglla instalarán una mesa de diálogo con los ejecutivos del consorcio Huallaga Holding Company Limited, liderado ahora por la compañía china, para tratar de llegar a un acuerdo.

Los ciudadanos de los distritos de Chinchao, Umari, San Pablo de Pillao y Chaglla, que también solicitan un sistema de seguridad ante un posible rebalse de la represa, se sumarán a este diálogo.

El año 2018, la región Huánuco recibió más de S/842 mil del canon hidroenergético por la operación de Chaglla, dinero que fue distribuido entre las universidades públicas de la zona, la autoridad regional y 84 municipalidades beneficiarias según la Ley del Canon.

 

Conflictos por el agua

No solo Chaglla ha generado tensiones en la población de Huánuco. Desde enero del 2017, las comunidades campesinas de Salapampa, Huaracalla, Sacsahuanca y San Juan de Higos del distrito de San Rafael, en provincia de Ambo, han paralizado la construcción de la hidroeléctrica Santa Lorenza I, concesionada a Empresa Generación Eléctrica Santa Lorenza S.A. Los comuneros responsabilizan a la constructora EISA S.A. del secado de nueve ojos de agua dulce y la deforestación y daños a sus viviendas por las constantes explosiones.

Actualmente el diálogo entre las comunidades y la empresa continúa roto. “La última reunión fue en noviembre pasado. Ahí se tomaron acuerdos que debían plasmarse este año, pero desde que ingresó la nueva presidenta [de la comunidad de Salapampa, Judith Espinoza Tello] no se ha retomado el diálogo”, indicó a Ojo-Publico.com la representante de la Secretaría de Gestión Social y Diálogo de la PCM, Claudia Vega Valentín.

INSPECCIÓN. La Fiscalía Especializada en Materia Ambiental inspeccionó los ojos de agua en Salapampa, el 2017, ante protestas que responsabilizan a EISA S.A. del secado de este recurso.
Foto: Página3

En el marco de este conflicto, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Huánuco investiga al exdirector regional de Energía, Minas e Hidrocarburos, Hugo Ascencio Cóndor, por el presunto otorgamiento irregular de derechos en favor de la Empresa Generación Eléctrica Santa Lorenza. La FEMA además lidera las pesquisas contra el representante legal de EISA, Andrés Chiaporri Samaniego, quien es sindicado como responsable del secado de los nueve ojos de agua.

Ojo-Publico.com se contactó vía telefónica con los representantes de ambas empresas, pero no hubo respuesta hasta el cierre de edición.

Autor: