Investigación

Religión o Estado: los congresistas del evangelio y su alianza católica en el Perú

07 Jun 2018
Congresistas vinculados a iglesias evangélicas conservadoras, en su mayoría del partido de Keiko Fujimori, han forjado una agenda común de acciones con legisladores que apoyan las posturas del arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, en contra de políticas del Estado en temas educativos, jurídicos y de salud reproductiva. Ojo-Publico.com presenta una radiografía de los personajes detrás de esta agenda y de la bancada evangélica en el país, y su actividad patrimonial.

El pasado 10 de abril, el Congreso de Perú recibió a prominentes miembros de la organización más grande de políticos cristianos conservadores que existe en Latinoamérica: el Congreso Hemisférico de Parlamentarios, creado en Ciudad de México el 2017. El objetivo de aquella visita era presionar a las delegaciones de los países que iban a asistir a la VIII Cumbre de las Américas, con sede en Lima, para frenar las iniciativas laicas que diferentes estados de la región promueven en favor de la igualdad de género.

 

En el Congreso, su principal anfitrión fue el parlamentario Julio Rosas Huaranga –líder religioso de la Alianza Cristiana y Misionera (ACYM) y exintegrante del partido Alianza para el Progreso (APP)– y el presidente del Legislativo, Luis Galarreta, del fujimorismo. A la cita asistieron sus homólogos Mario Redondo (Costa Rica), Víctor Bisonó (República Dominicana), Luis Hernández (Guatemala), Alejandrina Castro (El Salvador); así como Alfonso Aguilar y Neydy Casillas, de dos entidades llamadas International Human Rights Group y Alliance Defending Freedom.

Dicha reunión pasó a segundo plano por la VIII Cumbre de las Américas. Sin embargo, Ojo-Publico.com –en el marco de una radiografía de los grupos religiosos y su impacto en las políticas del Estado– revela detalles de la cita y documenta los vínculos de los representantes del Parlamento con colectivos contrarios a una agenda regional que promueve la despenalización del aborto por violación, la unión entre personas del mismo sexo, la legislación para endurecer las penas por crímenes de odio; la distribución gratuita de las ‘píldoras del día siguiente’ y el enfoque de igualdad de género en la currícula educativa.

CÓNCLAVE. El Presidente del Congreso Luis Galarreta -activista de una agenda autodenominada provida y profamilia- junto a Julio Rosas y los legisladores extranjeros en el 2017.
Foto: Congreso Hemisférico de Parlamentarios.

En la lista de representantes del Congreso Hemisférico de Parlamentarios en Lima destacaban: Mario Redondo, excandidato presidencial de Costa Rica, y opositor a la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que abrió las puertas al reconocimiento del matrimonio homosexual en su país. También el diputado de República Dominicana, Víctor Bisonó, promotor de que el Código Penal castigue el aborto incluso cuando la vida de la gestante peligra; y Alejandrina Castro, impulsora de las marchas antiaborto en El Salvador.

 

Aún cuando no estuvo presente en la capital, otro connotado representante del Congreso Hemisférico de Parlamentarios es Fabricio Alvarado, otro excandidato presidencial evangélico de Costa Rica por el partido Restauración Nacional. Su política conservadora llegó al casi 40% de votos en la segunda vuelta celebrada pocos días después del encuentro de políticos cristianos realizado en Perú. Precisamente, en la semana de la visita de sus colegas a Lima, él venía desarrollando su campaña en el país caribeño.

Una vez instalados en Perú, el evento principal de los legisladores conservadores se hizo en el hemiciclo Raúl Porras Barrenechea del Parlamento con la participación de Julio Rosas y del vicealmirante AP (r), Carlos Tubino, legislador de Fuerza Popular. En el cónclave se presentó un video del senador republicano por Utah, Mike Lee, también integrante del Tea Party, quien dijo que iba a presentar un pedido para que el gobierno de EE.UU. corte el financiamiento público a la Corte IDH, por intervenir negativamente en la política de los países miembros del Pacto de San José.

Miembros de la organización más grande de políticos cristianos conservadores de Latinoamérica visitaron el Congreso el 2018

La agenda de este grupo conservador está centrada en el rechazo a algunas políticas impulsadas por diversos agentes del Estado Peruano: Desconocer como matrimonio cualquier tipo de unión entre personas del mismo sexo, promover el castigo en la vía penal de cualquier supuesto de aborto y rechazar cualquier norma que sancione actos de discriminación o intolerancia por motivos de orientación sexual. El documento en donde plasmaron estos principios fue bautizado como Declaración de México, en un evento realizado en dicho país el 2017, y fue firmado por más de 600 parlamentarios de la región, entre ellos 13 peruanos.

