Embarcaciones ilegales: La ruta de los astilleros


Por Ernesto Cabral
Martes, 29 Ago 2017

La construcción de embarcaciones pesqueras artesanales está prohibida, pero estas continúan elaborándose en astilleros ilegales ubicados en las regiones del norte. La falta de presupuesto y normas claras son los principales problemas para supervisar estos locales. La mayoría utiliza madera de origen ilegal.



El pasado 8 de junio, la policía canceló una intervención en la caleta 'La Tortuga', en Piura. Esta decisión fue tomada con el fin de "asegurar la integridad" de los representantes del Ministerio de la Producción (Produce), la Dirección General de Capitanías y Guardacostas de la Marina (Dicapi) y el Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), que entonces buscaba intervenir uno de los tantos astilleros clandestinos ubicados en la zona. Los habitantes del lugar se opusieron y el operativo tuvo que ser interrumpido, según registra el acta a la que tuvo acceso Ojo-Publico.com.

En el Perú actualmente está prohibido la construcción de embarcaciones artesanales. ¿La razón? Desde hace una década, los expertos han advertido que el exceso de naves pesqueras amenaza la sostenibilidad de los recursos marinos. Sin embargo, los vacíos legales y la falta de presupuesto no permiten una eficaz fiscalización del primer eslabón del negocio pesquero: los astilleros.

 

INTERVENCIÓN. En julio de este año, un operativo conjunto intervino el astillero DER Primos EIRL, ubicado en la caleta de Parachique, en Piura, donde construían embarcaciones pesqueras con madera de origen ilegal . / Ojo-Publico.com

 

EL MAR Y EL BOSQUE EN PELIGRO

Según las autoridades, hay dos problemas en torno a las embarcaciones artesaneles, el primero tiene que ver con su construcción ilícita. El 2006, el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) advirtió sobre el incremento de la actividad pesquera a nivel nacional por ser un potencial riesgo para los recursos hidrobiológicos. El estudio identificó un aumento global del número de pescadores, embarcaciones y capacidad de bodega (espacio del barco donde se almacena las especies capturadas) como la principal causa de esta situación. Para el año 2012, las autoridades contabilizaron más de 9 mil embarcaciones artesanales informales de un total de 16 mil; es decir, cerca del 62%.

 

ADVERTENCIA. Desde hace diez años,  los expertos han advertido sobre el incremento del esfuerzo pesquero en el mar peruano. / Mayra Villavicencio.

 

A raíz de ese incremento, en noviembre del 2006 el Estado prohibió por dos años la construcción de embarcaciones artesanales con capacidad de bodega mayor a los 10 mts3. Luego, durante el gobierno de Alan García, se amplió la suspensión dos veces y se aumentó la restricción a la construcción de naves con más de 5 mts3 de capacidad. Finalmente, en febrero de 2015, el entonces ministro de la Producción Piero Ghezzi prohibió de manera indefinida la construcción de nuevas embarcaciones para pesca artesanal de hasta 32,6 mts3. "La capacidad de bodega de las embarcaciones está restringida a causa del incremento del esfuerzo pesquero", explicó José Romero Glenny, jefe de la Dirección de Supervisión, Fiscalización y Sanción del Ministerio de la Producción (Produce).

 

 

El segundo problema es la tala y el transporte ilegal de madera. El 2016 las autoridades intervinieron un astillero en Lambayeque con 188 trozas de la especie faique de origen ilícito. Esta madera es utilizada para construir embarcaciones artesanales, a pesar de ser un producto forestal que se encuentra en la lista de especies en riesgo.

"El faique es una especie nativa de nuestros bosque y en Piura está bastante amenazada", afirmó Juan Otivo, responsable de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) del Serfor en esta región. Las autoridades han identificado que este producto forestal también es trasladado de manera ilegal desde Áncash y Cajamarca. También en Piura, Dicapi y Produce han identificado la presencia de astilleros ilegales en caletas como La Tortuga y Parachique.

 

TALA ILEGAL. Serfor fiscaliza el uso del faique, producto forestal en riesgo, para la construcción de embarcaciones de madera en los astilleros. / Ojo-Publico.com

 

EL NORTE ASTILLERO

El pasado 20 de julio, un grupo de quince policías junto a miembros del Serfor, Dicapi y Produce ingresaron a un inmueble de aproximadamente tres hectáreas en la caleta de Parachique, en Piura. En el lugar funcionaba el astillero D.E.R. Primos de Dioner Coronel Torres, donde las autoridades encontraron 11 embarcaciones en construcción, maquinaria y 29 unidades de madera aserrada de faique. 

