Opinión

El Colegio de Historiadores no va

06 Ago 2017
El destacado historiador José Carlos de la Puente es uno de los más firmes opositores al proyecto de ley que crearía el Colegio de Historiadores del Perú. La medida ha generado el rechazo de importantes investigadores e instituciones académicas porque no fue consultado de manera abierta y podría convertirse en un mecanismo de censura. Por si eso fuera poco, en esta columna De la Puente precisa detalles alarmantes sobre el probable origen de la iniciativa que ha sido presentada por el congresista Justiniano Apaza.

El 21 de abril de 2017, Justiniano Apaza Ordóñez, parlamentario del Frente Amplio, presentó formalmente el proyecto de ley nº 1275 en el Congreso de la República, el mismo que establece la creación de un Colegio Profesional de Historiadores del Perú. Como afirma el vocero oficial del Frente Pro Colegio Profesional de Historiadores del Perú (FPPHP) en una columna reciente en el diario Exitosa (3 de agosto de 2017), el proyecto de ley le fue presentado a Apaza (y a otros congresistas) por los representantes del FPPHP, principal promotor de esta iniciativa desde su creación en 2010. La gestación de este proyecto, así como las posturas homofóbicas, xenófobas y abiertamente racistas de sus principales impulsores, sugieren un escenario muy preocupante que Apaza y sus asesores harían bien en esclarecer.

En el oficio n. 576 – 2016-2017-JAO-CR, cursado por el congresista Apaza a la presidenta del Congreso el 8 de febrero, el parlamentario por Arequipa dio cuenta detallada de sus labores de representación congresal durante los meses de septiembre y octubre de 2016. En la página 8 del oficio, Apaza detalla la atención que brindó a distintos ciudadanos en su despacho congresal de Arequipa el 4 de noviembre de 2016, cinco meses antes de presentar oficialmente el proyecto de ley. Una de las personas con quien el congresista Apaza conversó fue “Miguel Ángel Cevallos” [sic: Zeballos]. Zeballos le solicitó “la elaboración de un proyecto de Ley referido a la creación de[l] Colegio de Historiadores del Perú”, como señala el oficio en cuestión. Esta vinculación entre el congresista Apaza y el FPPHP tiene un contexto que la opinión pública debe conocer.

PATROCINIO. El congresista Justiniano Apaza, del Frente Amplio, presentó el proyecto que crea el Colegio de Historiadores. Meses antes recibió a un grupo de promotores con polémicos planteamientos. / Andina

 

Una revisión del blog oficial y de las cuentas de Facebook y Twitter del Frente desde abril de 2015 revela las simpatías que quienes se expresan mediante este colectivo profesan hacía una serie de posturas que, a riesgo de quedarnos cortos, llamaremos de “extrema derecha” (un análisis de mensajes anteriores a esa fecha se puede encontrar aquí).  Las cuentas celebran, de cuando en vez, algunas de las declaraciones del propio “MAZL” (Miguel Ángel Zeballos Lozano, asesor legal y vocero oficial del Frente), entrecomillándolas, aunque no se pueda determinar si es él quien realmente escribe las entradas. MAZL fue, como se dijo, quien se reunió con el parlamentario Apaza en noviembre de 2016.

Este historiador arequipeño sin obra conocida nunca ha ocultado sus simpatías de ultraderecha. Un tuit de 14 de febrero de 2017 nos informa, por ejemplo, de que no sólo MAZL mostró abiertamente su admiración por “Adolfo Hitler y Evan Braun” en la Universidad de San Agustín de Arequipa en 1999, sino que “lo volvería a hacer” hoy.  No en vano, MAZL dedicó una serie de vídeos musicales a “esa Evan Braun que todo nacionalsocialista busca y tiene” (20 de noviembre de 2010). El 9 de enero de 2016, la página del FFPH afirmó que el libro Mi Lucha (Mein Kampf) de Hitler era uno de los más vendidos del mundo, agregando que “mucho de lo que ahí se dice sigue vigente”.

FILIACIONES. Las redes del FPPHP atribuyen a Zeballos afirmaciones extremistas y peligrosas simpatías.

 

Otra entrada, esta vez de 28 de julio de 2015, envía saludos, de parte de MAZL, a Alejandro Biondini, cuyo partido de ultraderecha, vinculado a grupos neonazis, fue prohibido en Argentina en 2009. Según el FPPHP, MAZL lo tilda de “uno de los nacionalistas más cultos” de ese país, afirma haber contribuido a su página y desea que, durante una eventual visita al país del sur, pueda entrevistarse con él y abrazarlo “como camaradas y hermanos latinoamericanos”. Otros mensajes saludan a la “extrema derecha alemana” por su “compromiso” y difunden noticias acerca del ascenso de otros grupos y partidos neonazis y de ultraderecha alrededor del mundo. Un mensaje de 20 de octubre de 2015, en concreto, atribuye a MAZL la siguiente amenaza velada: “La extrema derecha a nivel mundial repelerá cualquier atentado contra la integridad física a algún integrante o simpatizante de dicha ideología”.