“Esta alianza de católicos y evangélicos es un tema inédito”, señala el sociólogo José Luis Pérez Guadalupe, autor de Entre Dios y el César, libro que profundiza en la expansión de las iglesias evangélicas en el Perú. "Históricamente, las dos comunidades religiosas han estado distanciadas pero ahora tienen una agenda moral común", dijo al ser consultado por Ojo-Publico.com.

Cinco días antes de aquella cita, Julio Rosas, anfitrión del Congreso Hemisférico de Parlamentarios, presentó una moción para que el Pleno del Legislativo peruano se adhiera a la declaración. A pesar de que el pedido aún no ha sido visto por el Consejo Directivo presidido por Fuerza Popular, la Declaración de México se ha convertido en un hito fundacional en la creación de un bloque político latinoamericano (que incluye parlamentarios y candidatos presidenciales) vinculado a colectivos religiosos y gestores de interés de corte conservador. En el Perú la situación no parece diferente.

EL INICIO. Los legisladores peruanos Nelly Cuadros (segunda en la primera fila) y Carlos Tubino (sexto en la tercera fila) estuvieron en la primera reunión del colectivo de políticos conservadores, el 2017.
Foto: Congreso Hemisférico de Parlamentarios.

Ojo-Publico.com, en base a la nómina de suscriptores de la Declaración de México, identificó a un primer círculo de representantes del Estado con una agenda conservadora, algunos conocidos por su discurso público y otros poco visibles en su actividad partidaria: De los 13 firmantes, 11 son de Fuerza Popular, el vicealmirante AP (r) Tubino, el general PNP (r) Marco Miyashiro, Tamar Arimborgo, Nelly Cuadros, Federico Pariona, Víctor Albrecht, Karina Beteta, Mario Mantilla, Dalmiro Palomino, Freddy Sarmiento y Liliana Takayama. A ellos se suman Julio Rosas (fujimorista hasta el 2016, cuando cambió de partido), y el general EP (r) Edwin Donayre (Alianza para el Progreso, de César Acuña).

Casi todos ellos, desde Rosas de la Alianza Cristiana y Misionera y los fujimoristas Juan Carlos Gonzales de Agua Viva y Tamar Arimborgo, al igual que legisladores cercanos a los manifiestos políticos del Arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani; apoyan la moción para que el Pleno del Congreso se adhiera a los lineamientos de la Declaración de México. Esta sociedad también participó en eventos públicos como la llamada “Marcha por la Vida”, realizada el 5 de mayo de este año, patrocinada por Cipriani, y bajo el respaldo de algunos parlamentarios –incluidos Luis Galarreta y Rosa María Bartra, de Fuerza Popular– que no llegaron a suscribir la mencionada declaración.

La Declaración de México se ha convertido en un hito fundacional en la creación de un bloque político vinculado a colectivos religiosos.

“[Esta alianza regional] es parte de una estrategia que han estado construyendo en los últimos tres años. Buscan crear coaliciones transnacionales con una agenda común donde comparten recursos, metodología. Esto genera una sensación de poder”,  dijo el historiador Juan Fonseca, conocedor del fenómeno evangélico, a Ojo-Publico.com.

La bancada evangélica se completa con los legisladores Moisés Guía Pianto (PPK) y Glider Ushñahua Huasanga (FP), quienes no firmaron la Declaración de México. Todo este grupo parlamentario tiene el respaldo casi público de las iglesias evangélicas conservadoras más grandes e influyentes del Perú: la Alianza Cristiana y Misionera (ACYM); Agua Viva, así como del Movimiento Misionero Mundial (MMM), Las Asambleas de Dios (LAD), y Camino de Vida, entre otros colectivos organizados bajo el grupo “Con mis hijos no te metas”.

ALIANZA. Católicos y evangélicos marchan juntos en actividades denominadas provida y profamilia. En la foto, Julio Rosas, Federico Pariona, Nelly Cuadros, Carlos Tubino, Luis Galarreta y Luz Salgado.
Foto: Facebook de Con mis hijos no te metas.

La bancada evangélica funciona en paralelo a las agrupaciones partidarias de sus integrantes: se articulan solo en torno a los temas confesionales que los unen. A continuación, Ojo-Publico.com presenta el perfil de los principales representantes de este grupo conservador en el Congreso.

