Actualidad07 Sep 2018

Banco de Datos Genéticos: tecnología para identificar a los desaparecidos en época de la violencia

El presidente Martín Vizcarra promulgó hoy la norma para crear una herramienta necesaria en el proceso de búsqueda e identificación de los más de 20 mil desaparecidos que dejaron los años del terrorismo.
ADN. La identificación mediante perfiles genéticos permitirá acelerar la búsqueda de desaparecidos de forma eficiente, confiable y precisa.
Foto: Alejandro Olazo.

Tengo una esperanza mínima con el banco de genes. El día que pueda velar a mi papá en cristiana sepultura será de gran alegría para toda la familia”, dijo Rogger Cayllahua a Ojo-Publico.com. Su padre Martín Cayllahua, víctima de desaparición forzada en Ayacucho en 1991, durante uno de los periodos más terribles de la época de la violencia en Perú, sigue desaparecido dos décadas y media después.

Hoy el presidente Martín Vizcarra promulgó la norma para crear el Banco de Datos Genéticos que tendrá como objetivo la búsqueda e identificación de las víctimas por desaparición forzada en la época de la violencia; la misma que será implementada por la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas (Dgbpd) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus).

Mónica Barriga, encargada de la Dgbpd, dijo a Ojo-Publico.com que la información recolectada será sistematizada y almacenada en una base de datos. De acuerdo a los procedimientos del caso, para la construcción del banco de genes será necesaria la extracción de muestras biológicas de los restos óseos hallados en las investigaciones del Ministerio Público y de los familiares de las víctimas que se ofrezcan voluntariamente.

Posteriormente, las muestras serán enviadas a laboratorios especializados públicos o privados, como el Instituto de Medicina Legal (IML), para la elaboración de un perfil genético. Finalmente, la información procesada será remitida de vuelta al Banco de Datos Genéticos para que sea validada, almacenada, sistematizada y permita una identificación confiable y precisa.

MEMORIA. Es una plataforma que revela las cifras de víctimas y hechos detrás periodo de violencia en el Perú.
Captura: Proyecto Memoria.

En las dos décadas de violencia que vivió el Perú entre 1980 y el 2000, la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) calculó cerca de 70 mil víctimas. El Dgbpd, luego de 15 años, determinó que existieron más de 20 mil desaparecidos. De esta cifra, solo 865 restos, correspondientes a víctimas que estaban desaparecidas, han sido restituidos a sus respectivos familiares.

“Recordemos que muchos de los familiares [de las víctimas] son personas adultas mayores y es urgente implementar el Banco de Datos Genéticos para recoger las muestras biológicas”, dice Mónica Barriga.

Rogger Cayllahua, familiar de una víctima de desaparición, dijo a Ojo-Publico.com que a pesar de la existencia de dos procesos penales en los que condenaron a los militares responsables por la desaparición de su padre, Martín Callayhua, en Chuschi (Ayacucho) en 1991, hasta ahora no conoce su paradero.

“Tuve una sensación de tristeza, me sentí como perdedor, mi objetivo no era buscar al culpable, era encontrar a mi padre y pesar de los dos juicios [la justicia] no me ha dado respuestas”, dijo Rogger Cayllahua. Después de la condena al teniente del Ejército Peruano, Collins Collantes, por la desaparición de su padre, la incertidumbre sigue viva en las palabras del hijo de Martín Callayhua.

Autor: