Dueños del agua

El precio del agua: Los pagos irregulares de la minería

28 Ago 2018
Leslie Searles
El análisis de los precios que pagan las compañías mineras por el uso del agua revela la omisión de cerca de S/ 1 millón en un solo año por parte de las empresas Las Bambas y Volcan, dos de las mineras más importantes en el país.

Las Bambas y Volcan, dos de las compañías mineras más grandes del Perú, pagaron solo la mitad del precio que deberían por el agua que usan, de acuerdo a información obtenida por Ojo-Publico.com. Los datos remitidos por la Oficina de Régimen Económico de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), institución encargada de la gestión hídrica del país, señalan que durante el año 2015 estas omitieron el pago de S/ 989 mil por los más de 22 millones de metros cúbicos empleados.

La mina de cobre Las Bambas, propiedad de la compañía china Minerals and Metals Group (MMG), estuvo envuelta en un conflicto en el 2015 que dejó como resultado 4 muertos en Cotabambas, en las alturas de Apurímac. El 2015, esta compañía debió pagar S/ 1’070.000, y según los registros analizados para este investigación solo transfirió S/ 904 mil.

DIVISIONES. Comunidades en Apurímac tuvieron que disminuir la cantidad de ganado que poseen debido a los nuevos límites con el proyecto Las Bambas.
Foto: Leslie Moreno

En el caso de Minera Volcan, con operaciones en la sierra central del Perú y que tiene como accionista mayoritario a la multinacional Glencore, la mayor compañía comercializadora de productos primarios del mundo, debió pagar S/ 1’600 mil y pagó solo S/ 796 mil. 

 

Cobros por el agua

El uso del agua demanda una retribución económica al Estado peruano. Pero ¿cómo se establecen estos precios si la Autoridad Nacional del Agua (ANA) no cuenta con medidores propios para cuantificar los volúmenes que utilizan las empresas?

En los últimos años, decenas de compañías han obtenido derechos de uso para extraer agua y utilizarla en el desarrollo de sus actividades económicas. Como parte de la serie  investigativa Los dueños del agua, Ojo-Publico.com reveló cómo se otorgó licencias indefinidas a mineras para usar agua en 12 territorios declarados de alto riesgo por escasez hídrica, conflictos y contaminación.

PERMISOS. La ANA otorgó 16 permisos de uso de agua a la minera Las Bambas. Volcan cuenta con 18 autorizaciones.
Foto: Leslie Searles

El precio del agua que una empresa debe pagar por su consumo anual lo establece la ANA a través de decretos supremos publicados cada inicio de año. Los montos que esta entidad regula varían dependiendo de la metodología, el tipo de fuente del recurso (superficial o subterránea) y si se ha determinado una tarifa por la utilización de infraestructura hidráulica.

Desde el 2012 la retribución económica es implementada en base al volumen de agua utilizado, criterios ambientales de disponibilidad hídrica por zonas, y un valor por metro cúbico establecido de acuerdo a pautas económicas para los sectores productivos (industrial, minero, etc.). Pero, ¿cómo establece la ANA los criterios económicos apropiados para la industria o minería? La metodología empleada contiene vacíos que la autoridad no ha podido establecer.

 

Planillas oscuras

Ojo-Publico.com realizó como parte de esta investigación pedidos de transparencia y acceso a la información sobre los pagos realizados por las mineras a la ANA. Luego de una espera de más de tres meses, la autoridad entregó información incompleta y de manera desagregada.

 

De las 47 compañías más importantes y con mayor número de derechos de uso de agua en el país, 20 pertenecen al rubro minero. Sin embargo, Las Bambas y Volcan resaltan por la diferencia que existe entre el consumo de agua que registra la ANA y el monto que pagaron. En ambos casos, Ojo-Publico.com determinó que los pagos efectuados durante todo el 2015 no correspondían al total de agua que declararon utilizar.

De acuerdo al análisis, Las Bambas y Volcan pagaron alrededor de S/ 93 por cada mil metros cúbicos de agua subterránea destinada al uso minero, cuando el costo establecido en el decreto supremo fue de S/ 185,30.

Se determinó que los pagos efectuados por ambas compañías durante todo el 2015 no correspondían al total de agua que declararon utilizar.

Lo mismo sucedió con otros pagos, como los de uso industrial: se pagó la mitad de lo correspondiente.

Las compañías mineras -entre ellas Volcan, Yanacocha, Southern, Minero Horizonte, Milpo y Buenaventura- también tienen derechos de uso poblacional para sus campamentos mineros.

 

Comunidades y otros pagos

La familia de Serapio es una de las 35 que viven de manera permanente en la comunidad indígena quechua San José de Alto Huarca, ubicada en las alturas de Cusco en el área de influencia directa del proyecto minero Antapaccay perteneciente al grupo Glencore. La multinacional Suiza, con ingresos por más de 170,000 millones de dólares según cifras del 2016, tiene sus operaciones en la zona desde noviembre de 2012 para la extracción de cobre.

La comunidad no tiene acceso a servicios de agua potable aunque cuentan con el derecho de uso de agua para el riego de su siembra. Al no contar con otra fuente para el consumo deben extraer el agua del manantial Juto sin tratamiento previo o esperar que cada 2 o 3 semanas la compañía Antapaccay les suministre el recurso en tanques de agua como parte de un convenio con la municipalidad de la zona.

PUEBLOS INDÍGENAS. El acceso hídrico es limitado para muchas comunidades mientras que compañías mineras cuentan con autorizaciones de uso de agua para sus diversas operaciones.
Foto: Leslie Moreno

De acuerdo a datos del INEI, elaborados con los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) y la Encuesta Nacional de Programas Presupuestales (ENAPRES), existe población en sectores rurales del país sin acceso a agua potable por red pública y con dependencia del uso de agua proveniente de ríos, acequias, manantiales o fuentes similares. El último reporte anual a enero del 2018 señala que de cada 100 hogares, 17 se abastecen de estas fuentes naturales.

“Las tarifas que antes eran simbólicas para los comuneros ahora se han incrementado. Se pueden dar interferencias con las propias reglas de las comunidades y ahora deben regirse por normas oficiales”, dice María Teresa Oré, investigadora en la Maestría de Recursos Hídricos de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

En la actualidad, la tasa por retribuciones ha ido evolucionando en función de las conclusiones de los estudios técnicos sobre el volumen de los acuíferos y la disponibilidad del recurso, pero estos estudios muchas veces no contienen información actualizada.

RETRIBUCIONES. Pagos por el uso de agua superficial en nuevos soles por m3 (mil litros) de acuerdo a la Autoridad Nacional del Agua .

 

Beneficios no otorgados

El primer paso para que una empresa disminuya sus pagos es solicitar el otorgamiento de incentivos en el pago de la retribución económica por el uso del agua. Este mecanismo, establecido desde el 2010 en el reglamento de la Ley de Recursos hídricos, reconoce las inversiones (obras de encauzamiento, defensas ribereñas, almacenamiento de agua, etc.) destinadas al uso eficiente, a la protección y conservación del agua para el desarrollo de la cuenca hidrográfica. El beneficio: hasta el 50% de descuento del monto anual a cancelar.

CONFLICTO. Manantiales en el sur del país son fuente de la disputa por el acceso al agua.
Foto: Leslie Moreno

Pero, la Autoridad Nacional del Agua señaló a Ojo-Publico.com que la Dirección de Administración de Recursos Hídricos no ha emitido ninguna resolución de otorgamiento de incentivos en el pago de retribución económica en los últimos cinco años. Además, las mineras no deben tener deudas pendientes, y Las Bambas las tiene. ¿Por qué pagaron menos de lo debido y no son consideradas como deudoras según los registros de la ANA?

La ANA, lejos de poseer información precisa sobre el uso y pagos que realizan las empresas mineras en el país, no cuenta con los mecanismos apropiados que eviten la mala gestión del agua. La entidad con el premio a mejor administración pública de Latinoamérica tiene mucho por transparentar.

Volcan dijo a Ojo-Publico.com que “los montos a pagar pueden tener una variación debido a que corresponden a la real cantidad de agua usada”. Sin embargo, los precios por retribución para dicho año no eran los que debían aplicarse.

Ojo-Publico.com intentó comunicarse con Las Bambas, pero la compañía señaló que no responderían al respecto.

 

*Foto de portada: Leslie Searles

 

Autor:

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.