 

Julio Rosas, de fujimorista a independiente

Los dos primeros miembros de colectivos evangélicos que ingresaron al Congreso, en los casi 200 años de historia republicana del Perú, fueron políticos de tendencia progresista: José Ferreira García, elegido diputado en 1956, en el gobierno de Manuel Prado Ugarteche, y el pastor presbiteriano Pedro Arana, electo en la Asamblea Constituyente de 1979, instalada en el gobierno militar del general EP Francisco Morales Bermúdez. Ambos salieron de las canteras del partido aprista, en los tiempos de Víctor Raúl Haya de la Torre.

 

Hoy, tres décadas después, el discurso conservador en la política ha cambiado. El principal operador de los colectivos evangélicos en el Congreso es Julio Rosas, considerado líder religioso en su congregación: La Alianza Cristiana y Misionera (ACYM).

En el último lustro, renunció a dos partidos –Fuerza Popular de Keiko Fujimori (al que perteneció entre el 2006 y el 2011) y a Alianza para el Progreso de Acuña– por creer que no eran lo suficientemente firmes contra la “ideología de género”, término despectivo que estas organizaciones utilizan para referirse al enfoque de igualdad de género, concepto reforzado en la propuesta curricular de educación durante el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.

Su agenda se centra en desconocer como matrimonio cualquier tipo de unión entre personas del mismo sexo y promover el castigo en la vía penal de cualquier supuesto de aborto

Rosas Huaranga, nacido en 1958 en Santa María del Valle, una localidad al norte de Huánuco, estudió en el instituto teológico Alianza y en el Seminario Evangélico, en Huánuco y Lima, a fines de los años ‘70. En 1981, la ACYM lo invistió como pastor, cargo que mantuvo hasta el 2011, cuando fue elegido por primera vez congresista. En esos 30 años, Rosas realizó servicios en los templos de La Oroya, Pueblo Libre y San Martín de Porres.

Fue además presidente del Consejo Directivo de su iglesia, del Concilio Nacional Evangélico del Perú (Conep), especie de consorcio que agrupa a las iglesias cristianas de diferentes tendencias; de su ONG, Ministerio Internacional de Desarrollo (Interdes); y profesor del Seminario Bíblico Alianza.

El legislador tiene dos hijos: Christian Esteban, politólogo y promotor del grupo “Con mis hijos no te metas”, casado con la exasesora y excandidata al Congreso por Fuerza Popular en las elecciones del 2011, Anyela Palomino; y Dorcas Grace, administradora presente en el foro de parlamentarios conservadores en Lima y casada con Ralph Hernández, ambos residentes en EE.UU. Christian Rosas y Ralph Hernández se formaron en la conservadora Liberty University. En el pasado Dorcas estuvo casada con Stephen Guschov, exsocio de Julio Rosas, exabogado estadounidense de público discurso antiinmigrante y miembro de Legal Immigrants for America.

PRIMER INTENTO. El 2011, Julio Rosas se reunió con Humberto Lay, Michael Urtecho, María Cordero y Ana Jara para intentar formar un grupo parlamentario cristiano. La sociedad no prosperó.
Foto: Congreso de la República.

De la mano de Keiko Fujimori, Rosas Huaranga ingresó al Congreso el 2011 con 75 mil votos. Entonces, intentó formar un primer grupo de parlamentarios cristianos. En la cita inicial participaron legisladores de diferentes bancadas: Ana Jara, Humberto Lay, María Cordero y Michael Urtecho (quien fuera procesado por concusión y enriquecimiento ilícito el 2013). Sin embargo, no hubo mayor coordinación posterior y el intento fracasó.

Su beligerancia, desatada tras la presentación del proyecto de Unión Civil el 2013, sobre unión de parejas del mismo sexo, lo encumbró como el portavoz principal de una agenda denominada ‘profamilia’.

La notoriedad que adquirió, sin embargo, no se trasladó a los votos. El 2016 postuló por Alianza para el Progreso, partido de César Acuña, pero solo obtuvo 27.237 votos, la tercera parte de lo que ganó el 2011 y apenas 35 votos más que el periodista Luis Iberico, quien quedó fuera del parlamento.

