Miembro de Comisión de Transferencia de PPK involucrado en investigación anticorrupción de la Sunat


Por Óscar Castilla C.
Jueves, 14 Jul 2016

Ojo-Publico.com revela la historia secreta de la investigación contra el abogado José Verona, involucrado en actos irregulares entre el 2014 y 2015. Oficina anticorrupción detectó que el asesor tributario se jactaba de sus contactos en la institución, tomaba los nombres de algunos funcionarios para realizar trámites e incluso los contactaba por redes sociales para obtener información reservada y fallos favorables. Durante las pesquisas se detectó un presunto incremento patrimonial en su caso.



La Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat) involucró al abogado José Verona Baluarte (39), fundador de un grupo de empresas dedicadas a la asesoría en temas tributarios y miembro de la comisión de transferencia del Ministerio de Economía y Finanzas del presidente electo Pedro Pablo Kuczynski, en una investigación interna anticorrupción realizada en secreto para descubrir contactos y manejos irregulares en las principales superintendencias adjuntas, intendencias y gerencias de la institución. 

Ojo-Publico.com -luego de acceder al informe anticorrupción- conoció que el abogado Verona, quien fuera asistente administrativo de la Sunat en el 2002 y luego el 2004, está en la mira de dicha entidad desde el año pasado por la red de contactos que buscó tejer en los últimos años para obtener información de uno de sus cuatro órganos estratégicos: la Superintendencia Nacional Adjunta Operativa, encargada de los procesos de recaudación de impuestos, devolución de tributos, designación de los ejecutores coactivos a nivel nacional, fiscalización de contribuyentes y precios de transferencia en paraísos fiscales.

 

INFORME. La oficina anticorrupción de la Sunat fue creada en el 2013 y desde entonces se encarga de evaluar cualquier acto irregular en la institución.

 

Esta superintendencia tiene bajo su dirección a la Intendencia de Principales Contribuyentes, la Intendencia Nacional de Insumos Químicos y Bienes Fiscalizados y la Intendencia Lima, entre otras de la alta dirección. Verona también contactó a funcionarios de la Superintendencia Nacional Adjunta de Desarrollo Estratégico, dedicada a investigar y combatir los ilícitos tributarios y encargada de la Gerencia de Cumplimiento de Grandes Empresas y Grupos Económicos.

Según el informe, el objetivo del abogado era obtener de forma irregular resoluciones favorables en casos de devolución de dinero por los conceptos de pago de impuestos, fraccionamiento de deuda, levantamiento de medidas de embargo y también por procesos de fiscalización y cobranza tributaria.

El abogado José Verona integra actualmente la Comisión de Transferencia del Ministerio de Economía y Finanzas.

La indagación reveló que el abogado Verona se jactaba que sus contactos en la institución podían “ayudarlo en algunos trámites”, utilizaba los nombres de algunos de ellos ante otros empleados de dicha entidad e incluso contactaba a funcionarios de áreas claves -por teléfono fijo o celular, vía servicios de mensajería de texto por internet y en reuniones realizadas dentro y fuera del órgano tributario- con la finalidad de obtener información de procesos reservados. El reporte indica que el abogado se ufanaba de que en algún momento volvería a la Sunat, pero en calidad de superintendente nacional.

 

EL ASESOR. La Sunat tomó la declaración de 85 funcionarios de la Sunat, varios de ellos hablaron de las presiones del abogado José Verona entre el 2014 y 2015.

 

LOS TESTIMONIOS

El reporte destaca las declaraciones de los funcionarios llamados a declarar: “El colaborador [de la Sunat me dijo] que es presionado por el señor José Verona con llamadas telefónicas”, “No sé cómo obtuvo mi número pero empezó a llamarme”, “Por Facebook me invitaba. Verona es bien agresivo, involucraba directamente a [otros] funcionarios”, “Sí, me ha llamado a mi anexo, él directamente, no sé cuántas llamadas perdidas tengo”, “A Verona lo conocí acá cuando llegué a la Intendencia, no sé cómo tuvo mi número pero empezó a llamarme (…) Es una persona que suele llamar bastante”, “Me remitía mensajes por WhatsApp”, “Me llamaba siempre quejándose por el tiempo de demora en unos casos de fiscalización”.

Los funcionarios de la Sunat también declararon que: [Los contribuyentes] solicitaron devolución de impuestos y a través de una llamada, Verona me indicó que acelere su fiscalización… Su forma de trabajar era que el estudio [de Verona] pedía al contribuyente que no brinde mayor información y solo él como asesor la otorgaba”, “Un cliente suyo tenía una deuda inmensa, estábamos embargando a un tercero y había de por medio un tema aduanero de mercancía retenida, no recuerdo cómo él llegó a mi” , “Asumía que su insistencia era por la atención de solicitud de devolución, como por la medida cautelar previa que después se le trabó [a su cliente]”.

 

INTERESES. El integrante de la comisión de transferencia se ufanaba de "conocer colaboradores dentro de la institución que podrían "ayudarlo en algunos trámites". / Ojo-Publico.com

 

La investigación de la oficina anticorrupción de la Sunat, que recogió información de los años 2014 y 2015, provocó un terremoto en la institución ya que fueron llamados a declarar 85 funcionarios, algunos de los cuales revelaron la gran presión e insistencia del abogado Verona por acceder a información y fallos favorables del ente tributario. No se realizaba una indagación de semejante magnitud desde la caída del régimen fujimorista, cuando un alto exfuncionario de la institución, el abogado Mauricio Muñoz Najar, fue sindicado como el operador de Vladimiro Montesinos.