Consecuentes con sus simpatías de ultra derecha, los del FPPHP comparten un post ajeno que insta a “todo católico” a no votar por Veronika Mendoza, pues la candidata, como otras “ratas comunistas”, “está a favor [del] aborto; apoya el uso ‘recreativo’ de la marihuana; apoya el ‘matrimonio’ gay; [y] pretende quitar el apoyo económico a la Iglesia Católica” (4 de abril de 2016).

Sin embargo, otros candidatos presidenciales de ese entonces, cuyas posturas difícilmente podrían identificarse como “de izquierda”, no salen mejor parados. Un tuit de 31 de diciembre de 2015 califica a los miembros del “partido fujimorista” de “comechados y centralistas”, instando a los arequipeños a negarles su voto. Un mensaje de 3 de noviembre de ese año comparte un post ajeno en que supuestamente la Organización Mundial de la Salud confirma que ser fujimorista “genera daño cerebral”.

TUITS. La organización que promueve el colegio suele expresar posturas con sentido discriminatorio.

 

Queremos creer que el congresista Apaza ignora la agenda específica del FPPHP para Arequipa y el Perú, la misma que se hace patente en un sinfín de mensajes provenientes de sus cuentas virtuales y cuyas capturas de pantalla conservo. Dicha agenda gira en torno a tres pilares: la homofobia, la xenofobia y el racismo.

Sobre el primer punto, quizá el congresista Apaza no sepa que los representantes del FPPHP declaran que “las minorías homosexuales no nos pueden imponer nada que no sea consensuado con las mayorías en Arequipa”, agregando que, por su parte, el FPPHP les dice “‘no’ a sus reivindicaciones que van contra los principios arequipenses” (30 de agosto de 2015). Un mensaje posterior afirma que los del FPPHP “jamás apoyaremos una candidatura que promueva cualquier tipo de apoyo al homosexualismo” (22 de septiembre de 2005). Un tercer mensaje declara que los del FPPHP “luchamos contra el homosexualismo en todas sus caras”. Para el FPPHP, la homosexualidad debería ser “combatida” por los municipios de la Región Arequipa, así como sancionada “penal y pecunariamente [sic]”. Un mensaje de marzo de 2016 afirma que los del FPPHP “rechazamos cualquier apoyo al matrimonio gay y aborto”.

DESACUERDO. José Carlos de la Puente se pronunció en contra del proyecto de ley en una reciente columna en El Comercio. Ahora precisa sus cuestionamientos con detalles preocupantes.

 

En cuanto a la xenofobia del FPPHP, el grupo hace un llamado, en un tuit de 7 de enero de 2015, a “combatir” al Islam “de todas formas”, compartiendo además, el 22 de agosto, la noticia de que Donald Trump promete construir “un muro contra la inmigración”, así como la noticia del intento fallido de Trump de prohibir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos (8 de diciembre de 2015).

De forma similar, el FPPHP hace numerosos llamados a que los arequipeños restrinjan la inmigración de extranjeros, pues la misma, como la “homosexualidad”, “distorsiona” la identidad arequipeña (6 de septiembre de 2015). En un mensaje de 5 de enero de 2017, MAZL afirma que “todos los inmigrantes extranjeros ilegales” en Arequipa serán “perseguidos” pues, según “la extrema derecha del Estado Peruano”, cualquier acto “contra Arequipa y los arequipeños” será castigado “contundentemente”.

Pero el FPPHP entiende por “extranjeros” a los ciudadanos de otro país, propiamente, y también a los “peruanos” que no son arequipeños de nacimiento. Arequipa, según mensaje de 12 de agosto de 2015, “debe ser libre del Estado peruano con o sin revolución”. Mensajes similares llaman a declarar la independencia de Arequipa. Un mensaje de 18 de junio de 2016 insta a los arequipeños a no aceptar “la jurisdicción de algún juez del Estado peruano”. Otro, esta vez de 18 de julio de 2015, proclama que el FPPHP se opone a las “invasiones”, proponiendo la “expulsión” de los “inmigrantes peruanos de Arequipa”. Un mensaje de 12 de agosto de 2015 atribuye la siguiente frase a MAZL: “Mientras exista peruanos que pisoteen a Arequipa no dejaré de buscar la independencia de mi tierra”. El FPPHP identifica a MAZL como un “defensor de la arequepenidad [sic]” (12 de abril de 2016).

GESTIONES. Los contactos del FPPHP con parlamentarios son insistentes. En este documento de 2012, Miguel Ángel Zeballos ejerce la representación de esa organización.