En este segundo periodo parlamentario, Rosas articula a la bancada evangélica en reuniones periódicas. Su agenda, como se aprecia en múltiples comunicados de prensa de su despacho, gira en torno a la férrea oposición a la inclusión de cualquier referencia al género, y a la defensa de lo que él considera como una familia tradicional. Fue el actor protagónico de la interpelación y censura de los exministros de Educación, Jaime Saavedra y Marilú Martens, por la inclusión del enfoque de igualdad de género en la currícula escolar.

Julio Rosas adquirió un kit electoral de la ONPE para empezar el trámite de inscripción de su partido propio: Acción Cristiana

Junto a la bancada evangélica, y en alianza con un grupo de parlamentarios católicos conservadores, intentó derogar parcialmente el Decreto Legislativo 1323 –decisión del Congreso fue observada por el gobierno de Kuczynski– que incluía modificaciones al Código Penal para endurecer las penas en casos de feminicidios, violencia de género y delitos por orientación sexual. Además movilizó al Congreso para eliminar los términos “identidad de género”, “enfoque de género” y “orientación sexual” de cuatro decretos legislativos que cambiaban los lineamientos del Ministerio del Interior, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), la Policía Nacional y el Código de responsabilidad penal de adolescentes.

Rosas es el rostro político de la Alianza Cristiana y Misionera en los puentes que ha tendido con otras organizaciones evangélicas. Ya sea organizando un desayuno de trabajo en contra del aborto en la iglesia Camino de Vida el 2015; realizando una conferencia en defensa de la vida y la familia en la sede de la ACYM el 2016; invitando al Parlamento a uno de los líderes del Movimiento Misionero Mundial (MMM) por un evento sobre temas penitenciarios el 2017, o distinguiendo el 2018 en el Congreso a los líderes de “Con mis hijos no te metas”: los esposos Guillermo y Milagros Aguayo de la iglesia La Casa del Padre y su hijo Christian Rosas.

AUTOBOMBO. Legisladores Juan Carlos Gonzáles, Luis Galarreta y Julio Rosas le dieron un reconocimiento en el Congreso a los líderes evangélicos detrás de la marcha "Con mis hijos no te metas". 
Foto: Facebook de Juan Carlos Gonzales.

En la actualidad, el expastor de la Alianza Cristiana y Misionera –que adquirió un kit electoral para empezar el trámite de inscribir su partido propio: Acción Cristiana– posee un patrimonio de S/347 mil (rubro bienes y otros), según su declaración jurada emitida el 2017 ante la Contraloría. Dicha cifra, sin embargo, no coincide con el medio millón de soles que le costó un departamento adquirido en San Isidro el 2011.

 

El hijo del pastor Rosas

Uno de los operadores de Rosas en su trabajo fuera del Congreso es su hijo Christian Rosas Calderón, fundador de una organización llamada Coordinadora Nacional Pro Familia y del movimiento “Con mis hijos no te metas”. No solo es la cara visible en el debate de dicho movimiento, sino que también es conocido por mantener una conexión internacional con líderes conservadores de igual agenda en diferentes países de Latinoamérica y Europa, como lo manifiesta en sus redes sociales.

En febrero de este año, Rosas Calderón fue ponente del segundo Congreso Iberoamericano por la vida y la familia, un encuentro de líderes religiosos y políticos evangélicos realizado en Ciudad de México, al cual también acudió su padre, así como el congresista Gonzáles y los esposos Aguayo. Este encuentro fue previo a la 48º Asamblea de la Organización de Estados Americanos en Washington, en la que Christian Rosas y otros evangélicos intervinieron para oponerse a la “ideología de género”, bajo la fachada de un colectivo pro derecho de la salud.

 

CONFERENCISTA. Organizaciones latinoamericanas invitan a Christian Rosas como principal orador en sus eventos. El hijo del congresista atribuye la caída de Kuczynski a las protestas del movimiento conservador.
Foto: Facebook de la iglesia argentina Jesús es Rey.

Rosas Calderón además ha sido muy activo en la coordinación de una alianza antiderechos LGTB que se viene extendiendo en la región: el ‘matrimonio’ entre colectivos católicos y evangélicos ultraconservadores. En anteriores ocasiones, la llamada “Marcha por la Vida” solo había sido organizada por el arzobispado de Lima, mientras que los evangélicos se mantenían distantes. Sin embargo, este año Rosas dijo en una entrevista en Digital Tv Perú que realizó coordinaciones con el sacerdote Luis Gaspar, miembro del Opus Dei y personaje muy cercano al cardenal Juan Luis Cipriani, para adherirse a la convocatoria.