Los trabajadores no pudieron sustentar el origen legal de la madera encontrada en el astillero. Esta falta no solo ocasiona el decomiso del producto forestal y una multa de hasta 5 mil UIT (más de S/ 20 millones), sino que incluso el representante del astillero Coronel Torres podría ser denunciado por presunto tráfico ilegal de madera, delito con una pena de hasta siete años de cárcel. Sin embargo, el día del operativo conjunto, las autoridades no lograron incautar las 29 unidades de faique por "carecer de medios logísticos", según consta en el acta policial a la que tuvo acceso Ojo-Publico.com.

“Lo difícil de estos operativos es la logística: tenemos que llevar camiones para trasladar la madera”, explicó Otivo. Herlinda Julca, también representante de Serfor en Piura, reconoció que solo tienen tres camionetas, de las cuales una se acaba de malograr. 

 

 

“Los operadores de astilleros ilegales están refugiándose por todos los lugares. Incluso están construyendo embarcaciones dentro de cocheras”, advirtió Manuel Purizaca, representante del gremio de pescadores de La Tortuga, en Piura. Ojo-Publico.com accedió a la documentación de cuatro operativos realizados en las caletas de La Tortuga y Parachique en junio y julio de este año. En todos estos casos el esquema es similar: astilleros sin licencia construyen embarcaciones artesanales, actualmente prohibidas por ley, con madera de origen ilegal.

“Cuando golpeamos un astillero los otros se pasan la voz y es difícil volver a golpear. En otros casos, contratan abogados que buscan dilatar los procesos”, asegura Julca. Pero no es la única dificultad: los alcances del marco normativo para combatir esta actividad ilegal son aún insuficientes. 

 

FISCALIZACIÓN. La Dicapi otorga la licencia de operación y supervisa a los astilleros a nivel nacional. / Mayra Villavicencio

 

En mayo de este año, la Dirección de Producción del Gobierno Regional de Piura –con apoyo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA)– envió recomendaciones al proyecto del Reglamento de Fiscalización y Sanción de las Actividades Pesqueras y Acuícolas (Rispac). La propuesta incluye, por ejemplo, que con una medida cautelar se pueda decomisar la embarcación. Ahora, el reglamento solo permite la paralización de la construcción de la nave.

El Rispac considera 1 UIT como sanción para la construcción ilegal de embarcaciones pesqueras artesanales. Y desde el 2011, Produce ha hecho efectiva la imposición solo de cuatro multas relacionadas a esta infracción. "Necesitamos una norma que establezca, con un marco presupuestal adecuado, la labor de cada una de las instituciones", explica Romero Glenny. La Dirección de Fiscalización de Produce a su cargo está trabajando en una norma con rango de ley para reforzar la supervisión de los astilleros. 

Las autoridades reconocen la necesidad de una ley de interdicción contra astilleros ilegales para que se pueda proceder como en el caso de la minería ilegal: destruyendo la maquinaria y los productos comerciales. "De lo contrario seguiremos con la misma situación de impunidad que atenta contra una pesquería sostenible y termina depredando nuestro mar. Las normas actuales no son drásticas ni disuasivas y tampoco evitan que se sigan construyendo embarcaciones ilegales”, explicó Karina Zarbe, abogada de la SPDA en Piura. 

"Un ejemplo de lo ineficaz de la norma vigente es que en junio se realizó un operativo contra astilleros ilegales en la caleta La Tortuga y, dos meses después, en la zona se puede observar que continúan construyendo embarcaciones, incluso en las calles y patios de las viviendas", advierte Zarbe. 

"(La nueva norma) no incluye la destrucción, pero sí la inmovilización de la nave; consiste también en desarmarla", precisa Romero sobre las embarcaciones ilegales que encuentren en estos lugares de construcción. El representante de la Dirección de Fiscalización de Produce espera que la norma sea aprobada a inicios de septiembre. Sin embargo, la decisión final queda en manos del Congreso. 

#CirculoPesquero es una serie periodística de Ojo-Publico.com que busca analizar uno de los sectores económicos menos transparentes y más complejos en Perú. DirecciónÓscar CastillaCoordinación general: Nelly Luna AmancioEquipo de investigación y datos: Ernesto Cabral, Nelly Luna Amancio, Elizabeth Salazar, Alonso Balbuena. Colaboradores: Gianfranco Huamán y Myriam Escalante. 

Lea más de la serie en:

blog comments powered by Disqus