Actualidad

La dura batalla de un médico contra Oncosalud

04 Feb 2016
Hoy es el Día Mundial contra el Cáncer. A pesar de que esta enfermedad es una de las principales causas de muerte en el Perú, apenas aparece en los planes de gobierno de los candidatos a la presidencia. Ninguno es claro sobre el acceso a medicamentos y la cobertura de los seguros. Mientras tanto, los pacientes siguen tan expuestos como el médico Fernando Román, quien hace más de un año denunció a Oncosalud por cláusulas engañosas que en su momento no le permitieron atender con dignidad el cáncer terminal de su esposa. Hasta ahora espera que la empresa modifique su lenguaje para evitar que otros sufran lo que le sucedió.

Una mañana de diciembre del 2013, el médico Fernando Román de D’Alessio se enfrentó a un diagnóstico que por primera vez quebró su serenidad en más de tres décadas de ejercicio. Los análisis de laboratorio y resultados del examen de resonancia magnética de su esposa, María Malca Espinoza, revelaron que un agresivo cáncer al cerebro estaba consumiendo su vida. En ese difícil momento, el doctor Román recordó que desde hacía cinco años pagaba un seguro a una de las más grandes compañías de tratamiento contra el cáncer en el Perú: Oncosalud. Sin embargo, pronto comprobó que el programa oncológico vendido por esta empresa no garantizaba una terapia integral a su cónyuge.

“Las exclusiones de cobertura estaban escondidas en cláusulas engañosas que hasta hoy se mantienen. Oncosalud se aprovecha del desconocimiento de los usuarios”, dijo Fernando Román en una entrevista con Ojo-Publico.com.

María Malca padecía de Glioblastoma Multiforme Grado IV, un tipo de cáncer al cerebro que carece de cura. Los médicos de Oncosalud le detectaron dos tumores, uno en la glándula pinial y otro en el cerebelo, los cuales destruyeron la sustancia blanca que permite la memoria, el desarrollo cognitivo y el intelecto. Ella era una paciente terminal y su tipo de seguro denominado Oncoplus no cubría toda la medicación, alimentación y cuidados requeridos en esta etapa de su enfermedad pese a que se promocionaba como de atención ilimitada, integral y con tecnología de punta.

CUESTIONADA. Oncosalud es la más grande compañía de cobertura de terapias contra el cáncer en el Perú./Midchel Meza.

Con el caso de su esposa, el médico Román D’Alessio detectó que Oncosalud -al que están afiliadas 780 mil personas en el país- no brinda una cobertura de medicamentos completa, ya que tuvo que importar de Chile las veinte ampollas de Temozolamida para completar la quimioterapia que ella necesitaba.La empresa ofreció dárselas en pastillas pese a que no podía deglutir y solo recibía alimentos por una sonda.  

La familia Román comprobó además que la empresa, de propiedad del Grupo Salud del Perú, tampoco garantiza una alimentación farmacológica destinada a fortalecer las defensas de los pacientes terminales y un servicio de enfermería permanente. Oncosalud restringe también las sesiones de fisioterapia, pese al alto riesgo de que el paciente desarrolle escaras (especie de ulceras) por la postración continua. Este último servicio solo es ofrecido a afiliados con diagnóstico de cáncer de mama y pulmón.

El doctor Fernando Román y su familia gastaron 108 mil soles en los servicios que Oncosalud rechazó cubrirle a María Malca. Solo gracias a los cuidados de su esposo y sus hijos ella pudo enfrentar una dura batalla contra el cáncer durante diez meses.

El 29 de marzo último falleció en la tranquilidad de su hogar.

AFILIADA. María Malca, esposa del médico Fernando Román, tenía una póliza ilimitada con Oncosalud, pero varias terapias no fueron cubiertas. /Archivo Familiar.

LA INACCIÓN DE SUSALUD

Dos meses antes de que su esposa muriera, el médico Fernando Román reportó su caso a la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) para que abriera una investigación a Oncosalud, la empresa que encabeza un ranking de las 32 empresas de servicios de salud más multadas en el Perú por el  Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) en los últimos cinco años.

Sin embargo, Oncosalud buscó zanjar el caso mediante una conciliación extrajudicial con el doctor Román, en la que se comprometió a reembolsarle los gastos realizados y a “revisar las condiciones y estipulaciones de sus programas de protección oncológica”, como quedó registrado en un documento que ambas partes firmaron el 13 de febrero pasado.

Tras esta medida, la Intendencia de Supervisión de Instituciones Administradoras de Fondos de Aseguramiento en Salud (ISIAFAS) de Susalud le dio un plazo de tres meses a Oncosalud para que implementara las correcciones y mejoras en sus programas de cobertura y terapia contra el cáncer. "Sin embargo, más de ocho meses después, nada cambió en beneficio de los usuarios", contó Fernando Román. Oncosalud le reembolsó los 108 mil soles gastados, pero no modificó las cláusulas de su programa Oncoplus.

ENTREVISTA. El médico Fernando Román denuncia que Susalud no supervisa en forma adecuada los términos de las pólizas de Oncosalud.

En junio pasado, la compañía del Grupo Salud del Perú envió un informe a Susalud en el que concluye que sus programas de protección oncológica carecen de cláusulas abusivas. Con esa respuesta, el intendente de Protección de Derechos de Salud de Susalud, Luis Alberto Trujillo Pomiano, dio por concluida la intervención del organismo que está obligado a velar por los derechos de los pacientes. Pero el doctor Román no se rindió. Su formación profesional le ha permitido detectar que el lenguaje de los programas de cobertura de terapias contra el cáncer de Oncosalud sigue siendo engañoso. 

MULTADA. Oncosalud encabeza el ránking de las 32 empresas de salud multadas por el Indecopi por malas prácticas de atención a sus usuarios.

"La empresa sostiene, por ejemplo, que el horario del servicio de enfermería solo lo determina el médico tratante. No garantiza la cobertura de 24 horas para casos de pacientes terminales. Tampoco precisa el tipo de alimentación que ofrecerá al afiliado dependiendo de su estado y efectos de su enfermedad ni es clara en la cobertura de medicamentos", explicó a ojo-publico.com.

En noviembre pasado, solicitamos una entrevista al gerente de Oncosalud, Juan Carlos Rodríguez Jaillier, pero la empresa respondió con un comunicado en el que aseguró que cumplió con el acuerdo extrajudicial firmado con el doctor Román. Sin embargo, nunca contestó sobre los términos engañosos o vacíos en sus contratos oncológicos denunciados por el médico. Oncosalud argumentó que la Ley de Protección de Datos Personales le impide dar mayor información sobre este caso.

Luego de que Ojo-Publico.com solicitara a Susalud un reporte sobre sus últimas acciones en este caso, el organismo estatal envió también un comunicado en el que informa que "se encuentra en pleno proceso de revisión anual de los contratos suscritos con las instituciones administradoras de fondos de aseguramiento para identificar posibles cláusulas abusivas, lo que incluye los contratos que tiene Oncosalud”.

El caso no está cerrado.

_____________

Vea también: Las deudas pendientes de Oncosalud y las principales clínicas del Perú

_____________

Foto de portada y video: Jocelyn Herrera León.

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.