Rosas Calderón es además el ‘cerebro’ detrás de la estrategia que posicionó al logotipo celeste y rosado, como marca del colectivo “Con mis hijos no te metas”. En otra entrevista en Uruguay, en donde explica su metodología para llegar al público, reconoció que otras iniciativas religiosas fracasaron cuando no pudieron salir de su discurso tradicional. Además, dijo que han evitado institucionalizar el movimiento para que no golpeen sus argumentos. “No se puede derrotar a lo que no se puede definir, por lo tanto, la primera condición es no definirnos”, afirmó Rosas.

PESO POLÍTICO. Después de haberse movilizado en contra de las políticas educativas del gobierno, la Alianza Cristiana y Misionera recibió al entonces presidente Kuczynski para la ceremonia de Acción de Gracias.
Foto: Facebook de iglesia Agua Viva.

En diversas entrevistas, Rosas Calderón ha dicho que la organización de sus movilizaciones es austera y financiada por sus simpatizantes. En los últimos años, la ONG de los Rosas, el Ministerio Internacional de Desarrollo, recibió diversas donaciones. Según la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), entidades de EE.UU., Samaritarian’s Feet, The Potter’s hand foundation, Anchor Electric, One Hope y el Dr. Malcom Everett Baxter hicieron aportes en especies. También Flamingo Road Baptist Church, Mayo Iglesia Metodista, Morehead United Methodist Church, Partnership Missions Inc., Latin Faith Outreach Ministries y la Asociación Evangelista Luis Palau han contribuido a su causa.

Ojo-Publico.com estableció contacto con Christian Rosas, pero al cierre de edición el vocero de "Con mis hijos no te metas" no respondió el cuestionario que se le envió.

 

Juan Carlos Gonzales: Entre Agua Viva y el fujimorismo

La Comunidad Cristiana Agua Viva, fundada a mitad de la década de los ochenta y hoy bajo sospecha de lavado de dinero debido a la compra del excoliseo Amauta por S/6 millones, ha logrado posicionar a tres de sus miembros en el Congreso durante los últimos años. El 2006 fueron elegidos Alda Lazo –madre del también líder evangélico Sergio Hornung– por Restauración Nacional; y Michael Urtecho –desaforado por corrupción en su segundo periodo legislativo– por la alianza Unidad Nacional.

El 2016, Juan Carlos Gonzales Ardiles (Fuerza Popular) fue el tercer miembro de Agua Viva en llegar al Congreso, luego de gastar más de S/30 mil por concepto de aportes al partido y regalos, según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

CAMPAÑA. Reunión de excandidata Keiko Fujimori con evangélicos en el 2016 fue en el excoliseo Amauta de la iglesia Agua Viva. Asistieron los convervadores Alberto Santana, Rodolfo Gonzáles y José Linares.
Foto: Facebook de Agua Viva.

Entre el 2012 y el año de su elección, trabajó como pastor de su congregación, según su hoja de vida del Jurado Nacional de Elecciones (JNE). En la última campaña, Sergio Hornung, líder de Agua Viva y también promotor de “Con mis hijos no te metas”, puso el local central a disposición de un encuentro entre la excandidata Keiko Fujimori y su la comunidad evangélica.

Gonzales Ardiles –nacido en 1960 en Lima y economista por la Universidad Inca Garcilaso de la Vega– fue funcionario del Banco de Crédito por más de 20 años. Antes de ingresar al Congreso en el 2016, ya conocía el Parlamento por haber sido empleado del mismo entre el 2006 y el 2012. En esos años trabajó como asesor de la Comisión de Defensa del Consumidor cuando Alda Lazo lo presidió. Al poco tiempo de jurar como legislador, en octubre del 2016, Gonzales Ardiles, entonces titular de la comisión que antes había asesorado, le entregó un diploma de reconocimiento a su exempleadora.

Alianza de parlamentarios evangélicos y católicos intenta derogar parcialmente el Decreto Legislativo 1323, y otros cuatro decretos que incluían un enfoque de igualdad de género.

Años atrás, sus colegas de culto, Alda Lazo y Michael Urtecho, también utilizaron su cargo en el Congreso para entregar reconocimientos a Pedro Hornung –pastor principal de Agua Viva y esposo de Lazo–, y a los pastores de otras iglesias allegadas: Robert Barriguer (Camino de Vida), Carlos García y García (Convención Evangélica Bautista) y Rodolfo Gonzáles (MMM), quien se hizo tristemente célebre por haber incitado a sus feligreses a asesinar a mujeres por ser homosexuales.