 

La arequipeñidad que promueven MAZL y el Colegio es de un tipo específico: nativista, heterosexual y blanca. En un mensaje de 11 de julio de 2015, el FPPHP afirma que los arequipeños “siempre hemos sido fieles” a los “reyes españoles”, criticando al gobierno de turno por no haber hecho nada “por promover el origen europeo de muchos ciudadanos”, sino más bien haber ido “contra los intereses españoles y a los que descendemos de europeos”. Así, para los del FPPHP, buscar la independencia de Arequipa “es una cuestión de raza y casta”. Un mensaje, escrito en el contexto de las protestas antimineras que asolaron el país hace unos años, felicita a los “ciudadanos arequipeños” por “recuperar” el Centro Histórico de las “hordas aborígenes” que “invadieron” Arequipa (16 de mayo de 2015). Un mensaje del día anterior, 15 de mayo de 2015, había afirmado ya que “los auténticos arequipeños” jamás tendrían miedo “a las hordas indígenas del Estado peruano”. El 4 de julio, el FPPHP incita a los arequipeños a tomar las armas contra los “peruanos en Arequipa” que amenazan con causar “desórdenes” en la plaza mayor.

Desde su creación, mucho antes de que Justiniano Apaza entrase en escena, el FPPHP se ha abrogado la autoría del proyecto de ley, definiendo su misión principal como “defender nuestro proyecto el cual crea nuestra orden profesional” (énfasis nuestro). Sólo tres días antes de la reunión entre Apaza y Zeballos, la cuenta oficial del FPPHP declaró sin ambages que “El FPPHP tiene todos los derechos sobre el proyecto de ley de Creación del Colegio Profesional de Historiadores, cualquier copia o apropiación ilícita se ajusta a los principios legales del Estado peruano” (énfasis nuestro).

¿Éste fue el proyecto que recibió Apaza y luego presentó al Congreso? El parlamentario tendría que aclararlo, aunque dos tuits de la cuenta oficial del FPPHP, ambos de 1º de abril de 2017, parecen confirmar que el texto final que Apaza presentó a fines de ese mes, quizá con algunas revisiones, provino del FPPHP. Ese mismo día, el Frente anunció en Twitter que iniciaría una ronda de conversaciones con diversos grupos parlamentarios para presentar su proyecto. Sus miembros se jactaron de haberlo terminado y aprobado internamente.

AUTORÍA. El frente reclama la originalidad del proyecto, asunto que el congresista Apaza haría bien en aclarar. 

 

El congresista Apaza ha defendido el proyecto de ley como suyo, expresando su apoyo en su cuenta pública de Facebook y ha anunciado sus supuestas virtudes, sobre todo durante la “Audiencia Pública” que ofreció en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa el 3 de julio.  Sin embargo, los absurdos que esta norma plantea, así como los peligros que encarna para la actividad histórica en el país, han sido desmenuzados y criticados hasta la saciedad por diversos académicos, algunos de los cuales han tachado este proyecto como mero populismo. La Academia Nacional de la Historia, la Asociación de Historiadores e Historiadoras de la Región Sur-Arequipa (la misma que apartó a Zeballos en 2010), la Escuela de Historia de la Universidad Nacional de Trujillo y la Asamblea de Estudiantes de Historia de la Pontificia Universidad Católica del Perú, entre otros, también ha mostrado su rechazo. Cerca de 200 personas, entre alumnos, egresados, docentes y autoridades de algunas de las escuelas en donde se enseña la carrera, han firmado un pronunciamiento en contra. El mismo sigue recabando adhesiones.

Este peligroso proyecto se encuentra actualmente en la Comisión de Educación, Juventud y Deporte y recibió el apoyo de varios compañeros de bancada: Marco Arana, Edilberto López, María Elena Foronda, Zacarías Lapa, Wilbert Rozas, Edyson Morales, Hernando Cevallos y Manuel Dammert, quien retiró su firma tiempo después de presentado el proyecto. Resulta desconcertante, por decir lo menos, que, a partir de la presentación del proyecto de ley nº 1275/2016-CR, el congresista Justiniano Apaza y el Frente Amplio deseen vincularse al Frente Pro Colegio Profesional de Historiadores del Perú y a las muchas fobias de sus integrantes.

Bien harían, pues, en retirar inmediatamente este proyecto de ley sin pies ni cabeza.

 

______

SOBRE EL AUTOR. José Carlos de la Puente es Profesor Asociado en el Departamento de Historia de la Universidad del Estado de Texas. Es autor del libro "Los curacas hechiceros de Jauja" (PUCP, 2007) y coautor de "El último secreto de Machu Picchu" (El Comercio, 2011), entre otras publicaciones.
Foto inicial: Andina / Capturas: blog y redes del FPPHP.

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.