Ojo-Publico.com conoció la identidad de algunos de los funcionarios de la Sunat que declararon y de los que fueron involucrados en la investigación, pero se mantendrán en reserva debido a que las conclusiones del contundente reporte están en proceso de ejecución. El caso podría acabar en el Ministerio Público.

 

PATRIMONIO Y FILTRACIÓN DE DOCUMENTOS

El informe de la Sunat también detectó que Verona -quien ocupó el cargo de viceministro del Interior del gobierno aprista durante pocos meses- fue fiscalizado por presunto incremento patrimonial entre el 2014 y el 2015, debido al origen y destino de los fondos vinculados a su labor profesional y a las siete empresas de su propiedad.

En Registros Públicos confirmamos que el abogado es socio y fundador de Gerencia de Auditoría, Gerencia de Contabilidad, Grupo Verona Capacitación, Gerencia Legal, Gerencia Tributaria, VGN Advisors y Grupo Verona, todas ubicadas en dos inmuebles colindantes de Surquillo comprados por más de medio millón de dólares en diferentes momentos del 2010 y del 2014. Además, es dueño de otro inmueble adquirido por US$150 mil en San Miguel en el 2014.

 

COMISIÓN. El equipo de transferencia del Ministerio de Economía y Finanzas -en donde aparece José Verona- es el segundo más grande después de la comisión de la Presidencia del Consejo de Ministros. / Ojo-Publico.com

 

El documento también confirma el contenido de la denuncia que originó la investigación interna: “El señor Verona, supuesto asesor tributario, vende los servicios de la Sunat como si fueran productos de su empresa, siendo el negocio principal ofrecer a empresas asesoramiento para solicitar y obtener devoluciones [por pago de impuestos] con éxito, en un tiempo corto y a buen precio”.

El órgano anticorrupción además descubrió que Verona accedía a documentos oficiales de la Sunat y luego los difundía en su cuenta personal de la red social Facebook. El 12 de junio del 2015, el abogado publicó la resolución 150-2015/Sunat, a través del cual la entonces jefa de la Sunat Tania Quispe, nombró a altos funcionarios de esta institución. El documento recién se hizo publico dos días después.

Los declarantes en la investigación indican que el abogado Verona se ufana de que volverá a la Sunat, pero como jefe de la institución.

El viernes último, Ojo-Publico.com reveló los Panama Papers de uno de los operadores de la pesca ilegal en Chimbote: el trujillano Fernando Barreto, quien tras ser investigado por la Sunat creó dos offshore en las Islas Vírgenes Británicas. En el reportaje se menciona que tres excontadores de la empresa de Verona atendieron los casos de Barreto y de algunas compañías de fachada vinculadas a su entorno. Los voceros del abogado y él mismo negaron que aquel personaje fuera su cliente, pero reconocieron que tuvieron conversaciones con el empresario aunque sin aceptar ver su caso.

La oficina anticorrupción detectó en la indagación que los actos irregulares ocurrieron mientras Verona se comunicaba con funcionarios de la Sunat en calidad de representante y asesor externo de empresas con temas tributarios pendientes, como: Castrovirreyna Compañía Minera y Consorcio Minero-Cormín (minería), Anypsa (industrial), Edo Sushi Bar (alimentos), Corporación de Empresas Publicitarias Unidas-Corpusac (publicidad), Iasacorp Perú (retail y artículos de belleza), Genyrm (transporte de carga) Productos Mixtos Promix Perú (telecomunicaciones), Elka Retail del Perú (administradoras de las tiendas iStore en donde se venden los productos de marca Apple), Dracotex y VillaTex (textil), entre otras menos conocidas.

 

APRISMO. El abogado José Verona (extremo izquierdo) fue viceministro en la gestión de Octavio Salazar como ministro del Interior del gobierno de Alan García (hoy es congresista reelecto de Fuerza Popular). Solo duró unos meses en el cargo. /Andina. 

 

Los empleados de la Sunat que declararon durante las pesquisas dijeron que Verona era bastante insistente al dejarles mensajes en los celulares y también por los servicios de mensajería WhatsApp y Facebook sobre los temas antes citados. También se menciona que sus empresas tienen los correos institucionales de funcionarios de diferente rango a “los que suele enviarles mensajes de actualización académica, cursos, diplomados, eventos u otros a fin de que puedan participar en calidad de asistentes o de expositores”.

El documento del caso indica que se hizo un cruce de los teléfonos vinculados al asesor tributario con los celulares y los anexos de los empleados de toda la Sunat para detectar estas irregularidades. Con esta información, se elaboró una base de datos a “fin de identificar los nombres y las unidades de los colaboradores de la Sunat contactados por Verona”. Después de ello, la institución difundió en su red interna de internet un comunicado de la oficina anticorrupción en donde recordaba las sanciones por incurrir en irregularidades como las detectadas en esta investigación contra Verona.

Ojo-Publico.com llamó al celular de Verona, pero estaba apagado. Entonces nos comunicamos con el vocero de prensa de su compañía. Este nos dijo de manera tajante que el abogado no iba a dar ninguna declaración porque la Comisión de Transferencia del Ministerio de Economía y Finanzas, que preside el futuro titular del sector, Alfredo Thorne, se lo había prohibido. Ante la insistencia sugirió que habláramos con uno de sus socios, a lo que nos negamos ya que el informe de la Sunat es sobre el accionar del abogado. “No eres un periodista cordial, ensucias honras -dijo el vocero-, él [Verona] no hablará hasta después del 28 de julio”. Luego cortó la llamada.

Con la colaboración de Luis Yáñez.

blog comments powered by Disqus