De modales mucho menos beligerantes que Julio Rosas, Gonzales Ardiles también es un miembro activo del grupo conservador en el Congreso. El 2017 presentó un proyecto de ley para crear el Ministerio de la Familia.

En los debates en el Pleno, en temas que tocan su confesionalidad religiosa, se ubica en el mismo discurso que la bancada evangélica. Según fuentes del Congreso, antes de la votación del proyecto de ley que buscaba autorizar a las notarías a celebrar matrimonios civiles heterosexuales, Gonzales se manifestó a favor, pero finalmente se abstuvo de votar porque sus colegas afirmaban que esa norma perjudicaba a las familias.

CONDECORACIONES. Juan Carlos Gonzáles otorgó distinción a su líder espiritual Alda Lazo. En el pasado, cuando ella fue congresista hizo lo mismo con pastores evangélicos, incluyendo a su esposo Peter Hornung.
Congreso de la República.

El patrimonio de Gonzales también destaca muy por encima de sus colegas de la bancada evangélica. El 2008, en calidad de asesor del Parlamento, declaró ante la Contraloría poseer bienes valorizados en S/600 mil y unos siete mil soles en el rubro otros (que puede incluir cuentas bancarias, acciones en compañías, entre otros valores). Casi diez años después, en su última declaración jurada ya como congresista en funciones, declaró bienes por S/786 mil y S/623 mil en el rubro otros.

Al revisar su patrimonio en detalle, Ojo-Publico.com concluyó que Gonzales posee una casa en la Av. El Cortijo (La Molina), comprada por US$195 mil el 2004, mucho antes de ser legislador; y una adicional en el exclusivo balneario de Asia por US$112 mil, adquirida el 2010, mientras era asesor del Parlamento. Además fue accionista de dos compañías: Next Way Services Tours y Next Way Tours, que hoy están de baja en la Sunat. Sin embargo, ninguna de estas empresas ha registrado, durante su existencia, un capital social que justifique los S/623 mil declarado por Gonzales en el rubro otros.

Gonzáles aseguró a Ojo-Publico.com, a través del jefe de prensa de la bancada Víctor Medina, que el monto se debe a un incremento patrimonial de su cónyugue Isabel Novoa. No brindó mayores detalles.

 

Moisés Guía Pianto, el evangélico de PPK

Con un perfil más bajo ante la opinión pública, Moisés Guía Pianto (PPK) es el tercer integrante de la bancada evangélica, después de Julio Rosas y Juan Carlos Gonzales. El 2011, Guía intentó ser candidato al Congreso por Fuerza Popular en Junín. Con ese propósito, visitó al expresidente Alberto Fujimori en el penal de Barbadillo y le aportó dinero en efectivo –según él mismo confirmó al diario La República– pero le dieron un número bajo en la lista, y renunció.

MULTICAMISETA. Moisés Guía pasó por al menos cinco partidos con presencia nacional antes de ingresar al Congreso. El 2011, confesó que le dio dinero a Alberto Fujimori en prisión para ser elegido candidato.
Foto: Carlos Cárdenas Borja.

Guía Pianto, nacido en 1966 en Huancayo, es un hombre de múltiples oficios. Estudió la carrera de Ingeniería de Minas en la Universidad Nacional del Centro pero se ha desempeñado como empresario del rubro ferretero y de pinturas. Para dedicarse a su negocio, también llevó estudios técnicos de contabilidad. El patrimonio que acumuló, declarado a la Contraloría el 2017, asciende a S/1.5 millones en bienes muebles e inmuebles y S/368 mil en la categoría otros. Es, además, presidente del Club Deportivo Pianto, que juega en la liga distrital de Huancayo e incluso llevó estudios para ser director técnico.

 

Ojo-Publico.com conoció que Guía Pianto actualmente es propietario de la Ferretería Lumicentro Pianto en Huancayo junto con su hermano David Hermilio. La empresa, que tiene un capital social actual que asciende a los más de S/900 mil, no registra propiedades a su nombre en dicha localidad. En cambio, el congresista ha declarado que es dueño de cinco inmuebles y cinco vehículos en la región Junín.

Su historial partidario en Huancayo es igual de llamativo que su historial laboral. En 1998 fue regidor distrital de Chilca por el movimiento Vamos Vecino, fundado por Alberto Fujimori; fue militante nacionalista entre el 2005 y el 2009 con Ollanta Humala; y postuló por Restauración Nacional y Fuerza Popular a la presidencia regional de Junín sin éxito el 2006 y 2010, respectivamente. Formó el movimiento Junín Emprendedores Rumbo al Siglo 21 el 2012, y finalmente ingresó al Congreso por Peruanos por el Kambio el 2016.

En el 2017, Moisés Guía declaró a la Contraloría tener bienes muebles e inmuebles por S/1.5 millones y S/368 mil en la categoría otros

Ya en el Parlamento, Guía Pianto obtuvo visibilidad por atacar al líder del partido que lo llevó a la política nacional. Un mes después de la censura del ministro de Educación, Jaime Saavedra, el legislador planteó la vacancia de Kuczynski por implementar la “ideología de género” en la currícula escolar, durante un evento en el Congreso ante la comunidad cristiana. “Nos quieren engañar y mentir, y yo pido desde ahora que se declare la vacancia presidencial y la insurgencia popular, porque en caso contrario estaremos nosotros conminados a sufrir las consecuencias”, dijo entonces.

En dicho evento estuvieron presentes la entonces flamante ministra de Educación, Marilú Martens, y su homóloga de Justicia, Marisol Pérez Tello. Horas después, Guía Pianto se disculpó por el exabrupto pero igual fue suspendido seis meses por su bancada.

MOVILIZACIÓN. Durante el gobierno de Kuczynski, los sectores evangélicos marcharon constantemente en contra del enfoque de igualdad de género en la educación. Llegaron al Congreso a presentar firmas.
Foto: La República.

A la fecha, lo más destacado de Guía en su paso por el Parlamento ha sido presentar una moción para conmemorar los 500 años de la reforma protestante de Martín Lutero. Aquella gestión, realizada en el 2017, obtuvo el respaldo del Congreso y del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, quien estuvo presente en el develamiento del busto dedicado al influyente líder protestante en el Parque de la Exposición.

Pese a reiterados intentos, Guía Pianto no respondió las llamadas telefónicas que se le hicieron hasta el cierre de edición.

 

Evangélicos de la selva: Arimborgo y Ushñahua

Tamar Arimborgo Guerra de Fuerza Popular, la cuarta integrante de la bancada evangélica en el Parlamento, se convirtió en protagonista de una sesión legislativa con la entonces ministra de educación Marilú Martens, cuando le preguntó a esta última si así como existían crímenes de odio –cometidos por discriminación contra la población LGTB–, también existían crímenes de amor. El comentario, tristemente célebre, fue realizado en la presentación que hizo Martens en el Legislativo en torno al debate sobre el currículo nacional escolar.

 

Arimborgo –nacida en Lima en 1975, abogada, educadora y fundadora de la Asociación Cristiana Génesis– fue elegida por Loreto el 2016. Al momento de ingresar al Congreso, la hoy funcionaria pública no consignó ninguna propiedad a su nombre, según su hoja de vida en el JNE. En cambio, el 2017 declaró a la Contraloría que su patrimonio alcanzaba los S/180 mil. En su descargo, Arimborgo señaló que el incremento se debe a un crédito hipotecario que obtuvo para la adquisición de un departamento.

La parlamentaria ha sido gerente general de Megalider Coaching Training, empresa de formación de liderazgos cristianos que aportó S/4.300 a la última campaña de Fuerza Popular. Arimborgo, por su cuenta, aportó S/23 mil.

GÉNESIS. Tamar Arimborgo, a la izquierda del alcalde Luis Castañeda, y Glider Ushñahua, a la izquierda de Julio Rosas, participaron de la reunión inicial de "Con mis hijos no te metas" en la sede de ACYM.
Foto: Facebook de Con mis hijos no te metas.

En el 2017 participó en la campaña “Con mis hijos no te metas” en su región. Antes de la marcha del año pasado, llegó a celebrar una conferencia junto a la vocera del movimiento Beatriz Mejía en la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana de Iquitos.

La agenda antiderechos LGTB de Arimborgo se visibilizó con su presencia en la firma de la “Declaración de Lima”, acta de nacimiento del movimiento “Con mis hijos no te metas”, evento realizado en la sede de la Alianza Cristiana y Misionera de Lince. Aquel evento tuvo como padrino al alcalde de Lima, Luis Castañeda, y como principales oradores a los legisladores Julio Rosas y Rodolfo Gonzales, así como a los esposos Aguayo. Junto a ellos estuvo presente el parlamentario Glider Ushñahua.

Precisamente, Glider Ushñahua Huasanga de Fuerza Popular –nacido en Pucallpa en 1968 y abogado de profesión por la universidad de Huánuco– es el quinto parlamentario de la bancada evangélica. Electo por Ucayali, la misma región del vicealmirante AP (r) Carlos Tubino, Ushñahua ejerció el 2007 como juez de Paz Letrado en Iquitos y como asesor del gobierno regional de Ucayali entre el 2008 y el 2012. Como expresidente del colegio de abogados de su región fue sido acusado de haberse apropiado de S/400 mil.

JUNTAS PELIGROSAS. Fujimoristas Rosa Bartra y Tamar Arimborgo capacitaron en prácticas legislativas a seguidores de Alberto Santana (tercero de izquierda a derecha). Él pretende postular a la presidencia con el partido Perú Nación Poderosa.
Congreso de la República.

El patrimonio de Ushñahua Huasanga, quien antes de ingresar al Congreso dijo ser abogado litigante, es desconocido. No declaró bienes ante el JNE ni ante la Contraloría, solo dijo a esta última que poseía un patrimonio de S/62 mil, consignado en el rubro otros. Hoy solo posee las acciones de su estudio legal en Pucallpa. Ushñahua ratificó, a través del asesor de prensa del fujimorismo, que no tiene propiedades.

El fujimorismo parlamentario y el pastor Santana

Cuatro días después de la marcha “Con mis hijos no te metas” de marzo del 2017, Zulia Carbajal Armas, allegada al autoproclamado apóstol Alberto Santana Leiva, adquirió un kit electoral ante la ONPE para inscribir un partido: Perú Nación Poderosa. En la presentación de su libro “Nacidos para gobernar”, Santana argumentó que las iglesias tienen que entrar en la política frente a la amenaza de la "ideología de género".

Enfundado en color amarillo con un escudo con la palabra “Fe”, el huancaíno Alberto Santana ha viajado por varias regiones convocando a pastores de iglesias afines a que se sumen a su cruzada.

Rosa Bartra y Tamar Arimborgo organizaron un taller sobre procesos parlamentarios con la iglesia de Alberto Santana.

Santana –capaz de realizar predicas estrambóticas argumentando que la ropa de los infieles contamina a los cristianos– es conocido por haber apoyado la candidatura de Keiko Fujimori, así como por utilizar su púlpito para lanzar comentarios homofóbicos y tratar de arrebatarle el Estadio Matute al club Alianza Lima.

Santana tiene una trayectoria personal que deja más sombras que luces. Apoyándose en lo que denomina como teología de la prosperidad –creencia popular según la cual la prosperidad financiera se adquiere por voluntad divina– pasó de ser propietario de una modesta vivienda en el Callao a adquirir un inmueble residencial en La Molina y un terreno de mil metros cuadrados en la exclusiva urbanización Camacho, por el que pagó un millón de dólares. Además de construir un gigantesco templo en Independencia.

TEMPLO LEGISLATIVO. Alberto Santana (de terno blanco al centro) y seguidores de su iglesia Aposento Alto fueron recibidos en el hemiciclo Raúl Porras Barrenechea del Congreso.
Congreso de la República.

La iglesia El Aposento Alto, de la que Santana es una especie de líder religioso, es dueña de dos bienes: un colegio anexo al templo principal y de la editorial Corporación Jedidias. Además alquila un espacio en señal abierta a través de Panamericana Televisión. En contraste con el perfil austero de sus fieles, Santana ha acudido a algunos cultos en una lujosa limosina.

Entre febrero y marzo del 2017, la presidenta de la Comisión Lava Jato, Rosa María Bartra y Tamar Arimborgo, le abrieron las puertas del Congreso a Santana, conocido por su discurso violento y radical. En esas fechas, en el marco de la convocatoria a la primera gran marcha del movimiento “Con mis hijos no te metas”, ambas legisladoras organizaron el taller Derecho ciudadano, liderazgo político y procedimientos parlamentarios en alianza con la iglesia de Santana.

Las parlamentarias, además, participaron en talleres dictados en los templos de Santana en el distrito de Independencia y en la región Tumbes. Bajo la supervisión de la oficina de participación ciudadana del Congreso, se capacitó a más de mil feligreses.

Después, Santana y su grupo de seguidores fueron recibidos en el Legislativo. Otro congresista que le dio la bienvenida a su congregación fue Carlos Tubino. El pastor Antonio Chauca, mano derecha de Santana, celebró el culto de acción de gracias en julio del 2017, al que acudió el fujimorista.

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.